Venezuela perdió el juicio en La Haya (y no fue en la Corte Internacional)

A finales del año pasado el Estado venezolano se deshizo de la que fuera sede de la embajada del país ante el Reino de los Países Bajos, una casa señorial y centenaria que había terminado como archivo de documentos, a la que durante años no se le hizo mantenimiento y terminó vendiéndose a un precio poco competitivo que supo aprovechar una empresa de bienes raíces con todas las características de una ‘shell company’. Esta, en menos de un mes, revendió la propiedad por más de la mitad del precio original.

7 marzo 2021

Los últimos inquilinos venezolanos que durmieron en esa casa fueron cientos de documentos consulares. Partidas de nacimiento, poderes, solicitudes y actas se fueron amontonando en los pasillos de la señorial propiedad que fungió hasta hace poco más de dos años como sede de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de los Países Bajos, en La Haya, y cuya venta parece haber beneficiado a terceros más que al tesoro nacional.

Aunque la distancia entre Caracas y La Haya favorece que un manto de opacidad e indiferencia cubra las decisiones de los representantes diplomáticos de la República en esas tierras europeas, ello no significa que las actividades sean escasas o de poca envergadura. En La Haya no solo se encuentran las representaciones diplomáticas ante Holanda (con su consecuente influencia en las islas ABC: Aruba, Bonaire y Curazao, limítrofes con Venezuela), también están las sedes de la Corte Penal Internacional (CPI) y de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

La casona de la calle Nassaulaan del centronorte de La Haya parecía, pues, estar a la altura de esos compromisos diplomáticos. De líneas simples, fachada de ladrillos y largos ventanales blancos, parte de un complejo de casas iguales y contiguas construidas a finales del siglo XIX, la sede fue propiedad de Venezuela desde los años 70. Pero hasta el 30 de septiembre del año pasado.

Ese día, Wilhem Nehomar Díaz Lara, apuntado como Encargado de Negocios desde finales de 2018 y jefe de la misión diplomática ante Países Bajos tras la renuncia de Haifa El Aissami (hermana del ex vicepresidente Tarek El Aissami) como Embajadora, selló la venta del inmueble identificado según los documentos de registro como Nassaulaan 2, 2514 JS 's- Gravenhage sección P, número 7010, de 268 metros cuadrados de terreno, una "mansión de estilo neorrenacentista de 1897, parte del complejo de mansiones de diseño simétrico Nassaulaan 1, 2, 2a, 2b" a la empresa de bienes raíces Angeline B.V por un precio neto de 800.000 euros (966.000 dólares).

Los documentos del traspaso de la propiedad -accesibles al público a través del registro holandés por el pago de una tarifa- destacan que, por su antigüedad y diseño, el inmueble estaba bajo un régimen de protección municipal. También ratifican la existencia de un poder otorgado por el gobierno de Nicolás Maduro a Díaz Lara y que la propiedad era de la República de Venezuela desde noviembre de 1972 según consta en el acta 4096 número 87 del Servicio de Propiedad y Registros Públicos de La Haya.

Unos años antes de concretarse la venta, en 2016, la entonces embajadora Haifa El Aissami -que hoy todavía vive en La Haya y es representante del gobierno de Maduro ante la CPI y la OPAQ- había ordenado la mudanza de la sede de aquella antigua propiedad a un edificio más moderno y estratégico, cerca del edificio donde funciona la CPI. Desde entonces había quedado como un archivo de la embajada, todavía arropada por el beneficio de la inmunidad diplomática.

Aunque para la fecha de la venta el gobierno de los Países Bajos reconocía formalmente a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela, la operación pudo haberse llevado a cabo sin contratiempos formales gracias a un lance de pragmatismo del gobierno holandés que, al momento de reconocer el interinato de Guaidó en febrero de 2019 y alinearse con la Unión Europea, también decidió no atarse de manos y mantener vínculos con Maduro.  “(El reconocimiento a Guaidó) no obliga a romper relaciones diplomáticas, con lo cual el Reino continuará manteniendo tratos a nivel diplomático y consular con los representantes de Maduro porque son los que tienen la autoridad efectiva en sus manos”, decía en un comunicado el ministro de Exteriores, Stef Blok.

Una gallina no tan flaca

La venta de la embajada quizá no habría levantado sospechas de no ser porque, un mes después de la entrega de la propiedad a sus nuevos dueños, el 26 de noviembre de 2020, sin que se hubiere hecho alguna remodelación o modernización aparente -ni siquiera la limpieza de la fachada, cubierta de ladrillos visiblemente sucios en comparación con el resto del complejo-, la empresa de bienes raíces Angeline B.V revendió la propiedad por 1,225 millones de euros (apenas menos de 1,48 millones de dólares), 440.000 euros más que el precio obtenido por Venezuela, o casi medio millón de dólares. El inmueble se revalorizó en el mercado a razón de casi 20.000 dólares por día. Más de 50% en menos de un mes.

El encargado de negocios venezolano y primer vendedor de la propiedad, Wilhem Díaz Lara, en conversación telefónica con Armando.info aseguró no sólo que fue autorizado por la Procuraduría General de la República para efectuar la transacción, sino que el precio de venta de la casa fue determinado por peritos registrados según las leyes del Reino de Países Bajos. “Hay una normativa local, existen los peritos evaluadores, los makelaar, técnicos especialistas registrados en la Cámara de Comercio para poder colocar un precio público de acuerdo a la zona, características, ubicación (…) Eso no puede hacerlo Venezuela”.

El encargado de negocios de Venezuela ante el Reino de Países Bajos, Wilhem Nehomar Díaz Lara (segundo a la izquierda) aseguró que fue apoderado por la Procuraduría para ejecutar la venta.

Díaz Lara asegura que las autoridades venezolanas decidieron vender el inmueble por razones de seguridad. Al tratarse de un edificio de más de 100 años de construcción, afirma, tenía “condiciones estructurales graves” y, como está frente a una escuela, corría el riesgo de causar algún accidente con víctimas infantiles: “O lo reparábamos o lo vendíamos y había que tomar la decisión. Si alguien tiene el dinero para subsanar la situación, pues que lo haga ¿nosotros tenemos el dinero para reparar? Creo que no, el bloqueo financiero impide que lleguen los recursos”.

Aunque el bloqueo al que reiteradamente aluden las autoridades del régimen chavista solo pudiera datarse a partir de las primeras sanciones de Washington contra Pdvsa en 2017, para Díaz Lara es también la explicación de que no se le haya hecho mantenimiento a la propiedad de la calle Nassaulaan. Sin embargo, en el transcurso de la entrevista afirmó que la actual residencia del embajador (no la sede consular de trabajo, sino el lugar-dormitorio del máximo representante del país, actualmente vacante) está en obras. “Tenemos una residencia oficial que desde el año pasado estamos en proceso de reparaciones y ahí es donde habita el embajador y jefe de misión”.

Sobre el procedimiento para concretar la venta de la propiedad, también señaló que, de acuerdo a las leyes venezolanas, se abrió una oferta pública en la que cinco entidades hicieron propuestas, resultando la de Angeline B.V la del más alto precio.

Esta oferta pública no pudo ser confirmada por Armando.info a pesar de tratarse de una propiedad del Estado sujeta a la normativa de la Ley Orgánica de Bienes Públicos, que ampara a los inmuebles de la República incluso fuera del territorio nacional. Consultada al respecto, la Superintendencia de Bienes Públicos negó la posibilidad de constatar tanto las condiciones del inmueble como el proceso de venta, a pesar de que éste debió formar parte del Registro de Bienes Públicos, una instancia que, según el artículo 42 de la ley mencionada debe poner a disposición del público el “estado de conservación, uso y mantenimiento del bien (...) ubicación geográfica y georreferenciada del bien, responsable patrimonial y valor de mercado actualizado del bien”.

Díaz Lara precisa que el dinero de la venta fue depositado en la cuenta bancaria de la embajada en el Reino de Países Bajos, y que todavía no lo envían al Tesoro Nacional para evitar que sea bloqueado por consecuencia de las sanciones.

Lo que ni el bloqueo, ni el presunto avalúo profesional, como tampoco el concurso de ofertas, consiguen explicar es el posterior alza del precio de venta del inmueble, que despegó como un cohete. No son muchos los negocios que dan para ganar 50% en un mes.

Si los peritos holandeses tasaron en 800.000 euros el precio de la propiedad para septiembre, no queda claro cómo fue que en noviembre Angeline B.V pudo sumarle un 50% adicional y venderla por 1,225 millones de euros. De hecho, el ask price inicial luce muy por debajo del mercado circundante. Por ejemplo, la propiedad contigua a la otrora embajada venezolana, identificada con el nombre de Nassaulaan 2A, está valorada en 1,750 millones de euros.

En un motor de búsqueda de propiedades se puede ver que el precio del inmueble contiguo a la antigua embajada se vende a más del doble del precio al que lo vendió Venezuela. Foto: www.funda.nl

Varias caras tiene el ángel

La empresa Angeline B.V tiene una vida discreta pero interesante. En el registro holandés aparece como una sociedad de inversión en bienes inmuebles junto con otra empresa de nombre Aristo Properties B.V., aunque con un accionista único que, a su vez, es otra empresa: Jocu Holdings, a su vez registrada en Bahamas.

En octubre de 2019, Angeline B.V. hizo modificaciones en sus libros de registro. Entonces dio un salto monumental: 16.350 euros de capital a 42 millones de euros. Sin embargo, apenas modificó su estructura de negocios, sigue asegurando que su número de empleados es uno y no tiene website o dirección de correo electrónico.

Por su parte, Aristo es un conglomerado dedicado al negocio de bienes raíces registrado en Estados Unidos y con sedes en Canadá, Bahamas y los propios Países Bajos. El ciudadano neerlandés Raimond Zeilstra aparece como uno de los directores del grupo y cabeza de la sucursal en Países Bajos, junto a otras sucursales del mismo nombre, Aristo II y Aristo III. Zeilstra es también el único dueño de Jocu Holdings Inc., empresa que es la accionista total de Angeline B.V y a la vez dueña de una asociación de propietarios de un edificio en Rotterdam (Vereniging van eigenaars gebouw Kleiweg 109AB te Rotterdam). Tanto Angeline B.V como las Aristo y la asociación de propietarios están registradas bajo una misma dirección, en la que están registradas, a su vez, más de 40 empresas.

Sólo los websites de las sedes en Estados Unidos y Bahamas de Aristo denotan la existencia de empresas con portafolios de proyectos y contactos, no así las direcciones electrónicas de Canadá y Holanda, que apenas ofrecen un formulario de contacto. La página web de Aristo en Países Bajos redirige a otro website encabezado por el apellido Zeilstra y vb&t Groep, este último un grupo especializado en peritaje y tasación de inmuebles que ofrece los mencionados servicios de makelaar.

Armando.info envió mensajes a todas las dependencias de Aristo para entrevistar a Zeilstra sobre la propiedad venezolana y los detalles de la venta -lo mismo que a la Procuraduría General y la Cancillería venezolana- pero no obtuvo respuesta.

Solo el encargado de negocios, Díaz Lara, afirmó no saber mayor cosa sobre el comprador de la embajada. “Se hizo la oferta pública y se siguieron los pasos establecidos en la ley. Una vez se hace la venta, el nuevo propietario es responsable inclusive de las afectaciones a los vecinos”. Sobre el precio de la reventa y la naturaleza del comprador aseguró: “No tenemos conocimiento y no nos compete a nosotros”.

El comprador final de la que fuera la embajada venezolana terminó siendo un ejecutivo de nombre Henry Edmond Aldorf, también ciudadano holandés. De 72 años de edad, es el único hijo de una pareja de judíos que sobrevivieron al Holocausto tras pasar por el campo de concentración nazi de Auschwitz, en la Polonia ocupada.

Según el registro holandés, Aldorf declaró que vive en Singapur, pero actualmente se desempeña como presidente de Claren Energy Corp., una empresa de servicios petroleros canadiense.Ha desempeñado cargos similares en otras empresas del mismo ramo: Pacific LNG Operations, Liquid Niugini Gas, Eflo Energy Inc, Marathon International Ltd. y Equatorial Guinea LNG Holdings Ltd.

A diferencia de la venta protagonizada por Díaz Lara, fuentes aseguraron a Armando.info que la reventa de la propiedad por parte de Angeline B.V a Aldorf fue privada y directa. Es decir, el inmueble no llegó a ser publicitado en prensa o algún website de bienes raíces. “El comprador no llegó de forma pública”, sostienen las fuentes para azuzar la suspicacia.


*Este reportaje fue realizado con el apoyo de Aníbal Pedrique.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

Haz tu contribución aquí
ETIQUETAS:                         

Artículos Relacionados

07-02-21
Alex Saab consiguió en Mamá Carabobo otro negocio que ordeñar

El contratista más favorecido por Nicolás Maduro recorre en ascenso su propia vía láctea, que le ha llevado de importar leche en polvo de mala calidad para las cajas Clap, a controlar una de las industrias con más tradición y marcas más conocidas del mercado venezolano. En marzo de 2019, poco más de un año antes de su arresto en Cabo Verde, el mercader colombiano compró Corporación Inlaca usando, para tratar de esconder su presencia, las fachadas que suele tener a disposición. Pero la detención de Saab y la desaparición del gerente delegado por él -un paisano de Barranquilla- precipitaron una crisis en la empresa, paralizada desde noviembre.

25-11-20
Esta familia cría negocios por rebaños

Los Antonorsi Marshall tienen puestas varias picas en negocios de alimentos, petróleo, servicios y hasta productos de limpieza, entre otros. Pero parte de ese emporio tuvo origen en el último balido de la moda agroindustrial chavista, la cría y explotación de cabras. El patriarca del grupo, Raúl Antonorsi, no aparecía en el radar de la atención pública antes de 2016. Solo entonces empezó a experimentar un auge que abarca también a una de sus hijas y a un primo de esta, todos bajo la tutela del superministro del sector y ex comandante del 4F, Wilmar Castro Soteldo, apóstol de una especie de 'capitalismo rojo'.

15-11-20
Amsterdam fue la estación final del dinero del Metro de Caracas

Una serie de empresas de fachada en Países Bajos, registradas a nombre de un empresario claramente identificado pero que permanece en libertad, suscribieron contratos con Odebrecht que cubrían el desvío de fondos, destinados oficialmente a obras de infraestructura en Venezuela, para el pago presunto a 'funcionarios y políticos extranjeros', como estableció hace tiempo la fiscalía holandesa. Ahora surgen en alertas del Deutsche Bank al Departamento del Tesoro estadounidense las evidencias de transferencias de millones de dólares a una de ellas.

A discreción revolucionaria se reparten los vestigios de la agroindustria venezolana

De aquella promesa de gloria, producción y soberanía alimentaria a través de una red de empresas estatales dedicadas al agro hoy quedan, si acaso, los esqueletos que ahora manejan algunos nombres tocados por la gracia del ex comandante del 4F y actual ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, quien las adjudica sin concurso ni explicaciones. A través de “alianzas estratégicas”, una figura apenas mencionada en las leyes y una institución estatal ad hoc bautizada como Delagro, el ministro del campo parte y reparte desde 2016 y sin que nadie sepa qué pasó con la mejor parte.

15-03-20
Un trabuco de negocios con el Estado al que le faltan los trofeos

Aunque rara vez pase de la zona intermedia de la tabla de una de las ligas profesionales de fútbol más débiles del mundo, el Atlético Venezuela, un club con apenas una década de existencia, maneja presupuestos de otra categoría. Detrás de la franquicia, desprovista de historia y fanaticada, están los denuedos de un ex militar con buena racha para los contratos con el Estado y un grupo de amigos que, entre todos, controlan al menos 29 empresas.

Otras historias

La almiranta Meléndez también tiene su tribu

La hoy ministra del Interior es oriunda de Barinas, en la llanura profunda, lo que hace lucir como paradójicos dos aspectos de su carrera: se enlistó en la naval y hace sentir su influencia política en otro estado, Lara, donde fue gobernadora. En un rico distrito de esa entidad, Meléndez bendijo con gestos y prebendas el liderazgo de una ahijada política, la alcaldesa de El Tocuyo, quien sin pudor instaló en ese microcosmos una maraña de complicidades sellada por el nexo único de la lealtad familiar.

25-07-21
Bajo el socialismo surgió un mercado de bienes raíces en Los Roques

Ya hay ganadores en la carrera por privatizar una de las joyas turísticas y ambientales de Venezuela. Los mejores postores en la subasta del paraíso -que además es Parque Nacional- han resultado ser José Llavaneras y Victor Martins, empresarios de bajo perfil que prácticamente tienen el control de las construcciones en los principales cayos del archipiélago, a partir de la compra y remodelación de rancherías, pero también se asoman en las concesiones de hospedaje de lujo que el gobierno licencia por doquier para apagar su sed de divisas.

La expansión precoz de unos empresarios farmacéuticos toma Caracas

Un par de veinteañeros están detrás de una empresa privada que desde el año pasado regenta Farmacias Caribe, una nueva red que desde la Alcaldía de la capital de Venezuela y otras instancias municipales distribuye y vende medicamentos a bajo costo. Sin experiencia conocida y desde una oficina que parece un búnker, la dupla maneja también la distribución de medicinas de Irán e India y comparte apellido con un personaje sancionado por Estados Unidos por vínculos con una organización terrorista y estados forajidos del Medio Oriente.

Censuran a la prensa, engañan a Google, y hacen plata con eso

Ya no haría falta tachar las líneas incómodas u ordenar a los periodistas que “no toquen” a personajes determinados. La nueva censura va directo a la yugular de Internet: elimina o entierra contenidos incómodos a través de manipulaciones, mensajes fraudulentos y comandos técnicos para restringir la búsqueda, y se puede contratar. La española Eliminalia es una de las empresas más duchas en estos servicios, con una creciente cartera de clientes venezolanos y una disposición cada vez mayor a dejar de hacer advertencias y solicitudes ante los medios, para en vez de ello sacar a los medios de circulación mediante una triquiñuela por la que engañan a Google y a otras grandes plataformas en la red.

El señor chavista de los corceles y los contratos

Aunque apasionado criador de purasangres de carrera, Iván Rodríguez Gelfenstein ha dado más de un salto propios, en realidad, de la disciplina de la equitación: de odontólogo a proveedor de alimentos para el gobierno de Chávez, de miembro de una hermandad de burócratas revolucionarios a magnate en la costa este de Florida. En uno de esos fue a dar con sus negocios a Panamá, y allí el HSBC lo reportó haciendo transferencias a un grupo comercial señalado por actividades de supuesto lavado de dinero.

11-07-21
No hay quien se meta en lo hondo del caso de Hugo Marino

¿Dónde está? Es el clamor que mantiene en Twitter su madre y que las redes multiplican, a veces de modo equívoco, creyendo que se trata de un mártir de oposición. Este investigador submarino, de doble nacionalidad y en cuyo apellido yacía su destino, se convirtió en toda una leyenda del mercado global de salvamentos en las profundidades oceánicas. Pero mientras participaba en operaciones espectaculares como la búsqueda del sumergible 'Kursk' o la recuperación del heredero del imperio Missoni, también se fue enredando en una madeja de intereses y arcanos que pueden dar pie, cada uno, a hipótesis diferentes para su desaparición hace más de dos años, un día en que tomó un vuelo de Miami a Caracas.

1 2 3 97
Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram