Los banqueros rusos le picaron adelante a las sanciones

A partir de la oleada de sanciones que recibieron altos jerarcas rusos tras la toma de Crimea en 2014, los banqueros más ricos e importantes de Rusia tomaron medidas para salvaguardar cientos de millones de dólares en paraísos fiscales detrás de complejas tramas que se revelan en una nueva entrega de los Papeles de Pandora​. La previsión se mostró utilísima con las nuevas sanciones impuestas por Occidente tras la invasión de Ucrania.

17 abril 2022

Después de que las naciones occidentales incluyeran en la lista negra a los bancos más grandes de Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania, muchos rusos se apresuraron a los cajeros automáticos, haciendo largas filas para tratar de retirar sus ahorros.

Algunos de los principales ejecutivos de los bancos tenían menos razones para preocuparse. Ya habían tomado medidas que podrían ayudar a mitigar el impacto de las sanciones en su riqueza personal, según documentos secretos examinados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) como parte de la investigación de los Pandora Papers.

Durante la última década, ocho ejecutivos de cinco de las instituciones financieras más grandes de Rusia (Sberbank, Alfa Bank, VTB, Gazprombank y VEB) explotaron el secreto del sistema financiero offshore para esconder riqueza en jurisdicciones lejanas, según revelan los documentos.

Los ocho banqueros estuvieron involucrados en una variedad de maniobras en alta mar en los últimos años a medida que la relación de Rusia con el resto del mundo se volvió cada vez más tensa.

Estos movimientos previamente no reportados incluyeron el cambio de activos justo antes o poco después de que las naciones occidentales sancionaran a las élites y empresas rusas. Algunas de estas sanciones comenzaron en 2014 en respuesta a la toma de Crimea, la península al sur de Ucrania, por parte de Rusia. Otras se agregaron en respuesta a las actividades cibernéticas de Rusia, su intromisión en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 y su continua agresión en Ucrania y Siria. 

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha desestimado públicamente el impacto de las nuevas sanciones económicas aplicadas contra su país tras el inicio de la invasión y guerra en Ucrania, el 24 de febrero de 2022. Crédito Alexey Nikolsky / Sputnik / AFP.  

Tres de los banqueros, según muestran los registros filtrados, utilizaron empresas offshore para invertir en propiedades de lujo en Reino Unido y Chipre. Otros cuatro colaboraron en compañías offshore que poseen al menos 2.000 millones de dólares.

Los documentos también muestran que Herman Gref, el director ejecutivo de Sberbank, el banco más grande de Rusia, creó una trama en Singapur en 2015 para reestructurar un fideicomiso familiar de 75 millones de dólares vinculado a una maraña de compañías offshore.

Los Pandora Papers muestran que Gref luego dio más de 50 millones de dólares retenidos en el fideicomiso a un sobrino de 24 años que vivía fuera de Rusia. Después de entregar los activos a su sobrino, el banquero aún mantenía el control de la riqueza y de la estrategia de inversión de la familia, según indican los registros secretos.

Cinco banqueros cuyos movimientos se examinan en esta nota no respondieron a las solicitudes de comentarios de ICIJ. Tres banqueros, el presidente de VEB, Igor Shuvalov, y los fundadores de Alfa Bank, Mijail Fridman y Petr Aven, negaron haber actuado mal.

Los ejecutivos del banco forman parte de un grupo de más de 4.400 rusos cuyas actividades en paraísos fiscales están documentadas en los Pandora Papers. Esta investigación se basa en una filtración de más de 11,9 millones de archivos pertenecientes a 14 proveedores de servicios financieros offshore, expertos operadores que ayudan a políticos, ultra ricos y delincuentes a ocultar su riqueza en empresas y fideicomisos registrados en paraísos fiscales de todo el mundo.

Los registros incluyen los nombres de al menos 42 multimillonarios rusos cuyo patrimonio neto combinado en 2021 fue equivalente al 15% del Producto Interno Bruto (PBI) de Rusia. De esos multimillonarios, al menos 12 fueron blanco de las recientes sanciones.

El impacto total de la nueva ronda de sanciones de 2022 contra poderosos rusos no se conocerá hasta dentro de algún tiempo. Pero los expertos anticorrupción dicen que simplemente colocar a banqueros, multimillonarios y otras personas cercanas al presidente ruso Vladimir Putin en las listas de sanciones, no es suficiente para asegurarse de que sus activos sean marcados, congelados o incautados. Los operadores offshore son expertos en ayudar a los clientes ricos a proteger sus tenencias detrás de compañías fantasma y representantes humanos, que pueden ser amigos, parientes o lacayos pagados.

Los banqueros rusos, los oligarcas y otros con vínculos con el Kremlin "saben muy bien que son vulnerables a las sanciones y habrían tomado medidas para garantizar que identificar sus activos sea lo más difícil posible", dijo Tom Keatinge, director del Centro de Estudios de Delitos Financieros y Seguridad en Londres, en una entrevista para esta cobertura. Si los gobiernos no se dirigen también a los representantes y las empresas fantasma que apoyan a estas élites, dijo, "las sanciones no valen nada".

Las sanciones económicas impuestas recientemente por Estados Unidos, la UE, el Reino Unido y otras potencias, prohíben a los bancos dentro de sus fronteras realizar transacciones con las empresas rusas en la lista negra. Las sanciones hacen imposible que las empresas rusas hagan negocios como de costumbre. A las personas sancionadas se les prohíbe viajar y sus activos, incluidas las cuentas bancarias y los bienes de lujo dentro de esas jurisdicciones, están congelados.

Los funcionarios del gobierno ruso han desestimado los posibles impactos de la última ola de sanciones contra su país.

A mediados de febrero, antes de la invasión de Ucrania, el embajador de Rusia en Suecia, Viktor Tatarintsev, dijo al periódico sueco Aftonbladet que las sanciones económicas amenazadas por Estados Unidos y otras potencias eran "nada positivo, pero no tan malo como Occidente lo hace sonar".

"Disculpen mi lenguaje", dijo Tatarintsev, "pero no nos importan una mierda todas sus sanciones".

Los registros de Pandora Papers indican que los ocho banqueros cuyas transacciones en el extranjero fueron examinadas por ICIJ se preocupan, sin embargo, por cómo se salvaguarda su riqueza en todo el mundo.

Herman Gref: Presidente Ejecutivo de Sberbank

Sberbank, el banco que Herman Gref dirige como presidente y director ejecutivo, se convirtió en la institución financiera controlada por el gobierno más grande de Rusia después del colapso de la Unión Soviética, gracias a sus conexiones con el Kremlin.

Ahora representa alrededor de un tercio de todos los activos bancarios en Rusia. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, estrecha la mano del director general de Sberbank, Herman Gref, durante una reunión en el Kremlin, en Moscú, el 4 de agosto de 2016. Crédito: Mikhail Klimentyev / Sputnik / AFP.

En 2014, Estados Unidos bloqueó algunas transacciones que involucraban a Sberbank. Estados Unidos y Reino Unido impusieron recientemente sanciones adicionales que cubren todas las transacciones que involucran al banco.

Ambos países sancionaron a Gref en respuesta a la guerra de Rusia contra Ucrania. Es considerado un aliado clave de Putin que se desempeñó como ministro de Desarrollo Económico y Comercio de Putin entre 2000 y 2007.

Gref se ha pronunciado en contra de las sanciones y su impacto en su banco y en el sector empresarial general de Rusia. "Una tremenda parte de la economía rusa está vinculada a nosotros", dijo en una entrevista con los medios estatales rusos hace unos años. "Si los clientes del banco se meten en problemas, comenzamos a sentir que la Tierra tiembla bajo nuestros pies".

Pero desestimó el impacto de las sanciones en su propio futuro como "no muy crítico".

Los Pandora Papers revelan que, a principios de 2015, a medida que las naciones occidentales seguían implementando sanciones contra los actores y compañías de poder rusos, Gref hizo grandes movimientos relacionados con sus tenencias en el extranjero.

Los registros muestran que se reunió con el jefe de Asiaciti, una firma con sede en Singapur especializada en servicios financieros extraterritoriales.

Anteriormente, la firma lo ayudó a establecer y administrar un fideicomiso familiar que posee activos por valor de 75 millones de dólares, parte de los ingresos de las inversiones de capital privado. El fideicomiso estaba en el centro de una estructura de múltiples capas que incluía una fundación en el paraíso fiscal alpino de Liechtenstein, según los archivos filtrados

Durante el almuerzo en un exclusivo restaurante de mariscos en Moscú, no lejos del Kremlin, Gref le dijo al jefe de Asiaciti que quería establecer una cartera de inversiones en Singapur para prepararse para su carrera después de Sberbank, según muestran los registros.

En este documento de Asiaciti se dan detalles de una reunión con Herman Gref en Moscú, en 2015. Crédito: ICIJ

Los oficiales de Asiaciti cumplieron con la solicitud y lo ayudaron a crear una estructura que incluía una docena de compañías fantasma en las Islas Vírgenes Británicas (BVI), las Islas Caimán y Panamá, todos en el Caribe. Una compañía poseía una propiedad en Moscú por valor de 15 millones de dólares y otras inversiones valoradas en 60 millones de dólares, según los registros filtrados.

En junio de 2017, cuando Estados Unidos y la UE dejaron las sanciones en vigor, Gref reorganizó "la estructura de riqueza familiar". Comenzó a cerrar su fideicomiso y transfirió activos por valor de 55 millones de dólares a su sobrino de 24 años, Oskar Gref, un asesor financiero inexperto que anteriormente había hecho pasantías en el banco de su tío.

Los registros dicen que Gref eligió a su sobrino "para hacerse cargo gradualmente de la familia" y administrar la riqueza de los Gref porque había estado viviendo fuera de Rusia durante 12 años, en contraste con el hijo de Gref, Oleg, que estaba "muy arraigado en Rusia y no tenía ningún deseo de irse".

Asiaciti ayudó a Oskar Gref a crear un nuevo fideicomiso que lo enumeraba como el único beneficiario. Herman Gref continuó siendo el "controlador efectivo" del fideicomiso, escribieron los oficiales de Asiaciti en un memorando confidencial.

En 2018, las autoridades de Singapur auditaron Asiaciti y luego encontraron irregularidades en la forma en que la firma manejaba a los clientes de alto riesgo. Los oficiales de cumplimiento de Asiaciti revisaron el trabajo de la firma y expresaron su preocupación por la "falta de documentación adecuada" para un préstamo de 30,5 millones de dólares de una de las compañías de Gref a una compañía perteneciente a un asociado de larga data, Kirill Androsov, quien era el segundo al mando cuando Gref era ministro de Economía.

Asiaciti cerró el fideicomiso de Herman Gref y algunas de sus empresas. Al mismo tiempo, sin embargo, la firma ayudó a establecer una empresa fantasma controlada por el banquero y con sede en Samoa, una de las jurisdicciones más secretas del mundo, en el océano Pacífico. Los documentos no dicen si la compañía samoana y la fundación Liechtenstein siguen activas.

Herman y Oskar Gref no respondieron a las solicitudes de comentarios de ICIJ.

Asiaciti se negó a comentar sobre sus clientes y dijo que la firma está comprometida a garantizar que sus operaciones "cumplan plenamente con todas las leyes y regulaciones".

El 25 de febrero, el día después del inicio de la guerra en Ucrania, decenas de personas acudieron a las oficinas del banco estatal ruso Sberbank para retirar sus ahorros. Crédito: Michal Cizek / AFP.

Los cuatro apellidos de Alfa Bank

Peter Aven, Mijail Fridman, German Khan y Alexey Kuzmichev son los fundadores y propietarios de Alfa Bank, el banco independiente -es decir, no controlado directamente por el gobierno de Putin- .más grande de Rusia. Esa cualidad de independiente no lo exime de la obligación de tener estrechas relaciones con el régimen. No por nada, Estados Unidos le ha impuesto sanciones.

La UE y el Reino Unido también congelaron los activos de los cuatro propietarios del banco. Los reguladores europeos dicen que Aven, Fridman y Khan mantienen "una estrecha relación con Vladimir Putin", mientras que Kuzmichev tiene "vínculos bien establecidos con el presidente ruso".

Fridman es un multimillonario nacido en Ucrania que vive en Londres. Antes de ser incluido en la lista negra, fue uno de los primeros oligarcas en oponerse abiertamente a la invasión de Ucrania.

Aun así, los funcionarios europeos responsabilizan al banco de apoyar y beneficiarse de las decisiones del Kremlin. "Vladimir Putin recompensó la lealtad del Grupo Alfa a las autoridades rusas al proporcionar ayuda política a los planes de inversión extranjera del Grupo Alfa", escribieron los funcionarios en un documento que describe las nuevas restricciones.

Alfa Bank es el banco privado más grande de Rusia. Crédito: Natalia Kolesnikova / AFP 

En correos electrónicos a ICIJ, Aven y Fridman negaron estar involucrados en política. "Nunca tuve una reunión cara a cara con el señor Putin en mi vida", dijo Fridman.

Los Pandora Papers revelan que los cuatro socios, que han creado compañías fantasma en las Islas Vírgenes Británicas (BVI, por sus iniciales en inglés) desde finales de la década los noventa, reorganizaron algunas de sus tenencias después de la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014.

Durante más de una década, Aven había controlado una compañía de las Islas Vírgenes Británicas que poseía una empresa de inversión, un yate y parte de una villa en Cerdeña, una isla italiana que es un destino popular para los oligarcas. Poco después de que Estados Unidos y otras potencias comenzaran a sancionar a empresas rusas clave, estableció un fideicomiso que se convirtió en el propietario de la compañía registrada en las Islas Vírgenes Británicas, según los registros filtrados.

Aven le dijo a ICIJ que "absolutamente no estaba preparado" para las sanciones y que sus estructuras de propiedad que utilizó para "preservar la riqueza en la sucesión familiar" son transparentes. "La reestructuración no tuvo nada que ver con las sanciones", escribió.

Fridman, según muestran los registros, utilizó una entidad con sede en Liechtenstein como accionista de una empresa de las Islas Vírgenes Británicas que tenía cinco millones de dólares en una cuenta bancaria suiza. Le dijo a ICIJ que la cuenta le proporcionó una tarjeta de crédito que no ha utilizado "desde que se implementaron las sanciones". Dijo que no estaba al tanto de cuánto dinero había en la cuenta suiza.

Los cuatro socios comerciales también parecen haber reestructurado varias de las empresas fantasma pertenecientes al Grupo Alfa. 

En 2014, por ejemplo, transfirieron a un "accionista nominado" en Chipre las acciones de una empresa fantasma utilizada para proporcionar servicios de "consultoría" y mantener 1.800 millones de dólares en activos. La compañía se disolvió en 2019, según datos de las Islas Vírgenes Británicas.

En respuesta a las preguntas de ICIJ, Fridman dijo que "no se abrieron compañías para evitar sanciones o impuestos", y que el proceso de reestructuración no estaba "de ninguna manera relacionado con las sanciones".

ICIJ no pudo localizar a Khan y Kuzmichev.

Akimov, el hombre fuerte de Gazprombank

Andrey Akimov ha dirigido el consejo de administración de Gazprombank durante casi dos décadas. Es el tercer banco más grande de Rusia y recientemente fue sancionado por Estados Unidos y Reino Unido porque está estrechamente vinculado al sector energético, proporcionando servicios a empresas de las industrias de gas, petróleo, energía nuclear y eléctrica. Pero no ha sido sancionado en la UE debido a la dependencia europea de la energía rusa.

Akimov fue sancionado por el Reino Unido la semana pasada.

El año pasado, Putin le dio a Akimov la "medalla de segunda clase de la Orden del Mérito de la Patria" por su contribución al desarrollo de Rusia.

Los Pandora Papers muestran que Akimov fue propietario de al menos ocho empresas fantasma registradas en las Islas Vírgenes Británicas entre 2007 y 2018. 

Andrey Akimov es uno de los banqueros más cercanos al presidente ruso. Crédito: 123ru.net 

Una de las entidades de Akimov en 2017 informó haber obtenido 360 millones de dólares en préstamos de una empresa rusa para invertir en un proyecto inmobiliario comercial en Moscú. Los registros dicen que otro, con activos por valor de 94,4 millones de dólares en 2018, se creó para proporcionar préstamos e invertir en valores en Chipre.

Una pintora llamada Marianna Chaykina, identificada en los medios rusos como la pareja romántica de Akimov, figura como copropietaria de algunas de sus empresas. La pareja ha sido fotografiada en eventos de alto perfil como el Festival de Cine de Cannes y un baile de tango en Moscú.

Chaykina, que tiene un pasaporte chipriota según los registros de Reino Unido, también utilizó una empresa fantasma para poseer un apartamento valorado en 15,6 millones de dólares cerca de la exclusiva tienda por departamentos Harrods en Knightsbridge, en el corazón de Londres, según una revisión de ICIJ de los Pandora Papers y los datos de propiedad de Reino Unido.

Los activistas de la lucha contra la corrupción han advertido durante años que la ciudad de Londres, irónicamente apodada Londongrad por la creciente compra de bienes raíces por parte de la oligarquía rusa, se había convertido en un destino popular para las élites de ese país, incluidos los aliados de Putin.

En 2018, Estados Unidos agregó a Akimov a la lista de individuos sancionados "por ser un funcionario del gobierno de la Federación Rusa".

Unos meses antes de que se anunciaran las sanciones, según muestran los registros filtrados, los asesores de Akimov transfirieron la propiedad de al menos dos de sus compañías fantasma a una firma de servicios financieros en Chipre, que figuraba como gerente de un fideicomiso llamado Amathea. Los documentos filtrados no dicen si el fideicomiso pertenece a Akimov, y la razón de la transferencia de propiedad no está clara.

Akimov y Chaykina no respondieron a las repetidas solicitudes de comentarios de ICIJ.

Shuvalov, el puente hacia América

Otro ruso que utilizó compañías fantasma para controlar una propiedad de lujo en Londres es Igor Shuvalov, ex viceprimer ministro de Rusia y ahora presidente de Vnesheconombank, también conocido como VEB, el banco de desarrollo financió los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, un evento lujoso que ayudó a impulsar la imagen de Putin dentro y fuera de Rusia. 

Igor Shuvalov junto a Vladimir Putin en 2017, cuando era viceprimer ministro, en una reunión del Consejo Económico Supremo de Eurasia. Crédito: Vyacheslav Oseledko / AFP

El banco fue sancionado en febrero por Estados Unidos y otros países porque es "crucial para la capacidad de Rusia de recaudar fondos", dijo el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En un comunicado, un portavoz de VEB dijo a ICIJ que el banco cumple con las leyes de los países donde opera. VEB y Shuvalov "creen que las sanciones son un instrumento político obsoleto que niega a las personas el derecho a acercar al mundo", dijo el comunicado.

Con una fortuna personal estimada en 102 millones de dólares, Shuvalov fue una vez aclamado en los círculos empresariales estadounidenses como un promotor de fuertes relaciones comerciales entre Estados Unidos y Rusia. Los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido ahora lo consideran "una parte central del círculo íntimo de Putin" y el mes pasado lo pusieron a él y a tres miembros de su familia bajo sanciones y congelaron sus activos.

Hablando en el Parlamento británico en marzo, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, describió al banquero como uno de los compinches de Putin que han "sumergido sus manos en la sangre de la guerra de Putin".

En el pasado, el extravagante estilo de vida y las propiedades de Shuvalov, mucho más allá del alcance de su salario como funcionario del gobierno, se convirtieron en objeto de críticas por parte de los activistas de anticorrupción y los periodistas rusos.

En 2015, Alexei Navalny, el líder de la oposición hoy encarcelado, documentó el uso por parte de Shuvalov de una empresa fantasma de Islas Vírgenes Británicas para detentar la propiedad de dos apartamentos contiguos en el centro de Londres, en un edificio que había sido la sede de una agencia de inteligencia británica.

Shuvalov y su esposa controlaban la compañía de las Islas Vírgenes Británicas que poseía los apartamentos y eran accionistas en una segunda, según muestran los Pandora Papers.

Pero los negocios offshore de la familia Shuvalov fueron más allá del par de apartamentos de Londres de 15,3 millones de dólares. En 2018, su hija María, una estudiante de ballet de 19 años en ese momento, se convirtió en propietaria de otra compañía de Islas Vírgenes Británicas, que tenía acciones en una entidad que poseía un avión Gulfstream.

La hija fue agregada recientemente a las listas de individuos sancionados de Estados Unidos y el Reino Unido.

Maria Shuvalova, hija de Igor Shuvalov, no pudo evadir ser sancionada. Imagen tomada de los documentos de Pandora Papers / ICIJ.

A través de sus abogados, Shuvalov dijo que "las acusaciones son sesgadas y se basan en parte en información poco confiable". No respondió a las preguntas de ICIJ.

El uso de familiares y otros representantes por parte de los ultra ricos de Rusia se hizo más frecuente después de las sanciones de 2014, dijo Agnieszka Legucka, analista del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales.

Pero los gobiernos occidentales tardaron años en poner a algunos de ellos bajo sanciones, dijo Legucka, coautor de un informe sobre los niños del Kremlin.

Identificar a los representantes sigue siendo un desafío y muchos, indetectados, continúan en libertad de invertir o comprar activos en nombre de las personas sancionadas.

"Las élites rusas han aprendido cómo sobrevivir a este régimen de sanciones", dijo Legucka.

Soloviev, el jefe de la “alcancía” de Putin 

Yuri Soloviev es un banquero ruso-británico que se unió a VTB, el segundo banco más grande de Rusia, en 2008, después de trabajar para lo que en un momento fueron dos de las instituciones financieras más poderosas de Occidente, Lehman Brothers y Deutsche Bank.

Un portavoz de VTB le dijo a ICIJ en marzo que Soloviev dejó VTB Group el 24 de febrero, el día en que Rusia invadió Ucrania. ICIJ no pudo contactarlo.

VTB opera como el brazo de banca de inversión del gobierno, conectando a Rusia con los mercados internacionales. Estados Unidos sancionó a VTB en febrero en un esfuerzo por "cortar una arteria crítica del sistema financiero de Rusia".

En una conferencia de prensa en febrero, un alto funcionario del gobierno de Estados Unidos se refirió a VTB como la "alcancía glorificada" de Putin. 

El banco VTB de Rusia es en la práctica un aliado del gobierno de Vladimir Putin. Crédito:  Kirill Kudryavtsev / AFP.

En los años posteriores a la crisis financiera mundial de 2008, Soloviev aprovechó sus conexiones con el Kremlin e impulsó el negocio de la unidad de inversión del banco. También cofundó Russia Calling!, un evento que cada año reunía a inversores globales con las élites empresariales y gubernamentales rusas.

Soloviev hizo algunos movimientos que reorganizaron sus activos en el extranjero a principios de 2014, cuando Rusia ocupó la península de Crimea y VTB y otros bancos se convirtieron en el blanco de sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea (UE). Según documentos confidenciales de los Panama Papers de 2016, un conjunto de archivos filtrados al socio de ICIJ, el diario Süddeutsche Zeitung de Múnich, Alemania, Soloviev transfirió acciones de una empresa fantasma que había recibido 10 millones de dólares en honorarios de consultoría a una ucraniana llamada Natalya Ulyutina.

Los socios de ICIJ en el Kyiv Post y el Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), identificaron a Ulyutina como la suegra del banquero, después de visitar la dirección que figura en los documentos como su residencia y hablar con un pariente suyo.

Los Pandora Papers muestran que, a partir de 2016, Ulyutina también era propietaria de una compañía de Islas Vírgenes Británicas que tenía acciones por valor de 31 millones de dólares en CIS Opportunities Fund Ltd. El fondo fue dirigido por los gerentes de Investment Capital Ukraine (ICU), quienes asesoraron al ex presidente ucraniano Petro Poroshenko en la venta de su negocio de confitería. En 2019, los fiscales de Kíev acusaron a ICU de ayudar a Sergei Kurchenko, un aliado del ex líder prorruso de Ucrania, Viktor Yanukovych, y a otros, a malversar fondos públicos.

Mientras estuvo en el poder, Yanukovich se benefició de sus lazos con el Kremlin y se alejó de un acuerdo con la UE que habría fortalecido la relación del bloque con Ucrania. Su negativa provocó la llamada Revolución de Maidán -por el nombre en ucraniano de la plaza de Independencia en el centro de Kíev-, a la que reprimió violentamente, supuestamente con la ayuda de francotiradores rusos.

Un tribunal juzgó al expresidente en ausencia y lo declaró culpable de traición. Kurchenko, quien ha negado haber actuado mal, todavía está bajo investigación. Él y Yanukovich abandonaron Ucrania y ahora se cree que están en Rusia.

Los cargos contra la ICU y los gerentes fueron retirados más tarde por razones de procedimiento. A través de un portavoz, ICU negó haber actuado mal y le dijo a ICIJ que los cargos tenían motivaciones políticas.

ICU, que hasta hace poco era el mayor accionista de las operaciones rusas de Burger King, también dijo que la esposa de Soloviev, Galina Olegovna Ulyutina, fue consultora de la firma hasta 2014, pero la firma negó que el banquero estuviera involucrado en las inversiones de la empresa.

En febrero, Estados Unidos y Canadá emitieron "sanciones de bloqueo total" contra Soloviev y su esposa. 

Yuri Soloviev ha sido sancionado por Estados Unidos y Canadá. Reino Unido aún no lo incluye en su lista. Crédito: M3 Communications Group, Inc / Tomada de Novinite.com

La mujer que, según los informes, era su suegra, no resultó sancionada. La compañía fantasma que poseía todavía está activa, según los datos del registro de Islas Vírgenes Británicas.

Soloviev, quien figura en los registros de Pandora Papers como ciudadano británico, también utilizó una compañía de Islas Vírgenes Británicas para poseer un apartamento de 1,6 millones de dólares en el centro de Londres.

Una persona llamada Victoria Solovieva aparece en los registros de propiedad de Reino Unido como propietaria de un apartamento de 4,1 millones de dólares en el centro de Londres, una dirección que también figura asociada a Soloviev en los registros de incorporación. No está claro si Solovieva es pariente del banquero, aunque tienen las formas masculina y femenina del mismo apellido. ICIJ no pudo llegar a Victoria Solovieva.

Yuri Soloviev no ha sido sancionado en el Reino Unido.

Según un informe de Transparencia Internacional, más de 700 rusos ricos obtuvieron la ciudadanía británica entre 2008 y 2015 como parte de un programa que otorgaba visas a extranjeros a cambio de inversiones en bienes raíces.

El controvertido programa fue reducido más tarde, pero, mientras tanto, bienes raíces por un valor total de 2.000 millones de dólares fueron compradas en Londres por 48 rusos que tienen vínculos con el Kremlin o han sido acusados de corrupción, según el grupo de investigación británico.

La nueva ronda de sanciones del Reino Unido impuesta después de la invasión rusa de Ucrania en febrero está destinada a congelar algunas de esas propiedades. Pero los defensores de la transparencia dicen que las lagunas en las reglas de divulgación de propiedad de Reino Unido dificultan la identificación de los propietarios reales de inmuebles y la adopción de medidas.

"Reino Unido, la UE y Estados Unidos han anunciado que quieren investigar y buscar estos activos. Así que obviamente es bueno escucharlo", dijo Keatinge, del Centro de Delitos Financieros y Estudios de Seguridad. "Pero ocurre unos años demasiado tarde, obviamente".

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:                                   

Artículos Relacionados

21-03-22
Radar de activos rusos

El alicate global que se aplica a Rusia para presionar el fin de la invasión a Ucrania pasa por el congelamiento de los activos de los “oligarcas” rusos que apoyan al régimen de Vladimir Putin en varios frentes, desde el económico hasta el comunicacional. Una alianza de 25 medios ha elaborado una base de datos que ha detectado y rastreado los activos de este poderoso grupo, considerado la piedra angular del poder político del Kremlin

03-10-21
Los paraísos fiscales de políticos y multimillonarios quedan al descubierto en los Pandora Papers

Los negocios y propiedades offshore de políticos, millonarios, celebridades, fugitivos y hasta mafiosos quedan al descubierto en esta masiva filtración de documentos, que revela el funcionamiento interno de una economía en las sombras que beneficia a los ricos y bien conectados a expensas de todos los demás. Los casos del presidente de Ecuador; el Ministro de Economía de Brasil; el Rey de Jordania o magnates cercanos a Putin y Erdogan, permiten dar un vistazo a cómo las finanzas secretas han infiltrado la política internacional.

Los vuelos imprescindibles de Maduro

Se anunció como medida necesaria y casi inflexible para salvar vidas: los vuelos desde y hacia Venezuela quedaron congelados al comienzo de la cuarentena que decretó el gobierno de Nicolás Maduro en marzo para frenar la pandemia de Covid-19. Sin embargo, un monitoreo revela que las limitaciones se administraron a discreción durante lo que va de pandemia. La estatal Conviasa, por ejemplo, viajó más de un centenar de veces a Cuba, Irán y Rusia, esto es, una frecuencia cuatro veces superior a la de los vuelos calificados como ‘humanitarios’.

25-08-10
Gazprom & Cía: los Putinburgueses

Hace poco un consorcio de empresas rusas dedicadas al negocio de los hidrocarburos recibió concesión para explotar campos petrolíferos venezolanos. Muchas de esas empresas tienen un extraño carácter mixto en una propiedad compartida no entre Estado y Capital Privado, sino entre una camarilla política, por un lado, y los amigos del hombre fuerte de Rusia, Vladimir Putin, por el otro. Ningún caso ilustra mejor este complejo entramado que el del gigante mundial del gas, Gazprom. El siguiente texto (publicado por primera vez en diciembre pasado), donde se identifican los nombres de 13 allegados del primer ministro ruso que se entremezclan en el crucigrama de negocios de Gazprom, forma parte de una serie de investigación desarrollada por el periódico moscovita “Novaya Gazeta” con el apoyo del fondo danés Scoop.

Otras historias

Alex Saab cobró caro para construir estas ruinas

El primer gran negocio del empresario colombiano en Venezuela no solo dejó muestras de las que serían sus prácticas irregulares del futuro -amaños cambiarios, precios inflados, palancas en el gobierno-, sino que quedó inconcluso. Entregó menos de cuatro de cada 100 viviendas de un proyecto habitacional en el estado Carabobo, que había facturado a precio de oro. El monte, los invasores y el olvido ahora amenazan la obra, iniciada hace una década y abandonada a medio hacer.

15-05-22
Píntamela enterita para poderla demandar

El potencial caso de evasión de impuestos en la compra de obras de arte por 27 millones de dólares por parte de Isaac Sultán Cohén, empresario que hizo fortuna al controlar los almacenes de los principales puertos venezolanos en la primera década del chavismo, no desembocó en una acusación contra el magnate criollo. Por el contrario, su testimonio es la base para una demanda del Estado de Nueva York contra la famosa casa de subastas Sotheby´s, que también expone la actuación presuntamente irregular de una especialista venezolana en el mercado artístico.

08-05-22
Dos millonarios en apuros: el regreso de los hermanos Oberto Anselmi

Más nombrables que imputables o al menos visibles, Luis Alfonso e Ignacio Enrique han construido su propia leyenda aparte del historial mantuano de su familia. Si hablaran, serían piezas claves para conocer cómo se manejó el mercado financiero venezolano durante el control cambiario y por qué este dio lugar a nuevas e inmensas fortunas. Pero su reticencia a mostrarse en medios quedó provisionalmente rota por una disputa por un yate en Miami y documentos de sus offshore.

01-05-22
La banca que reniega de sus amigos

Bancamiga ha tenido un crecimiento que se puede calificar de ‘explosivo’ en el, eso sí, minúsculo sector financiero venezolano. Buena parte de su expansión ha tenido lugar después de las sanciones emitidas por Washington contra Samark López, un punto de inflexión por el que dos allegados del cuestionado empresario, José Chacín Bello y Ariel Martínez fueron a dar -aunque en momentos distintos- a ese banco, uno como gran accionista, el otro como alta autoridad ejecutiva. Contra lo que eso pueda insinuar, el banco y el propio López niegan que existan vínculos entre ellos. 

24-04-22
El miedo es lo que se ve desde la torre de control de Maiquetía

Con cámaras de TV y redes de delatores, se ha impuesto una política de espionaje a los controladores que ordenan el tránsito de los aviones que aterrizan y despegan del principal aeropuerto del país. Algunos secretos e irregularidades están en resguardo en medio de un clima permanente de cacería de brujas. Dos empleados ya han sido sometidos a un juicio interminable y cuestionable como demostración de la suerte que aguarda a quien no desee someterse a un sistema que, más que la seguridad aérea, procura el silencio.

10-04-22
El ascenso irresistible de Rafael Oliveros

Sin querer, queriendo, se dio a conocer recientemente desde la cumbre del tepuy Kusari, en el parque nacional Canaima. Era la fecha de su cumpleaños y la inusual locación del festejo hizo las delicias del ‘jet set’ bolivariano tanto como alimentó la indignación y el resentimiento en las redes. Solo entonces se supo que el operador turístico modélico de la Revolución llevaba años escalando posiciones, desde su natal isla de Margarita, en una parábola expansiva de carisma e influencia donde los límites entre lo público y lo privado a menudo se esfuman.

Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram