Un ex primer ministro de Francia y un ex magistrado español dieron la hora al ‘Señor de los Relojes’

Dominique de Villepin ayudó, junto al ex juez español Baltasar Garzón, a que en 2014 el Principado de Andorra desbloqueara los fondos multimillonarios de Diego Salazar, congelados poco antes bajo sospechas de lavado de dinero. Un año más tarde, el ex jefe de gabinete de Jacques Chirac (2005-2007) intermedió para que Salazar, también conocido como el ‘Zar de los Seguros de Pdvsa’, además de primo del ex ministro venezolano y entonces embajador en la ONU, Rafael Ramírez, comprara un banco y dos compañías de seguro en Luxemburgo.

8 marzo 2018

Mediapart (París) (*)

"Ah, sí, no te mezcles con él, porque parece un tipo que lo que quiere es escapar", le advirtió Alexandre Djouhri, el empresario de origen argelino que figura por ahora como principal sospechoso en la trama de financiamiento libio de la campaña electoral de ex presidente Nicolas Sarkozy en 2007.

Era febrero de 2015 cuando Djouhri -hoy detenido en Londres, esperando por su extradición a Francia- le recomendaba al ex primer ministro francés (2005-2007), Dominique de Villepin, que no frecuentara a un hombre clave del chavismo, mundano, apodado El señor de los relojes: Diego Salazar, de 40 años de edad. Salazar se ganó el mote a la entrada de una fiesta, en la que ofreció a sus invitados regalar a cada uno un Rolex, si permitían que destrozara a martillazos los relojes que traían. Compraba por docenas los relojes de oro, fueran Rolex y Cartier. 

Dominique de Villepin, ex primer ministro francés (2005-2007)

En 2012, Dominique de Villepin sumó al venezolano al portafolio de clientes de su empresa de consultoría, para establecer relaciones de confianza y ofrecerle la compra de un banco en Luxemburgo. No sin esfuerzo, según varios testigos, consiguió además la liberación de unos fondos de su cliente, congelados en Andorra. El episodio apareció en las escuchas telefónicas realizadas durante la investigación de la financiación libia de Sarkozy, que resultó en una orden de arresto y un procedimiento de extradición para Djouhri.

Hijo de un guerrillero, enriquecido por los negocios con las pólizas de seguros de la compañía petrolera estatal Pdvsa, Diego Salazar fue detenido el pasado 1 de diciembre por la policía venezolana. El Fiscal General del chavismo, Tarek William Saab, le acusa de ser el cerebro de una red de corrupción y lavado de dinero. Durante la misma redada, dieciocho funcionarios fueron detenidos, incluyendo dos directivos de alto nivel: Eulogio Del Pino, ex ministro de Petróleo y ex presidente de Pdvsa, y su sucesor por poco tiempo, Nelson Martínez.

El 4 de diciembre, en una conferencia de prensa, el propio presidente, Nicolás Maduro, denunció el enriquecimiento de Salazar “y su banda”, y el hallazgo de obras de arte por unos 800.000 euros en uno de sus apartamentos en Caracas. Maduro blandía unos aguafuertes trémulos mientras exigía que todas las obras retornaran “al pueblo” y al patrimonio nacional. “¡Tenía un juego de ajedrez en su oficina con piezas de oro!", exclamó. “¡Los nuevos ricos! ¡Ladrones! ¿Bolichicos? ¡Vándalos! ¡Presos! ¡Y con la pena máxima!".

Con Salazar cae un clan completo del chavismo al que Maduro ha señalado. Rafael Ramírez, embajador venezolano en las Naciones Unidas, primo de Salazar, fue destituido simultáneamente de la ONU: presidió la corporación petrolera durante diez años, de 2004 a 2014. Según el fiscal venezolano, la malversación desvió a través de la Banca Privada d'Andorra (BPA) y una red de empresas panameñas cerca de 1.300 millones de euros entre 2011 y 2012. A mediados de diciembre, la fiscalía anunció que "los documentos acusan directamente" al ex embajador por ser socio de su primo "en operaciones de compra y venta de petróleo".

Pero es la investigación del BPA la que causa la caída del clan. Los jueces españoles ponen su atención en el Principado limítrofe, cuya banca accedió a colaborar en una variedad de esquemas de blanqueo de capitales. En Andorra la justicia española encontró las claves de varios casos de interés en la ladera sur de los Pirineos, como el del ruso Andrei Petrov y la transacción inmobiliaria en Lloret del Mar, sobre la costa catalana, que lo relaciona con el capo de la mafia rusa, Semion Mogilevich. O los del chino Gao Ping, cabecilla de la red de lavado de dinero en efectivo de la Operación Emperador, o de la fortuna oculta de Jordi Pujol, ex presidente de Cataluña (1980-2004).

También había pistas latinoamericanas. Algunas relacionadas con las cuentas abiertas en el banco a nombres de PEP (Politically Exposed Persons) para recibir pagos de la constructora brasileña Odebrecht que esta transfería desde un pequeño banco que compró en la isla caribeña de Antigua.

Los líderes de Pdvsa y sus testaferros también se beneficiaron de este esquema, a través de 37 cuentas corrientes gestionadas entre 2007 y 2012, y una red de empresas panameñas. Desde 2006, el BPA contaba con una sucursal en el CCCT de Caracas, un mall en el sureste de la capital venezolana. Desde allí facilitaba a sus clientes la creación de empresas en Panamá. Los honorarios se cargaban a los contratos públicos de Pdvsa y se pagaban por concepto de consultorías a empresas panameñas. Desde luego, los seguros que Diego Salazar manejaba estaban especialmente sobrefacturados. La plata salía por las ventanas.

De acuerdo con facsímiles de facturas publicados por el diario El País de Madrid, una de las compañías panameñas de Salazar, High Advisory and Consulting S.A., ordenó en Lavinia, una de las mayores tiendas de licores de París, grandes vinos franceses, como un Pomerol Petrus 1990 por 5.560 euros la botella, o un Chateau Mouton Rotschild a 1.780 euros la botella. Un total de 694 botellas por 493,573 euros. En octubre de 2011 ordena 93 relojes, de marcas Rolex y Cartier, por dos millones de euros. Los primeros sumarios judiciales indican que Diego Salazar y su primo y hombre de confianza, Luis Mariano Rodríguez, "pasaron varias temporadas en París realizando importantes gastos por millones de euros en hoteles y tiendas de lujo".

En 2012, la agencia francesa contra el lavado de dinero, Tracfin, alertó a las autoridades judiciales de Andorra sobre un curioso pago de 99.980 euros a un gerente del Hotel Crillon en París. Procedía de una compañía panameña, Highland Assets Corp, propiedad de Diego Salazar. Las investigaciones comienzan y los primeros fondos de Salazar quedan bloqueados, el 30 de noviembre de 2012, a petición de la fiscalía de Andorra. El depósito de garantía impuesto a Salazar era de 200 millones de euros. Pero para entonces ya el hombre de negocios venezolano se había encontrado con su asesor, Dominique de Villepin.

En diciembre de 2012, el nombre del ex primer ministro aparecerá en intercepciones telefónicas de conversaciones entre Luis Mariano Rodríguez y uno de los gerentes de BPA, Pablo Laplana, uno de cuyos intercambios se dio a conocer a través de la cadena española Antena 3.

No, no, no... (…) Aquí nadie habla de corromper a nadie... Si Dominique encuentra la forma, una forma muy discreta, y con mucho tacto, para ejercer presión...

Rodríguez explica cómo su primo, Diego Salazar, entregó 80.000 dólares a agentes de policía en Venezuela cuando las autoridades cuestionaron la llegada de una "cantidad significativa". "La policía cerró el caso", dice Luis Mariano Rodríguez. Pero continúa: "Diego quiere hacerlo aquí de la misma manera que en Venezuela y esto no se hace así...".

El banquero Pablo Laplana lo confirma y, según la grabación, habla entonces de la intervención de Dominique: "No, no, no... (…) Aquí nadie habla de corromper a nadie... Si Dominique encuentra la forma, una forma muy discreta, y con mucho tacto, para ejercer presión ... Porque lo hacemos aquí: del gerente general a los dueños del banco se mueven ... Me explico: invitas a alguien a cenar, y le dices que todo eso te tiene muy enojado... (…) que te parece que ellos cometieron una equivocación, y ellos entienden el mensaje. Déjame explicarte: no vas ni a golpear la mesa, ni a gritar o amenazar, aquí no funciona de esa manera. Aquí lo que estás haciendo es hablar con el ministro y le dices: ‘Se me ha informado de esto (…) Creo y estamos convencidos de que es un gran error’. Y un juez llama al ministro y le dice: ‘Escucha, mira este caso muy bien ... Porque puede causarnos un gran problema, estás cometiendo un error’, y eso es lo que el banco está tratando de hacer".

De acuerdo a lo recogido en las escuchas, Dominique de Villepin defendería la causa de los venezolanos junto a Baltasar Garzón, ex juez de la Audiencia Nacional español, expulsado de la Judicatura por prevaricación en 2012, y de fama universal desde que en 1998 ordenó detener en Londres al ex dictador chileno y entonces Senador, Augusto Pinochet.

Baltazar Garzón, ex juez de la Audiencia Nacional español

Luis Mariano Rodríguez preguntó al ejecutivo de BPA si tenía noticias de Dominique.

"Bueno, voy a enviar otro mensaje a Diego porque Garzón dice que quiere ponerse en contacto con él para coordinar lo que van a hacer", dijo el venezolano. “Porque, por supuesto, todos los abogados que tenemos están trabajando en la defensa. Pero a Garzón el banco lo contrató para el ataque, y a Villepin Diego lo contrató también para atacar. Son dos cosas diferentes. Una es la defensa, la otra es el ataque. Garzón debe coordinar el ataque con Villepin, esencialmente para que digan lo mismo. Porque si uno dice una cosa y el otro dice lo contrario, tendremos un problema”.

Interrogado para esta nota, Dominique de Villepin afirma que "nunca trabajó para liberar estos fondos". "Nunca he sido el abogado de Diego Salazar en este caso", dice, “sólo asesoré para el desarrollo de su grupo a nivel internacional”. El ex juez Garzón también negó lo escuchado en la grabación española, afirmando que no había "hecho nada" por la liberación de los fondos de Salazar, y que sus relaciones con el banco BPA estaban cubiertas por el secreto profesional.

BPA (Banca Privada de Andorra)

En cualquier caso, la liberación de los fondos fue concedida a los venezolanos en 2014 por el Tribunal de Corts, el correspondiente a la Audiencia Nacional en Andorra, tras juzgar insuficientes los indicios de lavado de dinero, a solo un año y medio de la medida de bloqueo, y teniendo en cuenta la falta de antecedentes penales de los involucrados.

La asesoría de Dominique de Villepin para Salazar parecía haber tenido efecto, según una auditoría judicial francesa. El 21 de febrero de 2015, el ex primer ministro explica al intermediario Alexandre Djouhri que está a punto de cenar con Diego Salazar, "quien busca algo que hacer en París". "Ahora que tiene sus oficinas en la avenida Montaigne, busca comprar un negocio bancario, una compañía de seguros o una de ingeniería en el sector energético", Villepin expone al intermediario. "Hay un banco y dos pequeñas compañías de seguros que están a la venta en un fondo en Luxemburgo", dijo Villepin, quien adelantó a Salazar la idea de ofrecerle "comprar este fondo diciéndole (…) que era Alexandre (Djouhri) quien está tratando de comprarlo". "Pero evita cuidadosamente mezclarte con él", concluye Villepin. "Ah, sí, no te mezcles con él, porque parece un tipo que lo que quiere es escapar", asiente Djouhri.

El 10 de marzo de 2015, la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos denuncia oficialmente al BPA ante el Principado de Andorra como "preocupante institución financiera" por su papel en el lavado de dinero internacional, lo que provoca la intervención del banco.

FinCEN (The Financial Crimes Enforcement Network) es una agencia del Departamento del Tesoro estadounidense creada en 1990, que almacena y analiza información sobre transacciones financieras con el fin de luchar contra los delitos financieros

El expediente venezolano está particularmente señalado por los estadounidenses. El informe FinCEN menciona "transferencias por valor de 4.200 millones de dólares en relación con el lavado de dinero venezolano". Un año más tarde, PricewaterhouseCoopers (PwC), encargada de auditar las cuentas de BPA, anunció que 923 clientes del establecimiento pueden ser considerados "sospechosos de lavado de dinero", es decir, 3% de los clientes (sobre un total de 29.200). Pero también encuentra que 2,165 clientes, o 7,4% del total, no pudieron justificar la fuente de sus fondos.

Según Dominique de Villepin, la propuesta de negocios en Luxemburgo no prosperó. De todas maneras, Diego Salazar instaló sus oficinas en el 17-19 de la avenida Montaigne en París, junto al teatro Champs-Élysées. Su empresa, Cliona Holding, propiedad de una entidad de Luxemburgo, y esta, a su vez, propiedad de una compañía panameña, Wilona Global S.A., se ha mantenido perfectamente hermética por el momento. Luego Diego Salazar se establecería en los Emiratos Árabes Unidos, a donde había transferido parte de sus fondos. Despreocupado ante los riesgos, el señor de los relojes regresó a Caracas, donde fue detenido. Acompaña en prisión a dos militares de alto rango acusados ??de sedición.

"Es un ajuste de cuentas político", suspira un amigo del magnate de los seguros, que habló para esta nota. “Tal como en Arabia Saudita ... ".

(*) El autor concedió a Armando.Info autorización exclusiva para traducir del francés este reportaje y publicarlo.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:                    

Artículos Relacionados

18-04-21
Al final la corrupción venezolana puede salirse con la suya en Andorra

Hace seis años se revelaron los nombres de 28 venezolanos que, a través de empresas de maletín, manipularon contrataciones en el sector petrolero y eléctrico del país para adjudicarlas a proveedores que les pagaban comisiones disfrazadas como "asesorías". El colapso y posterior intervención de la Banca Privada de Andorra en 2015 revelaron los mecanismos que utilizaban estos para blanquear hasta 2.000 millones de dólares, pero hasta hoy nadie ha sido ni enjuiciado ni condenado, el proceso judicial está paralizado desde hace más de un año y, lo peor, hasta podría quedar anulado.

14-10-20
El escándalo de Andorra repicó en Barbados

Una empresa en Barbados generó alertas bancarias por posible participación en el denso esquema de lavado de dinero a través de la Banca Privada de Andorra, por el que señalan al primo de Rafael Ramírez, Diego Salazar, y a su operador, Luis Mariano Rodríguez Cabello. La firma, que no fue incluida en ningún registro judicial del caso, tuvo en su directiva durante más de dos años a quien ha sido señalado en al menos tres países por blanqueo de capitales. La reaseguradora Energy Risk ahora se ha reinventado y ha obtenido calificaciones financieras para hacerse más internacional. La nueva vida también vino para Rodríguez Cabello, que evadió la extradición desde España y ahora, según su abogado, es un hombre libre en Madrid. 

La vez que el petróleo venezolano pagó las deudas de Víctor Vargas

Un importante ‘cold case’ de las altas finanzas bajo el chavismo al fin puede resolverse gracias a las revelaciones surgidas de la reciente intervención en Curazao del Banco del Orinoco N.V., una de las joyas del imperio financiero del magnate barinés: se trata de la compra frustrada en 2015 de Televén, uno de los principales canales privados de TV. De esa riesgosa aventura Vargas salió debiendo dinero a un poco recomendable acreedor. Después de dilaciones y presiones, para salir del apremio el banquero tuvo que echar mano a la facturación de sus empresas petroleras.

La lavadora de dinero de Pdvsa en Bulgaria la manejaban el crimen organizado y los servicios de inteligencia

Un oscuro abogado resultó ser el titular de una cuenta en un banco de esa nación de los Balcanes donde se recibían decenas de millones de euros en fondos negros de la petrolera estatal venezolana. Los recursos quedaron incautados y congelados la semana pasada por el Gobierno de Sofía, a petición de Estados Unidos, que denunció el flujo financiero. Los dineros públicos venezolanos estaban bajo control de un submundo donde confluyen la clase política, la ‘mutri’ (la tenebrosa mafia local), las agencias secretas y la oligarquía del petróleo ruso.

09-12-18
Raúl Gorrín y Alejandro Andrade, hermanos del alma

Cuando el doctor Raúl Gorrín se presentó como el nuevo dueño de Globovisión, dejó muy en claro su estrecha relación con el extesorero de Venezuela. Esa cercanía, expresada delante de su plantilla de periodistas con la expresión que titula esta nota, ahora ha quedado explicada en una acusación penal que lleva una corte del sur del estado de Florida. Gorrín actuó como testaferro de Alejandro Andrade y logró blanquear el dinero que obtuvo adquiriendo bienes raíces. Hasta mediados de noviembre podía presumir que era vecino de uno de sus más reconocidos periodistas

El banquero alemán de la Operación ‘Money Flight’ hizo gestiones para unos comerciantes árabes de Margarita

En la histórica filtración de los Panama Papers aparece como un celaje el nombre de Matthias Krull, arrestado la semana pasada en Florida en relación con la red de lavado de dinero de la petrolera estatal Pdvsa que investigan las autoridades federales. Aunque alemán de nacimiento y residente en Panamá, Krull, casado con una venezolana, se hizo uno más entre la comunidad de nuevos empresarios criollos y aprovechaba esas conexiones para reclutar clientes acaudalados para el banco suizo Julius Baer. Era una dedicación de larga data. En los archivos de Mossack Fonseca figura en la gestión en 2009 de una cuenta para los dueños originales del Banco Confederado.

Otras historias

04-12-22
Alex Saab cayó preso pero su socio sigue libre (y haciendo negocios)

Tras la captura del contratista predilecto de Nicolás Maduro en Cabo Verde, el también colombiano Álvaro Pulido Vargas, su socio, quedó al frente del millonario negocio de intercambio de alimentos por petróleo venezolano. Con decenas de empresas fachada, algunas ni siquiera existentes en registros, manejó millones de barriles de crudo sin que la propia Pdvsa tuviera control sobre los cargamentos.

27-11-22
¿Es una petrolera? ¿Una quincalla? ¿Un chatarrero? Más: es Superbigote

La circulación de una colección de cuadernos y útiles escolares con la imagen de un superhéroe de tiras cómicas que imita a Nicolás Maduro no era solo un gesto de adulación para el poder. Sirvió en los hechos como presentación en sociedad de un empresario de origen ecuatoriano e irónicamente lampiño, con vocación de bueno-para-todo, y los superpoderes necesarios para obtener desde 2016 contratos de toda índole con el Estado venezolano, desde servicios técnicos petroleros hasta la dotación de papel higiénico y tóner de impresoras.

20-11-22
Pdvsa dio patente de corso a unos intermediarios que le quedaron debiendo

Casi un centenar de compañías -la mayoría de origen desconocido y curriculum sospechoso o fachada de empresarios afines al chavismo- han sido utilizadas por Pdvsa como intermediarias para vender petróleo como parte de su estrategia para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos. Pero el resultado de esta jugada ha sido un hueco en las finanzas de la petrolera, a la que desde 2019 estas empresas adeudan más de 8.000 millones de dólares. Algunos de estos incumplimientos han llegado a los despachos de la justicia chavista y de ellos se intuye que será difícil que la petrolera estatal recupere el dinero.

16-11-22
La astucia del Comité Olímpico no le ayudó a alcanzar la meta

Las sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro pusieron en aprietos a todo tipo de instituciones venezolanas para recibir recursos y mantener su funcionamiento, entre ellas las de actividades deportivas. El Comité Olímpico Venezolano abrió una empresa en Florida para capear este temporal pero hasta el día de hoy siguen las contradicciones sobre su funcionamiento, su utilidad y su futuro. Todavía la vieja directiva del COV tiene el control de esta.

13-11-22
La dama de hierro se pasó al ladrillo

La voluntad férrea de la jueza Carmen Porras para garantizar que las decisiones del poder judicial en Táchira se alinearan con los deseos del gobierno le ganó un apodo entre sus colegas abogados y un puesto en el Tribunal Supremo en Caracas. Allí estuvo una década como magistrada, conjugando jurisprudencia con una lealtad política que antes había ofrecido a otros partidos, hasta que el chavismo la descartó. Cuando eso ocurrió, ya tenía un futuro construido como propietaria de múltiples inmuebles en el sur de Florida.

09-11-22
Rodilla en tierra, pero en Doral

El de Jorge Amílcar González Vásquez es un nombre que se ha hecho familiar para las autoridades de tránsito en Florida después de una racha de infracciones. Así como los semáforos le tienen sin cuidado, este exoficial de la aviación militar chavista tampoco dio importancia a otras restricciones, a juzgar por los señalamientos por presuntas irregularidades que le apuntan tras su paso como director de la estatal Corpovex, entre otros organismos. Pero nada de esto le impide ahora vivir su “sueño americano” 

Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram