El gol de oro de un amigo de Maradona en Venezuela

Recomendado por el siempre irreverente exfutbolista argentino e hincha incondicional de la revolución bolivariana, un empresario italiano, Valerio Antonini, emerge como el principal comercializador de materia prima agrícola para el Gobierno de Nicolás Maduro. En apenas dos años obtuvo una veintena de contratos para la venta de cereales y el manejo de los silos del principal puerto venezolano. El negocio hasta ahora podría superar los mil millones de dólares y para pagarlo Caracas envió una tonelada de oro a Italia.

30 junio 2019

El 17 de mayo de 2018 Diego Armando Maradona volvió a ser la estrella, aunque no en un campo de fútbol. Fue en Caracas, en la misma tarima en la que Nicolás Maduro cerró su campaña para la cuestionada elección presidencial del 20 de mayo, que finalmente ganó sin participación opositora. El otrora astro del deporte saltó, bailó, cantó y ondeó una enorme bandera de Venezuela en señal, una vez más, de respaldo a la autodenominada Revolución Bolivariana.

Aunque simultáneamente podía estar celebrando otra alegría.

Es que ya para entonces su amigo, el empresario italiano Valerio Antonini, se había consagrado como uno de los grandes brokers o comercializadores de materia prima agrícola en granel para el Gobierno de Maduro. Y eso que todavía faltaba el premio mayor: meses después del mitin político de la céntrica avenida Bolívar de Caracas, Antonini, el amigo de Maradona, se hizo con un contrato con la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) para el manejo de los silos cerealeros en Puerto Cabello, el principal puerto del país.

Documentos obtenidos para este reportaje revelan que entre 2017 y 2019, cuando la economía venezolana iba en caída libre, la empresa italiana Casillo Commodities Italia Spa, precisamente de la mano de Valerio Antonini, empezó una verdadera racha goleadora. En ese periodo logró unos 20 contratos que superan los 1.000 millones de dólares para el suministro de maíz blanco, trigo o aceite de soya, entre otros commodities.

El volumen del negocio ha sido tal que a finales de abril el Gobierno de Maduro envió a Roma una tonelada de oro como pago a la compañía italiana, según reseñó el pasado 7 de mayo el diario italiano La Veritá. Se trata de una práctica cada vez más común de una administración asfixiada por el desplome de los ingresos petroleros y, más recientemente, por las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos: lingotes de oro de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) a cambio de alimentos vendidos por proveedores amigos.

De los nexos a tres bandas entre el empresario italiano, el ex futbolista argentino y la jerarquía bolivariana en Caracas hay varios testimonios. Uno de los más rotundos quedó impreso en la dedicatoria que hizo Diego Maradona de su más reciente libro, publicado hace tres años y en el que relata su experiencia victoriosa en la Copa Mundial de México en 1986, el evento que lo encumbró a lo más alto del fútbol mundial. “A Maduro”,  “A Valerio Antonini”, se lee en una extensa dedicatoria en la que también hay referencias “A la memoria de Chávez”, Fidel y Raúl Castro, o Cristina Kirchner, entre algunas figuras políticas, además de familiares y otras amistades.

Pero los nombres de Maduro, Maradona y Antonini terminarán confluyendo también en los negocios, justo cuando se cumplen 33 años de aquella gloria obtenida en las canchas mexicanas y 25 de su vertiginosa caída, tras ser expulsado por dopaje De la Copa Mundial de Estados Unidos en 1994, mientras se proclama “soldado de Nicolás (Maduro)" y hace de embajador del chavismo en Dubai o México, países en los que ha trabajado como entrenador recientemente.

El 15 de noviembre de 2018, seis meses después de aquella polémica aparición electoral de Maradona en pleno centro de Caracas, Valerio Antonini, a nombre de Casillo Commodities Italia Spa, selló un acuerdo con la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos). “Muchas gracias al presidente por permitirme firmar esta alianza estratégica y estamos ciertos a poder lograr el resultado que el presidente Maduro nos pidió”, expresó Antonini en un video publicado en Twitter por Reinaldo Castañeda, vicealmirante  y presidente de Bolipuertos.

“Gracias Valerio, gracias por esta alianza con el Grupo Casillo y Bolivariana de Puertos para retomar el trabajo en los silos de Puerto Cabello”, respondió el funcionario a un Antonini bronceado y en ropa deportiva. En su camino hasta allí el empresario italiano, quien también es agente FIFA de futbolistas y estudió ingeniería electrónica en Roma, no ha parado de pregonar su amistad con el autor de la famosa “mano de Dios” y comentarista de los mundiales de fútbol para el canal estatal Telesur.

Tanto en redes sociales como en la página web de su empresa Anton Commodities, registrada en Suiza, sobran las referencias a una relación que trasciende lo afectuoso. “Desde abril de 2013 y gracias a nuestra sociedad con Diego (Maradona), comenzamos a vender diferentes tipos de granos a las repúblicas de Cuba y Venezuela”, refería hasta hace poco el site electrónico de Anton Commodities, ahora inactivo. Según eso, se trata de unos lazos de al menos diez años. En su perfil de Linkedin el empresario insistía en el mensaje: “establecimiento de negocios para la agencia gubernamental cubana y venezolana, Alimport y Corporación Casa a través de una relación de amistad y negocios con la estrella del fútbol y leyenda Diego Armando Maradona”. Ese extracto fue eliminado de su perfil profesional.

En esa web de Anton Commodities estaban también los primeros datos de sus negocios como broker con Cuba, país con el que Maradona también guarda una estrecha relación tras vivir allí hace años, y Venezuela hasta 2016.

A la isla, refería el sitio, Antonini despachó más de 750.000 toneladas de granos. Y a Venezuela, a través de  compañías estatales como la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) o la extinta Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa), vendió otras 450.000 toneladas en productos como maíz blanco y amarillo, o trigo. Aunque se mencionaban “varias dificultades basadas en condiciones de pago, logística y calidad”, se expresaba también su deseo de “incrementar nuestro negocio en los próximos meses”. Y vaya si creció.

Tiro indirecto desde México

A través de Casillo Commodities Italia Spa, Valerio Antonini logró afianzar su negocio con Venezuela. En 2017, por ejemplo, la empresa italiana selló el contrato número 0136 con Corpovex, el holding estatal que centraliza las importaciones en Venezuela, para el suministro de al menos 450.000 toneladas de maíz blanco por casi 130 millones de dólares y otras 300.000 toneladas de trigo durum por casi 100 millones de dólares, estas correspondientes a otro contrato, numerado como 0138.  Sólo ese año, de acuerdo a la información obtenida, el negocio pudo rondar los 482 millones de dólares. La buena racha de Grupo Casillo y Valerio Antonini -ninguno de los cuales contestaron la solicitud de entrevista para este reportaje-, así como de Diego Armando Maradona por traspuesto, era la comidilla entre los empresarios venezolanos del sector alimentario.

Fuentes consultadas aseguran que prácticamente desde hace dos años Casillo Commodities y Valerio Antonini, gracias a su amistad con el irreverente ex futbolista argentino y la “conexión política” de este con el Gobierno venezolano, monopolizan los suministros de maíz blanco. Aseguran tener noticias de reuniones del ex presidente de Corpovex y actual embajador de Venezuela en Catar, el mayor general Giuseppe Yoffreda, con el empresario italiano.“Es vox populi lo del amigo de Maradona”, sentencia uno de los entrevistados.

Hace pocos meses fue el diputado de oposición Julio Montoya quien se refirió al asunto. “Gol de Maradona en Venezuela, compañero de equipo Valerio Antonini (…) La influencia del futbolista en el régimen lo llevó a recomendar Casillo Commodities Italia Spa, ahora compran maíz blanco en México”, ironizó el parlamentario en Twitter el 28 de octubre de 2018.

En efecto la empresa, originaria de Bari, al sur de Italia y a unos 250 kilómetros de Nápoles, donde Diego Maradona también vivió días de gloria como futbolista en la década de los 80 y dejó sembrado un mito, compra en México el maíz blanco y el trigo, mientras que es en Brasil y Argentina de donde obtiene arroz paddy, azúcar cruda y aceite crudo de soya para enviarlos a los puertos venezolanos. Todos los contratos fueron sellados entre Casillo Commodities Italia Spa y la estatal Corpovex. El receptor de la mercancía fue la Corporación Única de  Servicios Productivos y Alimentarios (Cuspal), ente que suplantó a Casa y está adscrito al Ministerio de Alimentación, siempre dirigido por militares desde su creación en 2003.

Los reportes financieros de la compañía italiana asoman la importancia que ha tenido Venezuela en su negocio en los últimos años. En 2014 las ventas al país caribeño representaron 9% de sus ventas, siendo su sexto mercado. Un año después fue el quinto mercado y alcanzó hasta 14% de sus ventas. “Los países del norte de África, Cuba y Venezuela son los principales importadores y nuestros clientes”, destacó Francesco Casillo, uno de los propietarios del grupo, en una entrevista al diario italiano La Repubblica de Roma en 2016.

La información obtenida para este reportaje muestra que 2018, a contracorriente del hundimiento económico venezolano, fue el mejor año de esa relación de Casillo Commodities Italia Spa. La empresa, guiada por Valerio Antonini, logró al menos siete contratos que sumarían entre 700 y 800 millones de dólares por la venta de maíz blanco, trigo, aceite de soya y torta de soya, entre otros productos. En 2019 la empresa ya habría firmado los contratos 0001, 0002, 0003 y 0004 que están a la espera de su ejecución pero suman casi 140 millones de dólares.

Además del pago con la tonelada de oro reseñado por el diario italiano La Veritá, el financiamiento de algunos contratos ha salido del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), creado en 2005 por Chávez para costear proyectos de inversión en el país. Casualmente en algunos de sus mensajes de apoyo publicados en sus redes sociales, Diego Maradona suele mencionar al ministro venezolano de Finanzas y expresidente del Fonden, Simón Zerpa Delgado, así como a Juan Escalona, edecán de Nicolás Maduro.  “El imperialismo no va a poder con Venezuela. Esos países que apoyan el bloqueo económico de los Estados Unidos dan vergüenza. Están dejando morir a grandes y chicos por falta de medicamentos y de alimentos. Fuerza venezolanos, fuerza @NicolasMaduro. Resistan, venceremos! @SimonZerpaDelgado @EscalonaJuanF”, posteó en su cuenta de Instagram el pasado 28 de mayo.

Ese tipo de mensajes y muestras de apoyo son frecuentes por parte de Diego Maradona. En abril pasado dedicó una victoria del equipo Dorados de Sinaloa de la segunda división mexicana, al que entrenó hasta hace semanas, al mandatario venezolano. “Quiero dedicar el triunfo a Nicolás Maduro y a toda Venezuela que está sufriendo, porque los sheriffs del mundo, que son los yanquis, que porque tienen la bomba más grande del mundo, se creen que nos pueden llevar por delante. A nosotros no, a nosotros no nos compra ese tirano que tienen de presidente (Donald Trump)”, manifestó en rueda de prensa apenas terminó el juego. El gesto le valió a Maradona una multa por infringir el código de ética de la Federación Mexicana de Fútbol y aunque el monto de la sanción no fue revelado, seguramente está muy lejos de los millones que en Venezuela consiguió su amigo Valerio Antonini

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:

Artículos Relacionados

24-01-21
Lo que Maradona se llevó de Venezuela 

A dos meses de la muerte del astro del fútbol empieza a correrse el velo en torno a la herencia que pudo dejar después de una vida de excesos multimillonarios. Según diversas versiones, buena parte del patrimonio que legó se compone de los ingresos que obtuvo de negocios con el chavismo. La militancia revolucionaria de Maradona tuvo una contrapartida en jugosas comisiones por contratos de importación de alimentos en favor de una compañía italiana, sobre todo entre 2015 y 2019, cuando el hambre se enseñoreaba en el país y el mítico 'Pelusa' cobró millones de dólares.

15-03-20
Un trabuco de negocios con el Estado al que le faltan los trofeos

Aunque rara vez pase de la zona intermedia de la tabla de una de las ligas profesionales de fútbol más débiles del mundo, el Atlético Venezuela, un club con apenas una década de existencia, maneja presupuestos de otra categoría. Detrás de la franquicia, desprovista de historia y fanaticada, están los denuedos de un ex militar con buena racha para los contratos con el Estado y un grupo de amigos que, entre todos, controlan al menos 29 empresas.

Los ‘garimpeiros’ de la sal

Centenares de habitantes de Araya, la península occidental del estado Sucre, combaten la pobreza extrema sacando el único recurso que apenas pueden rasguñar de la tierra: la sal. El contrabando del mineral, que hace un par de años se hacía con algún recato, hoy se practica a plena luz y bajo la complicidad de las autoridades de la zona, que lo permiten a cambio de dinero y a sabiendas de que la empresa estatal encargada de esa explotación, administrada por el Gobierno regional, está destartalada e inoperante.

Los arroceros que nunca se fueron de la fiesta revolucionaria

Gracias a la afinidad entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela de los últimos años, la exportación de arroz desde el país austral no ha cesado a pesar de las dificultades que representan las sanciones financieras contra el régimen de Caracas, su propia debacle económica y la desaparición de un intermediario clave vinculado al movimiento Tupamaros. Un 'trader' en particular porfía en este negocio en el que el precio del cereal puede duplicar su precio y superar los marcadores del mercado internacional antes de llegar a puertos venezolanos.

08-12-19
Un matadero a cielo abierto y del tamaño de un país

Ni las reses se salvan de la violencia en la Venezuela bolivariana. Si solían contar con el beneficio del sacrificio industrial para servir al mercado de la carne, desde hace cuatro años están a merced de bandas de maleantes que, armados con cuchillos y machetes, se meten a las fincas y a veces en el mismo sitio les dan muerte para llevarse sus mejores partes. El abigeato se vuelve un descuartizamiento primitivo. Además, el cuatrero tradicional comparte ahora el campo con indígenas, miembros del crimen organizado y funcionarios corruptos que han llevado el fenómeno más allá de la frontera. 

Un megaproyecto entre Argentina y Venezuela drenó millones y no hizo ni pío

De aquella época de fraternidad inquebrantable entre Hugo Chávez y el matrimonio Kirchner, el gobierno “revolucionario” firmó contratos con la empresa argentina Granja Tres Arroyos por 82 millones de dólares para construir un polo avícola en Venezuela. Fue en el año 2009 y hoy, diez años después de aquellos anuncios que prometían la soberanía alimentaria para Venezuela, queda un pequeño galpón de cría de pollos olvidado en el Parque Nacional de Uverito en el Estado Monagas. Una millonaria estafa al pueblo venezolano que también ocasionó el desplome de la economía de una ciudad argentina que hoy se recupera de una burbuja que reventó muy pronto

1 2 3 8

Otras historias

A Monómeros la ‘hackearon’ desde adentro

Más que Amparito, es esta empresa petroquímica la moza de la que todos los venezolanos se prendan en Barranquilla: filial de la estatal Pequiven, quedó en manos del gobierno interino de Juan Guaidó cuando Colombia, como otras democracias occidentales, desconoció el régimen de Maduro en 2019. Pero la medida no sirvió para protegerla, sino para dejarla a merced de las maniobras de un ingeniero con conexiones políticas y de su grupo, quienes no dudaron en pasar de gestores y contratistas de la compañía a hacerle competencia. 

24-11-21
Los amigos de la vicepresidenta dan la hora en la UCV

A pocos meses de su tercer centenario, la principal universidad del país fue tomada por el gobierno, de noche y tras muchos años de asedio. La ocupación se presenta benévola, dirigida por egresados afectuosos, y con el propósito único de restaurar el esplendor de un campus que hace más de dos décadas fue proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero, aún si nadie conoce los alcances y criterios profesionales de la intervención, hay un contratista que ya sabe de sus beneficios: Racar Ingenieros, una empresa con relaciones de vieja data con Delcy y Jorge Rodríguez.

Expulsado y con la muerte a cuestas

Una joven pareja de los llanos centrales venezolanos intenta desde 2020 llegar a Ecuador atravesando Colombia. Pero todas las rutas los conducen a la desgracia: ya han dejado dos hijas enterradas en el camino. El destino todavía les jugó otra mala pasada este año cuando al padre lo acusaron de participar en el bloqueo de una carretera y las autoridades lo expulsaron sin miramientos.

Una redada de venezolanos en Bogotá terminó en el Orinoco

El 23 de noviembre de 2019 fue un día de cuchillos largos en el barrio de Patio Bonito. En medio de protestas en la capital colombiana, una razzia policial recogió indiscriminadamente a los migrantes que encontraba en la calle y los arrastró a centros de detención. Allí los agrupó con otros individuos hasta llegar a 59, los montaron en un avión hacia la frontera con Venezuela y, para completar la expulsión colectiva, debieron sortear la ira de las turbas xenofóbicas.

El 'delivery' que nunca regresó

Miguel Ángel Calderón, un repartidor de domicilios venezolano, fue acusado de espiar en Bogotá al presidente colombiano, Iván Duque, solo por grabar un video en la vía pública que iba a compartir con su esposa por Whatsapp. La acusación se hizo pública por los medios. Trató de defenderse con la ayuda de abogados y ganó un amparo en tribunales pero, aún así, fue expulsado y no ha logrado regresar a Colombia para estar con su familia.

Expulsiones: El lado oscuro de la política migratoria colombiana

No se trata de la xenofobia al uso, esa que alimenta prejuicios y a menudo cataliza el sentir de la calle para transformarlo en banderas populistas. Pero fue algo parecido lo que llevó a las autoridades colombianas de migración y policía a empezar a usar desde 2019 como chivos expiatorios de disturbios, crisis sociales y sensaciones de inseguridad a los venezolanos irregulares, a los que expulsa por centenares, sin control judicial, sin responsabilidades claras. Lo cuenta este primer reportaje de una serie que publican en conjunto Armando.info y La Silla Vacía, de Colombia.

Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram