A darse con Furia, que los hijos de Cilia les apoyan

Un grupo de jóvenes, amigos de Yoswal y Yosser Gavidia Flores, dos de los hijos de la Primera Dama o ‘Combatiente’, son quienes están detrás de la nueva marca que desde hace poco promueve los deportes extremos y el turismo de aventura. El lanzamiento de Furia Energy, su propia bebida energética traída desde Turquía, ha sido el gancho para conquistar un campo virgen donde incluso alimentan aspiraciones ciertas de influir en la conformación de federaciones deportivas.

14 agosto 2022

A los amigos de Yoswal y Yosser Gavidia Flores, hijos de Cilia Flores, Primera Dama del país y, por lo tanto, hijastros de Nicolás Maduro, los acompaña una buena estrella en los negocios que emprenden. 

Mario Enrique Bonilla Vallera fue el primero que lo demostró. Socio y directivo de 25 empresas en cinco países antes de cumplir los 30 años de edad, lideró el proceso de conquista de la avenida Laguna de Tacarigua de Cumbres de Curumo, urbanización de clase media en el sureste de Caracas, emprendido por los hermanos Gavidia Flores para comprar todas las casas de ese callejón, como reveló Armando.info en 2019. Siete de las 14 quintas de esa calle ciega fueron adquiridas por la Constructora M y R, una de las empresas que Bonilla detenta junto a su socio, siempre consecuente, Raúl Eduardo Saavedra Leterni, registrada por ambos cuando apenas tenían 24 años. 

Bonilla y Saavedra son viejos amigos de Yoswal Alexander Gavidia Flores, el hijo más pequeño de Cilia Flores; todos de la generación de 1990. Y también de Yosser Daniel Gavidia Flores (1988), su hermano. La de ellos es una amistad tejida desde la infancia en El Paraíso, urbanización tradicional caraqueña en el centro-oeste de la ciudad, donde los Gavidia Flores cultivaron no solo esa sino otras amistades de barrio, que aún perduran… Y prosperan.

Ahora alientan los éxitos de una pasión que los une a otros amigos y que estos acaban de convertir en un negocio: el Furia Team. 

Las llamas de esta nueva marca de patrocinio de deportes extremos, deportistas y bebida energética, que vienen creciendo con vientos favorables desde finales de 2021, arden desde El Paraíso, lugar donde los hijos de la también llamada Primera Combatiente -como la jerga oficial del chavismo bautizó a Cilia Flores desde 2013- vivieron al menos hasta 2014, según fuentes consultadas para este reportaje que solicitaron el resguardo de su identidad. 

De tanto frecuentar el Hogar Canario Venezolano, club familiar asentado desde hace 52 años en El Paraíso, lugar de encuentro de la comunidad que migró desde las Islas Canarias hasta el Caribe venezolano, y de tanto compartir en sus instalaciones, creció el vínculo entre Yoswal y Yosser con estos otros amigos: los hermanos Yorwing Anthony y Jean Carlos Rodríguez Arteaga, junto a Francesco Antonio Vona Aschettino.

Ellos tres, además de Germán Enrique Foucault Ray y José Abigail Vallera Sosa, dejaron sus firmas estampadas en el acta constitutiva de la empresa Furia Store, la misma que meses después les permitió registrar otra compañía apéndice, Furia Energy Drink Pro. Son ellos, todos amigos cercanos y de confianza de los hijos de Cilia Flores, los creadores del Furia Team.

Marcados con fuego

La apuesta es ambiciosa desde sus publicaciones en Internet y redes sociales. En Instagram, por ejemplo, presentan el “universo furia” con cinco cuentas para seguir: Furia Team ─”promovemos el deporte y turismo en Venezuela”, destacan en su biografía, mientras listan en sus publicaciones las competencias y deportistas patrocinados por la marca─; Furia Club ─un centro de entrenamiento que en realidad es una extensa pista de tierra para practicar motocross y enduro, construida entre las montañas de los bosques de golf de La Lagunita, en el municipio El Hatillo de la Gran Caracas─; Vida Furia ­─una agencia de viajes que ofrece paquetes turísticos asociados a deportes extremos─; Furia Energy ─la bebida energética que ofrecen a su team de deportistas patrocinados, actualmente de venta en supermercados, panaderías y farmacias─ y Furia Store ─tienda de ropa, accesorios y equipos deportivos de motocross, enduro, ciclismo, skate y surf─.

Aunque esta última fue inaugurada el reciente 7 de julio en Chuao -barrio de clase media en el sureste de Caracas-, con una celebración a todo dar que reunió a influencers, modelos, deportistas, e incluyó regalos para los invitados (gift cards de 30 dólares para comprar en la tienda), y llamaradas de fuego en vivo para estar a tono con el logo y eslogan que los distingue, este proyecto llevaba poco más de año y medio gestándose. La persona jurídica que los respalda, Furia Store, C.A, quedó constituida en noviembre de 2020.

José Vallera, Yorwing Rodríguez, Jean Carlos Rodríguez, Germán Foucault y Francesco Vona fundaron la compañía con un capital de 2.000 millones de bolívares (2.000 dólares para la fecha), y acordaron designar como presidente y vicepresidente a José Vallera y Yorwing Rodríguez, respectivamente. Los demás asumieron cargos de directores. Cada uno obtuvo, en partes iguales, 20% de la compañía.

La pista para practicar motocross, enduro y trial es parte del llamado "Universo Furia", que incluye una agencia de viajes, la tienda de ropa y accesorios, la bebida energética y el patrocinio de atletas para que se sumen al "Furia Team".

Desde ese momento, en los documentos de la compañía quedó la constancia de que estos jóvenes querían invertir en un campo que no les era ajeno. Furia Store se iba a dedicar a la comercialización, importación y exportación de motocicletas ─en particular las de tipo cross, enduro y cuatrimotos o ATV─, así como de sus repuestos y accesorios; ofrecer servicios de mecánica general y ligera para motos Sherco, Yamaha, Suzuki, KTM, Honda, Kawasaki, Beta y otras similares; la compra, venta y consignación de motos nuevas y usadas, establecer plantas para el ensamblaje de motos nacionales e importadas, celebrar contratos comerciales y representaciones de firmas vinculados a la industria de las motos; ejecutar actividades deportivas que fomenten el deporte de motos, y hasta la conformación de federaciones deportivas relacionadas con este ramo, además de la promoción y patrocinio de eventos.

De hecho, varios de los socios practican su afición por el motocross, el enduro y las motos de alta cilindrada, además del paracaidismo. Gustos que comparten con los hijos de Cilia Flores, Yoswal, Yosser y también Walter Jacob, este, el mayor y más reservado de los tres, con bajo perfil público.

Los hijastros de Nicolás Maduro, por ejemplo, aparecen retratados junto a varios amigos tras unas prácticas de paracaidismo en el archipiélago de Los Roques. La imagen, que data de mayo de 2017, fue publicada en ese momento por Human Rights Foundation (HRF), que entonces denunciaba los lujos que aquellos se permitían al participar en un entrenamiento dirigido por atletas patrocinados por Red Bull, al mismo tiempo que miles de venezolanos eran reprimidos en las calles de Caracas y varias ciudades durante las protestas que pusieron en jaque al régimen de Maduro. Dos de sus acompañantes en ese evento eran los hermanos Yorwing y Jean Carlos Rodríguez Arteaga. Actualmente, la empresa que, según HRF, organizó la actividad hace cinco años, Skydive Caribbean, rotula el interior de sus aeronaves con etiquetas del Furia Team.

A finales de 2020 comenzó la promoción de la marca española de motocicletas Sherco en Instagram, con la buena nueva de que pronto llegaría a Venezuela. Así fue. En noviembre de 2021, el grupo de jóvenes abrió una tienda en Santa Paula, también en el este de Caracas, donde además de vender ropa, cascos, accesorios y motos de esa marca especializada en el trial y el enduro, tiene un espacio para hacerles mantenimiento y reparaciones a esos vehículos. 

En una entrevista grabada el día de la inauguración, presentaron a Yorwing Rodríguez Arteaga como presidente de la marca Sherco Venezuela. Parte del equipo Furia lo acompañó.

El vínculo entre ambas marcas y el grupo de amigos se evidencia también en una grabación de una de las clínicas deportivas dictadas en Caracas por el piloto danés, Peter Weiss, en noviembre de 2021, en una pista que parece ser la construida por ellos mismos en La Lagunita. En algunas tomas se dejan ver Yosser Gavidia, Raúl Saavedra y Francesco Vona, así como los hermanos Rodríguez Arteaga. Weiss llegó a ser uno de los pilotos de motocross más importantes de Dinamarca y es referencia actual en enduro, una modalidad del motociclismo que se practica en campos, al aire libre.

Como se ve, entrenan juntos, corren juntos y, ahora, hacen negocios juntos.

Si bien lo de las motos es una de las pasiones compartidas por el grupo de amigos, los planes para la empresa crecieron más allá de ese ámbito. 

Seis meses después de registrar Furia Store, en mayo de 2021, hicieron varios reacomodos en los papeles. Los hermanos Rodríguez Arteaga, Francesco Vona y José Vallera vendieron sus acciones y renunciaron a sus cargos en la junta directiva, con lo que solo quedó Germán Foucault como accionista mayoritario por una proporción abrumadora: 99%. Un nuevo socio entró al equipo: Juan Luis Peraza Gómez, de quien se sabe poco, apenas que trabajó en la Alcaldía de Chacao hasta 2010.

Adicionalmente, ampliaron el capital de la empresa, inyectándole 50 veces más de su valor original, a 100.000 millones de bolívares, pasando así de los 2.000 dólares iniciales a casi 32.000 dólares de capital, según el tipo de cambio paralelo del momento, a finales de mayo de 2021.

Las atribuciones de la compañía también engordaron. A todo lo relacionado con el motociclismo sumaron la comercialización, importación y exportación de cualquier equipo o instrumento deportivo “considerado dentro de los estándares internacionales como de extremos”, se lee en los documentos. Así fue como abrieron el abanico de negocios al ciclismo, a la importación y comercialización de bicicletas, en sus distintas modalidades, y a todo lo relacionado con rafting, rapel, parapente, paracaidismo, salto en bungee, surf, parkour, buceo, kitesurf, skateboarding, kayak, wingsuit, flying y cualquier otro deporte extremo, como bien detallan. También sumaron facultades para realizar eventos deportivos y culturales, imprimir revistas sobre deportes extremos, impartir formación deportiva, ofrecer el servicio de “sports management”, así como comprar y vender bebidas y alimentos para deportistas.

Buscan conquistar con Furia todo el campo virgen de los deportes extremos en Venezuela, algo que ya comenzaron a hacer apalancados en su propia marca de bebidas energéticas con taurina, Furia Energy, y con la progresiva firma de contratos de patrocinio entre Furia Store y talentos deportivos.

Armando.info envió el 9 de agosto una solicitud de información a los representantes de ambas empresas, a varios de sus correos electrónicos. No hubo respuestas.

Los amigos del barrio

Lleva más de diez años dedicado al crossfit, un tipo de entrenamiento deportivo intenso, de ejercicios variados, con muy pocos representantes en el país: es Germán Foucault, quien quedó como presidente de Furia Store. Ha participado en competencias nacionales e internacionales y logró certificarse como entrenador. Aunque no vive en El Paraíso, su gimnasio de crossfit sí queda allí, y justamente por la práctica de este deporte fue que conoció a Yoswal, el menor de los hermanos Gavidia Flores. Aún se consiguen en redes sociales algunas fotos de ambos en aquellos días de entrenamientos en el Dragon Barbell Club, el gimnasio de crossfit de Foucault.

Yoswal Gavidia y Germán Foucault en sus entrenamientos en el año 2014.

En agosto del año pasado, Foucault volvió a ser socio de Jean Carlos Rodríguez Arteaga, al menos en los papeles. Ambos registraron la compañía Furia Energy Drink Pro, la figura jurídica de la bebida Furia Energy, fabricada en Turquía pero creada en Venezuela, como se encargan de precisar en las latas, en sus dos presentaciones -con o sin azúcar-.

Furia Store es el accionista mayoritario de esta compañía, por lo que Foucault asumió también la presidencia de esta. La inversión para constituir la empresa requirió más fondos, 30.000 millones de bolívares, o el equivalente a 7.500 dólares según la tasa del dólar paralelo de entonces.  

El lanzamiento de Furia Energy se oficializó en diciembre de 2021, con un evento en uno de los sitios más trendy del último año en Caracas: Modo, ubicado en Chacao, en los espacios que durante años sirvieron de sede a la tradicional tienda por departamentos Don Regalón. Y con una propensión al regalo ha buscado hacerse conocer: la marca Furia comenzó a estar presente en eventos deportivos universitarios y de más alto nivel, en los que regala muestras de la bebida Furia Energy a los asistentes. Con los meses ha ido sumando nuevos puntos de distribución y ya se puede comprar en algunos supermercados, redes de farmacias y panaderías. Mientras Red Bull “te da alas”, Furia Energy “enciende tu llama”; la bebida energética austríaca mundialmente conocida tiene ahora dura competencia en Venezuela. 

Otro de los socios iniciales del proyecto, Francesco Antonio Vona Aschettino, no se ha desvinculado del todo, aunque su firma ya no aparezca en los documentos mercantiles. En la tienda Furia Store de Chuao, una de las opciones de pago electrónico en divisas que ofrecen a los clientes dirige a una cuenta bancaria de Vona.

Al mismo tiempo, Vona también está vinculado a Caracas Fly, el primer túnel de viento de Venezuela, construido en el centro comercial Parque Cerro Verde, en la subida de Los Naranjos, en el sureste de Caracas. La experiencia, que simula la sensación de vuelo y caída libre que se vive en el paracaidismo, requiere de los usuarios el pago de 20 dólares por dos minutos o 240 dólares por la hora completa. Aún no abre sus puertas al público porque faltan varios acabados en las áreas comunes, pero algunos privilegiados, mediante reservación previa, ya han podido usarlo.

Aquí también la opción del pago electrónico en divisas que se ofrece a los usuarios remite a una cuenta bancaria a nombre de la empresa CMD.PG, LLC, una compañía de responsabilidad limitada registrada en el estado de Delaware, un virtual paraíso fiscal dentro de Estados Unidos. Francesco Antonio Vona es quien aparece como integrante de la sociedad en un certificado de formación de la empresa obtenido por Armando.info a través del Proyecto de Reportería del Crimen Organizado y la Corrupción (OCCRP, por sus siglas en inglés). No es casual que la marca Furia se asocie con Caracas Fly.

Más allá de eso, esta no es la única empresa de Vona en el exterior. En Panamá comparte sociedad con otro amigo cercano de los Gavidia Flores, Luis Rafael Orcetti Palacios, conocido como Bimbo. Su nombre llegó a la opinión pública venezolana en abril de 2020, tras las primeras semanas de confinamiento por la pandemia de la covid-19. Orcetti había participado en una corona party en el archipiélago de Los Roques y luego en otra en la urbanización Altamira del noreste de Caracas, donde fue detenido, junto a otros asistentes, y presentado en tribunales, según informara el Fiscal Tarek William Saab.

Dreams Wings es el nombre de la empresa panameña donde Orcetti y Vona comparten cargos directivos. Fue registrada en 2016 con un propósito amplio, desde el desarrollo de estrategias de publicidad y marketing hasta el financiamiento de otros emprendimientos. Desde 2021 está suspendida ante el Registro de Panamá. 

Orcetti lleva varios años participando en negocios vinculados con los hijastros de Nicolás Maduro. Fue, por ejemplo, quien registró en Florida, Estados Unidos, las empresas Bogasa Intl Investment Group, Corp y Bogasa Associated Group, ambas con oficinas en Belice -un paraíso fiscal de habla inglesa en Centroamérica-. Se trata de dos de las 14 sociedades manejadas por Mario Enrique Bonilla Vallera en el exterior, además de otras doce en Venezuela, entre las que destaca Corporación Petroglobal, empresa minera ubicada dentro del Complejo Industrial de cianuración Domingo Sifontes, construido en El Callao, una de las zonas más activas de extracción de oro en el estado Bolívar. Ambos, Bonilla y Orcetti, fueron empleados de la Procuraduría General de la República, hasta junio de 2014 y diciembre de 2015, respectivamente.

De acuerdo a testimonios, quizás sea el amigo más consecuente de los hijos de Cilia Flores o al menos de Yoswal. Ellos dos, junto a Raúl Saavedra Leterni, estudiaron juntos desde pequeños en la Unidad Educacional El Paraíso, colegio que estaba ubicado cerca del restaurante El Torreón, en la avenida Páez de esa urbanización. Luego coincidieron en la Universidad Santa María (USM) ─institución privada donde también estudió Cilia Flores─. Allí, Bonilla y Yoswal Gavidia estudiaron Comunicación Social, mientras Saavedra optó por la carrera de Derecho, donde coincidió en algunas materias con Yosser Gavidia, el segundo hermano. 

Otro de los que se mostraba muy cercano a Bonilla y a Yoswal Gavidia desde hace más de diez años, y que dejó su rastro en redes sociales, era José Abigail Vallera Sosa, el quinto socio de los fundadores de Furia Store; se solía referir a Bonilla como su “hermano menor”, una mención que no pudo comprobarse si es literal en cuanto al parentesco. Comparte con sus fugaces socios el gusto por las motos de alta cilindrada, y también es un viejo compañero de Orcetti. 

Como se ve, el grupo de amigos de El Paraíso, emprendedores detrás del Furia Team y de la marca Furia Energy, han formado una verdadera fraternidad en torno a los deportes extremos que practican y los negocios que hasta ahora pudieron desarrollar a partir de ellos. La contrapartida para esa historia de éxito es que han debido abandonar el bajo perfil público que los amparaba.

No ha sido así con Mario Bonilla, otro de los amigos del barrio, cuyo nombre ha trascendido pero que sigue sin dejarse ver. Y eso que la Corte Penal del Distrito Sur de Florida, en Estados Unidos, lo identificó en 2018 como straw owner (testaferro) de los hijos de Cilia Flores en el sonado caso Money Flight, donde las autoridades estadounidenses investigaron el esquema aplicado para desviar 1.200 millones de dólares de la estatal Petróleos de Venezuela y lavarlos en instituciones financieras del exterior. A raíz de esa acusación, sobre Bonilla pesa una sentencia de 20 años de prisión por “conspirar para lavar dinero”, que aún no cumple pues, según varias fuentes, aún vive en Caracas, ya no en El Paraíso sino en una urbanización del este de la ciudad.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:                              

Artículos Relacionados

20-03-22
Con palanca consiguieron el Carnet de la Patria

La Patria Grande está en los contratos, pueden afirmar unos proveedores panameños señalados en su país por irregularidades pero favorecidos por los regímenes de La Habana, primero, y de Caracas, después. El clan de los hermanos Carretero Napolitano obtuvo la construcción del estadio de béisbol de Caracas, y aunque no concluyó la obra, el Estado chavista lo siguió premiando con contratos más grandes y jugosos, que incluyen el suministro de equipos informáticos para el carnet de afiliación a programas del gobierno y de control clientelar, así como negocios petroleros. Los avales del castrismo y del sobrino predilecto de Cilia Flores lo pueden explicar. 

26-07-20
El capataz que “mantiene a Venezuela”

Eduardo Rivas salió de la nada para consagrarse como el zar de la explotación del oro, el último maná que permite obtener divisas para las arcas del Gobierno después del colapso de la industria petrolera. Se expuso a la luz pública por primera vez en 2018, al frente de un complejo de procesamiento del metal precioso, pero desde entonces hace sentir su poder al sur del Orinoco mediante campañas de prensa regional y el amedrentamiento con su guardia pretoriana constituida por agentes de la contrainteligencia militar. Más que por credenciales técnicas o antecedentes -casi nulos- en la actividad minera, debe su figuración a la cercanía que tiene con los Nicolás Maduro, padre e hijo.

Jefe en pañales por obra y gracia de un bouquet de amigos

Podría decirse que Mario Enrique Bonilla Vallera es un precoz. No más salir de la adolescencia se iba de fiesta lo mismo que abría empresas de todo tipo, en países distintos, logrando meter su nombre en una veintena de compañías antes de cumplir los 30 años. ¿Un superdotado de los negocios? Mejor un muchacho en el lugar y momento precisos para hacerse amigo de los hijos de la “primera combatiente”, Cilia Flores.

Los hijos de Cilia Flores se compraron una calle para ellos solos

La solución habitacional para los hermanos Gavidia Flores, su padre, parejas y socios de negocios, supuso llevar a cabo una ambición extravagante: comprar una a una las catorce casas de un callejón de la urbanización Cumbres de Curumo de Caracas, una meta que completaron en cuatro años. Al mudarse en manada de El Paraíso, en el centro de la capital, al este burgués del valle, simbolizaron su asombroso ascenso social en medio de la debacle económica del país. La nueva ubicación les ofrece aislamiento y la posibilidad de vivir junto a Fuerte Tiuna, el hogar de su madre, la primera dama, y su padrastro, Nicolás Maduro. Para lograrlo diseñaron una estrategia de compra paulatina mediante terceros allegados, a través de empresas de maletín, y con pagos nominales en bolívares con cheques personales.  

Así gozaban los sobrinos de la primera dama de Venezuela

En noviembre de 2015, Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la esposa del presidente Nicolás Maduro, Cilia Flores, fueron arrestados en Haití mientras negociaban el envío de un cargamento de 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos. Durante las audiencias del pasado 8 y 9 de septiembre quedaron en evidencia las noches de farra que vivieron junto a dos informantes de la DEA. Nos fuimos al prostíbulo que visitaron y lo contamos desde nuestro lente

22-11-15
El sobrino favorito de Cilia Flores: El hombre detrás del tesoro

Carlos Erik Malpica Flores es uno de los civiles más poderosos de Venezuela por la cantidad de recursos y funciones que ocupa. Es el actual tesorero de la República y administrador de las finanzas de Pdvsa. Ha tenido una astronómica carrera como funcionario público desde que, de la mano de sus tíos, Cilia Flores y Nicolás Maduro, ingresara al gobierno. Durante 10 años ha sabido ocultar su rostro y cuidar con celo los detalles de su gestión. Su nombre comenzó a resonar hace poco, luego de que dos jóvenes parientes de la Primera Dama fueran detenidos por presunto narcotráfico en Nueva York. Hoy su identidad queda al descubierto, al mismo tiempo que una serie de negocios en Panamá asociados a sus familiares.

Otras historias

02-10-22
Se hizo el turco para serruchar el negocio de la madera

Muchos se dedicaron durante décadas a levantar en las planicies del sur del estado Monagas el mayor bosque conífero creado por el hombre para que Alex Saab, con su socio y allegados, le sacara provecho en un santiamén. Lo que nominalmente pasa por una empresa mixta binacional entre Turquía y Venezuela es en realidad el parabán para conceder al empresario colombiano otra materia prima estratégica del Estado, en este caso, la madera de Uverito. Para comercializarla se inventaron otro burladero en los Emiratos.

25-09-22
Desde las torres de lujo saltaron a los muelles de Pdvsa

De las casas frente al mar en Anzoátegui, a las lujosas torres de 20 pisos en la “zona rosa de Caracas” y, de ahí, a los muelles de las refinerías de Pdvsa. El abrupto y variado ascenso de los hermanos Perdomo, dueños de la Constructora HP, tiene su más reciente expansión en los complejos refinadores petroleros, en los que los contratos son aprobados por funcionarios militares cercanos al chavismo.

18-09-22
Visa (pasaporte, en realidad) para un sueño (chipriota)

Leonardo González Dellán fue el presidente del estatal Banco Industrial de Venezuela en los primeros años del gobierno de Hugo Chávez y de allí salió a costearse la vida de un ‘jetsetter’, con base en Londres. Eso no le evitó un problema común entre venezolanos expatriados: se le venció el pasaporte. Así que optó por comprarse uno ‘dorado’ en Chipre, contando con más de dos millones de euros como inversión y la vista gorda de las autoridades de esa isla del Mediterráneo, paraíso fiscal y guarida de oligarcas rusos.

11-09-22
El doctor Zagala y míster Cracker

Un cardiólogo de Ciudad Bolívar cultivaba una aparente vida doble que nunca se habría evidenciado de no ser porque el FBI lo puso entre sus buscados hace unos meses. Según la acusación en Estados Unidos, mientras por un lado, visible, era profesor universitario, cirujano abnegado y casi un asceta, por el otro, furtivo, programaba software malicioso que vendía para su uso por parte de agentes iraníes y extorsionadores. ¿Quién es Moisés Luis Zagala González? Armando.info fue a la antigua Angostura para averiguarlo. 

Entre complicidades y represalias se disputan las fuentes del Orinoco

Armando.info logra conversar con líderes de los mineros informales brasileños tras el asesinato de cuatro de ellos y un venezolano en el sur del estado Amazonas, justo en el nacimiento del principal río del país. Los relatos de la zona permiten corroborar lo que voceros indígenas y organizaciones ambientales vienen denunciando: los garimpeiros están de vuelta en Venezuela y esta nueva oleada entra y sale a su antojo. La soberanía se ha vuelto una quimera en la frontera más septentrional.  

El largo camino de un dinero que nunca volverá a Venezuela

La petrolera estatal se comprometió al pago, sin demora ni protesta, de cientos de millones de dólares a una compañía fraudulenta de mera fachada que, aunque nunca prestó el servicio acordado, tenía las cláusulas del contrato a su favor. Tras perder un arbitraje internacional, al menos 325 millones de dólares en alquiler de equipos destartalados a ese acreedor de Pdvsa siguieron en disputa en un tribunal del Reino Unido. Pero, de recuperarse, es más probable que su destino final esté en Estados Unidos o Malasia, que en Venezuela, de donde salieron.

ELENCO DE 
PERSONAJES
Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram