El señor chavista de los corceles y los contratos

Aunque apasionado criador de purasangres de carrera, Iván Rodríguez Gelfenstein ha dado más de un salto propios, en realidad, de la disciplina de la equitación: de odontólogo a proveedor de alimentos para el gobierno de Chávez, de miembro de una hermandad de burócratas revolucionarios a magnate en la costa este de Florida. En uno de esos fue a dar con sus negocios a Panamá, y allí el HSBC lo reportó haciendo transferencias a un grupo comercial señalado por actividades de supuesto lavado de dinero.

14 julio 2021

 La Granja Gelfenstein es bien conocida por los amantes de los caballos purasangre en el sur de Estados Unidos. Aunque fundada en febrero de 2013 en Ocala, Florida, no fue sino hasta agosto de ese año cuando GS Inversiones Hípicas LLC, una empresa que Iván Mariano Rodríguez Gelfenstein había formado, a finales de 2012, en ese estado, registró la marca en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés).

Según información que estaba disponible en su website –que no se mantiene en línea-, la granja, de 165 acres, equivalente a poco más de 66 hectáreas, contaba con instalaciones de primera calidad y tecnología de vanguardia, que se combinaban con las “características naturales únicas” de Ocala para crear las “condiciones perfectas” para el entrenamiento de caballos finos.

“La granja fue siempre mi sueño de la infancia”, confesó el orgulloso Iván Mariano en 2016 al medio especializado Thoroughbred Daily News.

En una biografía colgada en Gyaanipedia, una enciclopedia hindú que emula a Wikipedia, se describe al caraqueño como un apasionado de los caballos, especialmente de los purasangre, desde sus primeros años de vida, cuando sus padres criaban caballos en Chile.

En la mencionada entrevista con el Thoroughbred Daily News, sin embargo, se atribuye la fascinación por las carreras a un tío que competía, también en Chile, mientras él crecía.

En cualquier caso, según la Gyaanipedia, Rodríguez tuvo su primer caballo a los 24 años. Para 2016, cuando ya tenía 51 años, en su finca había puestos para 76 de ellos, con 22 grandes potreros, una pista de carreras de 4.25 furlongs –el equivalente a poco más de 850 metros–, una piscina de entrenamiento con un chorro de alta presión, una cinta de correr mecánica para ejercitar a seis caballos en simultáneo, entre otras prestaciones.

Entre sus célebres caballos estaba Sharp Azteca, que ganó, entre otras carreras, la Pat Day Mile, en mayo de 2016. En una entrevista realizada por otro medio especializado al entrenador del potro, Jorge Navarro, este aseguró que había convencido a Iván Mariano de invertir 220.000 dólares en él para con el único propósito de ganar ese clásico.

Iván Mariano Rodríguez Gelfenstein se hacía pasar por un multimillonario más en los EEUU, aficionado a los caballos, hasta que medios locales detectaron sus nexos con el chavismo. Imagen tomada del Palmetto Business Daily

"Mi sueño y mi objetivo es competir con mis caballos en los mejores hipódromos de Estados Unidos y producir algunos caballos de la Triple Corona", había confesado este, alguna vez, al Thoroughbred Daily News. Definitivamente, parecía encaminado a conseguirlo.

Hasta allí todo parecía reproducir la parábola típica de un millonario con gustos caros y un empeño en su pasatiempo.

Pero como advertía el Palmetto Business News, la de Rodríguez Gelfenstein no era otra historia más del mundillo del hipismo en la costa este de Florida.

“Gelfenstein tiene el perfil del típico empresario estadounidense, decidido a irrumpir y establecerse en una industria competitiva y de alto riesgo", decía el medio. "Pero sus antecedentes y conexiones familiares sugieren que sus puntos de vista son totalmente opuestos, arraigados en una revolución socialista, virulentamente anticapitalista, engendrada por el ex presidente venezolano Hugo Chávez”.

Línea blanca y sospechosa

Los periodistas hípicos no eran los únicos en percatarse del trayecto inusitado de los negocios y lealtades de Rodríguez Gelfenstein. Casi en simultáneo, los oficiales de cumplimiento del banco HSBS hacían lo propio.

En abril de 2017, la operación en Estados Unidos del banco británico-hongkonés emitió un Reporte de Actividad Sospechosa (SAR, por sus siglas en inglés) para la Red de Control de Delitos Financieros (conocida como FinCEN en inglés), la oficina de inteligencia financiera del Departamento del Tesoro. El documento forma parte de los más de 2.000 incluidos en la filtración de los llamados FinCen Files, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas Investigativos (ICIJ, con sede en Washington DC) y a la que Armando.info ha tenido acceso.

A los ejecutivos del HSBC le había llamado la atención una transferencia que hizo Rodríguez Gelfenstein el 15 de agosto de 2012, por algo más de 75.000 dólares, a Vida Panamá, una de las empresas del poderoso Grupo Waked al que, en 2016, las autoridades estadounidenses señalaban como uno de “los mayores blanqueadores de dinero de drogas y facilitadores criminales del mundo”. La acusación del Tesoro estadounidense llevó a la detención de uno de los cabecillas del grupo, que salió del brete tras un acuerdo para admitir su culpabilidad en el menor de los delitos que le atribuían.

Según el SAR, HSBC contabilizó más de 3.000 transferencias giradas a Vida Panamá entre marzo de 2010 y abril de 2016, por casi 300.000.000 de dólares.

Desde luego, la transferencia Rodríguez Gelfenstein era apenas una de ellas y su monto de 75.000 dólares lucía como una gota en ese océano de dinero. Pero, hacían notar los expertos de HSBC, la operación parecía repetir los patrones del esquema utilizado por Vida Panamá en su labor supuesta de lavado de dineros negros, en los que el pago de electrodomésticos servía de fachada.

“El HBUS (HSBC Bank USA) considera estas transacciones sospechosas porque parece que Vida Panamá estaba actuando como tercero en favor de un rango de actores criminales que incluyen organizaciones de tráfico de droga, al ofrecerles la vía para lavar fondos ilícitos a través de intercambio internacional”, se lee en el documento, en el que se dice, además, que la mayoría de las transferencias involucraban entidades y personas ubicadas en corredores “bien establecidos” para el blanqueo de capitales basado en el comercio, como Colombia, Panamá, Venezuela y la triple frontera de Argentina, Brasil y Paraguay.

También advierte de transacciones de Vida Panamá con numerosas entidades que previamente habían sido investigadas por el HBUS o excluidas por el HSBC por razones relacionadas con crimen financiero.

Sobre Rodríguez Gelfenstein, el informe recalcaba que, por si fuera poco, los orígenes de su fortuna eran dudosos. “Su firma, LGT, vendió comida importada al Gobierno venezolano y su hermano, Mauricio, antes fue viceministro de Asuntos Exteriores del presidente Nicolás Maduro", explicaba.

Se trataba de un resumen bastante escueto de un personaje multifacético, con mayor actividad en Venezuela, pero también en Panamá, y cuya familia ha ostentado más de un solo cargo en la autodenominada Revolución Bolivariana.

Mejorando la mordida

Más que costosos electrodomésticos, lo de Iván Mariano parecen ser otras cosas.

En 1991 se graduó de odontólogo en la Universidad Central de Venezuela (UCV) de Caracas y posteriormente, en 1995, obtuvo su especialización en Ortodoncia de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en México. Allí llegó a ganar el primer lugar de un premio organizado por la Asociación Mexicana de Ortodoncia. Tres años después, en 1998, fue electo miembro de la Federación Mundial de Ortodoncistas.

Poco después de esto, sin embargo, Rodríguez Gelfenstein diversificó su cartera de negocios. 

Desde 2005 ya existia en Venezuela la Comercializadora LGT, para la compra, venta, confección, distribución, importación y exportación de prendas elaboradas, franelas, chemises, accesorios, textiles y afines.

Un año más tarde, en 2006, la compañía cambió al ramo de los alimentos, entre otros los pescados y mariscos. Entonces, de vuelta en Venezuela, el dentista dio un salto espectacular. En 2008 se incorporó a la Junta Directiva de Comercializadora LGT. Su nombramiento coincidió con la primera gestión del recién nombrado comandante del Ejército, mayor general Félix Ramón Osorio, al frente del Ministerio de Alimentación.

Es entonces cuando comienza la bonanza de Comercializadora LGT, que firmó al menos 47 contratos con Mercal -uno de los programas sociales del gobierno venezolano-, todos para la adquisición de atún. En 46 de ellos, Iván Mariano Rodríguez figuró como persona de contacto. En el restante, es precisamente Osorio.

Según información del Registro Nacional de Contratistas, los contratos se ejecutaron en los estados: Bolívar (19), Táchira (11), Lara (7), Portuguesa (5), Zulia (3) y Trujillo (2). Entre 2004 y 2011, se le asignaron a LGT casi tres millones de dólares tras una única solicitud.

Mientras Iván Mariano Rodríguez Gelfenstein era beneficiado con decenas de contratos de Mercal, dos de sus hermanos –de los cuatro que son– pasaban por distintos cargos públicos. El hoy consultor y analista internacional, Ilia Sergio Rodríguez Gelfenstein, ocupó –por apenas siete meses, entre 2008 y 2009– el cargo de embajador de Venezuela en la Nicaragua de Daniel Ortega, y, poco después, en 2009, fue designado director general de la Oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de la Cultura.

El hoy embajador de Nicolás Maduro en España, Mauricio Eduardo Rodríguez Gelfenstein, por su parte, y quien ya venía de ser director general de Política Interior del Ministerio de Interior y Justicia, en 2006, y viceministro de Estrategia Comunicacional del Ministerio de Comunicación en Información, en 2005, era nombrado, en ese 2008, viceministro de Gestión Comunicacional del Ministerio de Comunicación e Información, y director general, en calidad de encargado, del Servicio Autónomo Imprenta Nacional y Gaceta Oficial; y, posteriormente, en 2009, viceministro de Cultura para el Desarrollo Humano, del Ministerio de Cultura; para después pasar a otros cargos en el Gabinete Ejecutivo.

Aparentemente alejado de la administración pública, Iván Mariano siguió haciendo negocios en otros ramos, específicamente con juguetes, discos duros y pantalones, con la Corporación Terramar, registrada en 2010. Para 2012, tras cuatro solicitudes, Cadivi ya le había asignado a esta empresa 1.095.000 dólares.

Tratos en el canal

Iván Mariano no solo hizo negocios con el chavismo desde Venezuela. Poco antes de que en Estados Unidos se destaparan sus vínculos con el régimen gobernante en Venezuela, el apasionado de los caballos había incursionado en Panamá.

En 2015, se incorporó a dos empresas que habían sido constituidas entre 2009 y 2011 en este país: Investment Black 17 Corp y el Grupo Comercial Valve.

Aunque su paso como secretario por la primera de estas empresas fue fugaz (apenas cinco meses, entre mayo y octubre de 2015) es significativo pues Investment Black 17 Corp aparece en muchos contratos venezolanos de alimentos, y quienes la conformaron son ligados por fuentes conocedoras a los hermanos Morón Hernández, sancionados por los Estados Unidos, y a quienes ubican cerca de Nicolás Maduro Guerra, Nicolasito, el hijo del presidente Maduro que hace carrera política.

Entre enero de 2009, cuando fue conformada, y julio de 2020, cuando fue disuelta, su junta directiva sufrió varios cambios. Inicialmente, los directores de esta empresa, con un objeto social amplio de llevar a cabo “cualesquiera negocios lícitos”, fueron Rene Howard (presidente), María Lucrecia Martínez (tesorero) y Velkys Rdríguez (secretario). El 18 de marzo de 2014, Rodríguez renunció y se eligió como director-dignatario de la sociedad a Marcos Antonio Gómez Sánchez, quien pasa a ser secretario. El 8 de mayo de 2015, renuncian Howard y Gómez Sánchez. En sus lugares son nombrados directores dignatarios Alberto Abinadab Romero Marín (quien pasa a presidente) e Iván Mariano.

El 2 de octubre de 2015, el polifacético caraqueño renuncia. En simultáneo con su rol en Investment Black 17 Corp, Iván Mariano se desempeñó como director/presidente del ahora conocido como Grupo Financiero Valve, una empresa aún vigente y que se dedica a establecer, gestionar y llevar a cabo en general todo tipo de negocio incluyendo pero sin limitarse a: financiamiento, inversiones, correduría, garantía, consultoría, suscripción y venta de valores, operaciones mercantiles, de compra y venta de bienes y valores, fabricación, exportación, importación, expedidores de carga y construcción, entre otros.

Tras múltiples intentos para contactar al empresario, a través de su correo personal y los de contacto de Gelfenstein Farm y Comercializadora LGT, para obtener su versión de cara a la publicación de este reportaje, no hubo respuesta.

El odontólogo Iván Mariano, amante de los caballos, contratista del Estado venezolano, sumó así otra área de interés a su amplio currículo, una que, como otras, no reseñaron ni los medios estadounidenses que hacían seguimiento a su carrera como empresario del hipismo, ni el HSBC en su reporte de actividad sospechosa.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

Haz tu contribución aquí
ETIQUETAS:               

Artículos Relacionados

Tienes una joyería (y un posible lavado de dinero) en tu estado de cuenta

Al menos entre 2011 y 2012, venezolanos anónimos, empresas pequeñas o medianas -una panadería por aquí, una editorial de libros técnicos por allá-, recibieron pagos por miles de dólares en cuentas del extranjero. Las transferencias eran abonadas por una comercializadora global de oro, con sede en Dubái, de la que ni habían oído hablar. Pero no se trataba de una promoción o de una lotería, como tarde habrían de enterarse. Eran parte, sin saberlo, de un sofisticado esquema de circulación de dinero que vio una oportunidad de propagación en la Venezuela del control de cambio y sus distorsiones, que empujaron a muchos a cubrir sus necesidades en el mercado negro de divisas. Tampoco sabían que al mismo tiempo sus nombres y transacciones eran monitoreadas desde Washington.

Lo barato salió caro en la danza de millones de Yare

Lidera un grupo de empresas del sector construcción, cría purasangres para hacerlos competir en hipódromos de Venezuela y Estados Unidos, tiene mansiones en Caracas y Florida. Pero por ninguno de esos bienes suntuosos fue que Alejandro Ceballos Jiménez llamaría la atención de funcionarios de cumplimiento de un banco y de la unidad de inteligencia financiera del Departamento del Tesoro. En cambio, quedó bajo sus lupas por los pagos y transacciones vinculados a una obra de viviendas populares en los Valles del Tuy. Los flujos millonarios de dólares llegaban desde entes del gobierno chavista a una empresa en el Reino Unido simultáneamente vinculada a la ruta del ‘dinero K’ argentino.

23-09-20
HSBC, el banco bribón que reincide desde Hong Kong

La magnitud del "banco local del mundo", como se llamaba en su publicidad, es colosal, tanto como su desdén por las medidas de cumplimiento antilavado de dinero. La investigación de los FinCEN Files lo deja muy mal parado, al revelar que la entidad facilitó la perpetración de un esquema Ponzi también global, mientras estaba en periodo de prueba por sus nexos con capos de la droga y pese a las multas a las que la sometieron los reguladores de Estados Unidos. Luego de divulgados los hallazgos, sus acciones cayeron esta semana en bolsas internacionales.

Así ayudaron los bancos a que los boliburgueses sacaran sus fortunas del país

Las alertas que el sistema bancario ha levantado sobre el dinero del erario público de Venezuela que fluye a cuentas de corruptos llegan tarde. Más de 4.000 millones de dólares en transacciones sospechosas por parte de venezolanos figuran en la filtración de los FinCEN Files y 70% de ellas están vinculada a entes del Estado. El proyecto internacional de periodismo de investigación, del que Armando.info es parte, encontró que la complicidad bancaria, de pequeñas instituciones en paraísos offshore y de las grandes firmas globales, ha permitido el saqueo de la que fue la nación más rica de América Latina.

20-09-20
Bancos globales desafían el control de EE.UU. para mover dinero sucio

JP Morgan, HSBC, Standard Chartered Bank, Deutsche Bank y Bank of New York Mellon han facilitado el movimiento de dinero sucio. Informes secretos de bancos muestran cómo billones de dólares levantaron alertas que desbordan a la FinCEN, pero el dinero siguió fluyendo libremente. Una filtración que BuzzFeed News compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y 108 medios, entre ellos Armando.info, revela que el blanqueo de capitales se apalanca en los bancos, que con una gran cantidad de puntos ciegos están en la primera línea de combate de este delito.

26-07-20
El capataz que “mantiene a Venezuela”

Eduardo Rivas salió de la nada para consagrarse como el zar de la explotación del oro, el último maná que permite obtener divisas para las arcas del Gobierno después del colapso de la industria petrolera. Se expuso a la luz pública por primera vez en 2018, al frente de un complejo de procesamiento del metal precioso, pero desde entonces hace sentir su poder al sur del Orinoco mediante campañas de prensa regional y el amedrentamiento con su guardia pretoriana constituida por agentes de la contrainteligencia militar. Más que por credenciales técnicas o antecedentes -casi nulos- en la actividad minera, debe su figuración a la cercanía que tiene con los Nicolás Maduro, padre e hijo.

Otras historias

01-08-21
Con este camaleón la suerte (y la Revolución) fueron generosas

Las exigencias de pureza política del chavismo hallan refutación en la parábola del abogado y empresario Generoso Mazzocca, quien comenzó su carrera política con Copei y fue candidato a gobernador por AD, antes de encontrar cobijo bajo el ala del comandante Wilmar Castro Soteldo en el estado Portuguesa. Desde esa entidad llanera ha construido durante la última década un emporio agroindustrial con proyección nacional, del que quiere "que sea como Polar", y cuyo rendimiento le alcanzó para rescatar el equipo de fútbol local, insignia de la región, aunque diera pérdidas.

La almiranta Meléndez también tiene su tribu

La hoy ministra del Interior es oriunda de Barinas, en la llanura profunda, lo que hace lucir como paradójicos dos aspectos de su carrera: se enlistó en la naval y hace sentir su influencia política en otro estado, Lara, donde fue gobernadora. En un rico distrito de esa entidad, Meléndez bendijo con gestos y prebendas el liderazgo de una ahijada política, la alcaldesa de El Tocuyo, quien sin pudor instaló en ese microcosmos una maraña de complicidades sellada por el nexo único de la lealtad familiar.

25-07-21
Bajo el socialismo surgió un mercado de bienes raíces en Los Roques

Ya hay ganadores en la carrera por privatizar una de las joyas turísticas y ambientales de Venezuela. Los mejores postores en la subasta del paraíso -que además es Parque Nacional- han resultado ser José Llavaneras y Victor Martins, empresarios de bajo perfil que prácticamente tienen el control de las construcciones en los principales cayos del archipiélago, a partir de la compra y remodelación de rancherías, pero también se asoman en las concesiones de hospedaje de lujo que el gobierno licencia por doquier para apagar su sed de divisas.

La expansión precoz de unos empresarios farmacéuticos toma Caracas

Un par de veinteañeros están detrás de una empresa privada que desde el año pasado regenta Farmacias Caribe, una nueva red que desde la Alcaldía de la capital de Venezuela y otras instancias municipales distribuye y vende medicamentos a bajo costo. Sin experiencia conocida y desde una oficina que parece un búnker, la dupla maneja también la distribución de medicinas de Irán e India y comparte apellido con un personaje sancionado por Estados Unidos por vínculos con una organización terrorista y estados forajidos del Medio Oriente.

Censuran a la prensa, engañan a Google, y hacen plata con eso

Ya no haría falta tachar las líneas incómodas u ordenar a los periodistas que “no toquen” a personajes determinados. La nueva censura va directo a la yugular de Internet: elimina o entierra contenidos incómodos a través de manipulaciones, mensajes fraudulentos y comandos técnicos para restringir la búsqueda, y se puede contratar. La española Eliminalia es una de las empresas más duchas en estos servicios, con una creciente cartera de clientes venezolanos y una disposición cada vez mayor a dejar de hacer advertencias y solicitudes ante los medios, para en vez de ello sacar a los medios de circulación mediante una triquiñuela por la que engañan a Google y a otras grandes plataformas en la red.

11-07-21
No hay quien se meta en lo hondo del caso de Hugo Marino

¿Dónde está? Es el clamor que mantiene en Twitter su madre y que las redes multiplican, a veces de modo equívoco, creyendo que se trata de un mártir de oposición. Este investigador submarino, de doble nacionalidad y en cuyo apellido yacía su destino, se convirtió en toda una leyenda del mercado global de salvamentos en las profundidades oceánicas. Pero mientras participaba en operaciones espectaculares como la búsqueda del sumergible 'Kursk' o la recuperación del heredero del imperio Missoni, también se fue enredando en una madeja de intereses y arcanos que pueden dar pie, cada uno, a hipótesis diferentes para su desaparición hace más de dos años, un día en que tomó un vuelo de Miami a Caracas.

1 2 3 97
Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram