El evangelio según Maduro

Entre los acomodos que se adelantan de cara a una eventual contienda electoral, el chavismo busca seducir a los votantes de las iglesias evangélicas del país y al propio clero de ese cristianismo alternativo, que cala con efectividad en zonas populares. Programas socio-clientelares como ‘El buen pastor’ o ‘Mi iglesia bien equipada’ constituyen la avanzada de una campaña que ya no tacha la religión como el ‘opio del pueblo’, sino que la tiene por una palanca de captación de nuevas voluntades. Pero no toda la feligresía se presta al juego.

7 mayo 2023

El primer viernes de marzo de 2023, Fernanda de Camejo esperaba recibir los primeros materiales de construcción del refugio para familiares de pacientes de módulos y hospitales del oeste de Caracas, proyecto al que, como pastora de la Iglesia Evangelista Restauradora La Resurrección, en La Vega, dedica sus días.

Qué materiales le entregarían es algo que entonces no habría sabido responder. De hecho, el día en que acudió a la cita a la que la convocó Oswaldo Zamora, director del Consejo de Gobierno Pastoral del Gobierno de Caracas, no le dieron ninguno. Pero sí recibió algo más compacto, nada aparatoso para el traslado: 2.000 dólares en efectivo.

“Zamora me llamó: ‘Fernanda, guerrera, te llamo para decirte que quedaste beneficiada’. Me dijeron que me darían materiales. Cuando llegué me dieron un efectivo. ‘Para que compres lo más necesario para que comiences la obra. Cada mes te vamos a dar’. Esto que tengo es para comprar losacero, para comprar la primera parte, porque es lo más costoso”, relata desde el borde de un farallón que colinda con las ruinas de la centenaria fábrica de Cementos La Vega, empresa expropiada, junto con toda la industria cementera, por Hugo Chávez en 2008. En una parte de ese mismo edificio, cedido a ella por el régimen de Nicolás Maduro, es donde pretende construir el refugio.

“Si hay algo que tenemos claro como cristianos evangélicos es que Dios nos va a proveer lo que necesitemos, solo que Dios va a utilizar a alguien como instrumento: una institución, una persona. Si nos dicen algo de política, nos desligamos, porque sabemos que, por algún lado, la bendición va a fluir. Pero en esta ocasión es así. Ahora me dieron 2.000, pero esperemos que el mes que viene nos den 5.000, 10.000… confiando en el señor”, repite, convencida.

Las iglesias cristianoevangélicas se han multiplicado en los sectores más empobrecidos de Venezuela. Es un nicho que el chavismo quiere aprovechar. Crédito: Armando.info

Lo que ocurre en La Vega, un empobrecido sector popular del oeste de la capital de Venezuela, comienza a replicarse en otras partes del país. Así, sin contraloría, sin una rendición de cuentas y sin secularismos, el chavismo reparte fondos a discreción entre pastores evangélicos, en la acometida de una estrategia que se expande más en cada día transcurrido, que es, a su vez, uno menos para la elección presidencial de 2024.

La táctica, no declarada, es consistente: desplazar a los líderes vecinales de abolengo y aupar, con inyecciones de fondos, a otros líderes, los pastores. Es la última apuesta presidencial para buscar los acomodos necesarios ante la proximidad de los comicios en los que se juega, nada menos, la permanencia en el poder. Es la apuesta de Maduro por Jehová.

Para la gloria de los votos

Como resume en su declaración para este reportaje Carlos Aponte Blank, sociólogo, investigador y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el acercamiento del chavismo a sectores de la iglesia evangélica hoy en día es parte de una estrategia de apropiación de un nicho electoral.

Esta simbiosis político-religiosa tiene sus antecedentes en el lapso como conspirador de Hugo Chávez durante la década de los años 80 del siglo XX, y su desenlace en el intento de derrocamiento del gobierno constitucional del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez el 4 de febrero de 1992. 

“El 4 de febrero hubo una participación importante de evangélicos que se mantuvieron cercanos al MBR-200 [Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, la logia fundada en 1983 por Chávez y otros oficiales del Ejército venezolano]. Luego, cuando Chávez hace su campaña, muy astutamente incluye a muchos (representantes de esta religión). En el Kino de Chávez [una tabla de los candidatos a diputados de la Asamblea Constituyente de 1999, impulsada por el fallecido expresidente] metieron a muchos. Por eso hoy vemos la participación tan fuerte de ellos en el PSUV [Partido Socialista Unido de Venezuela]”, compendia Tamara Adrián, abogada y exdiputada de la Asamblea Nacional entre 2016 y 2021.

Pero esa participación no está supeditada exclusivamente al ámbito interno del PSUV. El chavismo, desde el poder, con el poder y a través del poder, ha sido consecuente en la estimulación de esa alianza desde otras dos vertientes. Una es la de la desconfianza hacia el voto.

Desde que fue instituido oficialmente en 2019, Nicolás Maduro ha participado en las celebraciones del Día Nacional del Pastor y la Pastora. Crédito: Prensa Presidencial/Jhonn Zerpa

“Con Javier Bertucci [pastor de la iglesia Maranatha, fundador de la organización El Evangelio Cambia y actual diputado de la Asamblea Nacional] el chavismo intentó penetrar esa estructura evangélica, y que hubiese una voz que movilizara y que no estuviese asociada a ningún partido”, expone Luis Carlos García, antropólogo y analista de la penetración de la iglesia evangélica en las comunidades indígenas, sobre la participación del ministro como candidato presidencial de mayo de 2018, cuando Maduro fue reelecto.

Un año después, la estrategia non sancta se amplió. En diciembre de 2019, en un acto presidido por Moisés García, del Movimiento Cristiano Evangélico por Venezuela (Mocev), y en frente de 1.700 religiosos, Maduro decretó el Día Nacional del Pastor y la Pastora y la creación de la Universidad Teológica Evangélica. “Dios te bendiga, hermano”, le dijo el pastor a Maduro mientras se abrazaban. Un año después, García fue elegido diputado de la Asamblea Nacional por el PSUV.

Aunque la pandemia por la covid-19, decretada en marzo de 2020, ralentizó algunos de estos planes, la etapa posterior al confinamiento llegó con más bienaventuranzas para la iglesia evangélica: en enero de 2023, Maduro anunció la continuación del plan Mi iglesia bien equipada y la ampliación del plan El buen pastor, que se resume a la entrega de bonos con la condición indispensable del registro de cada pastor en el Sistema Patria, herramienta denunciada como estrategia de control social por parte del madurismo.

“Si bien con Bertucci la estrategia era movilizar para restarle votos a la oposición, ahora la estrategia es sumarle votos al chavismo. Todos estos nuevos planes creo yo que están tratando de infiltrar la estructura social que ya existe”, añade García.

Los dos planes se amalgaman con una estrategia de enlace: hombres en puestos claves que fungen como bisagras entre Gobierno y partido y las iglesias evangélicas. Estos hombres son Nicolás Maduro Guerra, diputado de la Asamblea Nacional en representación de La Guaira (antes, Vargas) y ahora vicepresidente de Asuntos religiosos del PSUV, además de hijo de Nicolás Maduro; y Nahum Fernández, jefe de Gobierno del Distrito Capital, vicepresidente de Movilización y Eventos del PSUV y encargado en Miranda del censo para el plan El buen pastor, quien preside los actos de entrega de las dádivas  (como cemento, cabilla o pintura) para las iglesias evangélicas en Caracas, como anunció en un tuit el 3 de marzo de 2023: la misma semana en que la pastora de La Vega recibió el dinero en efectivo en lugar de los insumos de construcción que esperaba. 

Maduro Guerra no ha hecho menos y desde entonces participa en eventos con pastores evangélicos. Aunque también suele retratarse con representantes de otros cultos, el dinero para los primeros y para sus iglesias fluye, aunque, como señalan los mismos religiosos, con intermitencia y sin orden.

Que el señor (Maduro) te lo multiplique 

De distintas maneras, Maduro ha consolidado el enlace con las iglesias evangélicas. Sin que hasta ahora se mencione una eventual alianza electoral, los pastores han sido invitados a registrarse en el sistema gubernamental Patria para recibir el bono El buen pastor y para participar en Mi iglesia bien equipada.

“En mi caso, como presidenta del Consejo de Gobierno de Pastores de La Vega, trabajamos directamente con Nahum Fernández. Pero originalmente me contactaron a través de un miembro de la iglesia”, explica Fernanda de Camejo, cuya iglesia funciona en una base de misiones, idea anunciada por Maduro en 2014 para relanzar y unificar los programas sociales del chavismo en un solo lugar.

En las bases de misiones también funcionan ahora iglesias evangélicas. Crédito: Armando.info.

Añade: “Nos dijeron que la visión de Maduro era ayudar a las iglesias cristianas porque las católicas eran las que estaban siendo beneficiadas, entonces él [Nahum Fernández] nos dijo que querían trabajar con las cristianas porque sabían las necesidades a nivel de los cerros, y nosotros conocemos esas necesidades”, dice, haciendo alusión a los barrios más pobres que, por lo general, se levantaron en las zonas montañosas que rodean el valle de la capital venezolana.

El lobby no ha sido únicamente de cuesta arriba y de barrio adentro, sino también de cierta refinación. Lo recuerda un pastor de otro sector del oeste de Caracas, San Martín. Su nombre se omite a petición.

“Yo estuve en el almuerzo con Nahum en el [hotel] Meliá Caracas, a finales de enero [de 2023]. Él dijo que aquí el político es él. Pero que lo que necesitaba era que la iglesia los ayude. Y por eso abrió las puertas. ‘Queremos que la iglesia empiece a crecer’, nos dijo. Ahora, lo que no puedo hacer luego es obligar a la gente a votar por alguien. No en base a mi decisión puedo dar dirección a todo el grupo. Mi responsabilidad es impulsar que la gente ejerza sus derechos”, razona. ¿Ha sido beneficiado? Sí. Pero, ataja con rapidez, con un simple instrumento musical que necesitaba para armonizar sus cultos: un teclado. 

Lejos de dogmas y con un pragmatismo inusitado, otro pastor de La Vega, cuya identidad también se omite a petición, se explica: si hay una ayuda para el rebaño, venga de donde venga, debe ser bienvenida. Su deber es canalizarla.

“Nosotros somos apolíticos, porque trabajamos para ser almas aptas para el reino, pero ya que el gobierno nos hace este llamado, nosotros lo atendemos porque también tenemos que sujetarnos a las leyes terrenales”, esgrime.

Estudios independientes señalan que más de 20% de la población venezolana profesa la fe cristianoevangélica. Crédito: Armando.info.

Este ministro fue uno de los cientos que participó en las jornadas de registro del plan El buen pastor. Fue en la Plaza Bolívar de Caracas, en octubre de 2022. Desde entonces solo tuvo que esperar para recibir el bono.

“Nos pusieron a todos en un toldo que hicieron de la Alcaldía [de Caracas], y en diciembre recibimos un bono. Pero no a todos les vino. Nos dijeron que a los que no nos vino nos censarán de nuevo”, relata.

En las mismas reuniones estuvo Próspero Manrique, durante 32 años pastor de la Iglesia Pentecostal Unida, un recinto que funciona en la parte alta de una casa de dos plantas en un callejón de El Valle (sector de clase media-baja del suroeste de Caracas), en conjunción con un centro hípico clausurado. Igualmente, sólo recibió el bono una vez.

“El bono me llegó sólo en diciembre, a partir del registro. Desde allí, no más. Luego, en una reunión en febrero, con la Alcaldía, nos dijeron que teníamos que registrarnos de nuevo. También insistieron en que esta alianza es porque nosotros entramos en donde otros no entran. La iglesia ha estado haciendo ese trabajo”, dice.

¿Hay suspicacias sobre el uso electoral que el madurismo puede hacer de los pastores con fines electorales? El ministro de La Vega reflexiona: “Pues sí da mucho que pensar. A veces ocurren esas cosas. [En el chavismo] saben que en la iglesia hay mucho voto y puede haber una estrategia. En nuestra organización, a nivel nacional, tenemos 1.800 iglesias”. No se refiere, con las 1.800 iglesias, al total de las evangélicas, sino a la institución a la que él pertenece: la Iglesia Pentecostal Unida.

Nicolás Maduro Guerra ha sido el encargado del acercamiento del PSUV con las iglesias evangélicas. Crédito: Twitter @nicmaduroguerra

Para el PSUV, el número en este caso es claro. Dos estudios sitúan a la fe cristianoevangélica como la segunda más numerosa del país. De acuerdo con la firma venezolana More Consulting, esta creencia ocupa el 25,5 por ciento de preferencias religiosas de los venezolanos. Otra firma, Statista, de Alemania, señalaba en 2022 que 21,7 por ciento de la población venezolana era evangélica. 

“Por eso Mi iglesia bien equipada, por eso El buen pastor: porque ellos (el PSUV) no puede perder ese porcentaje (en que se estima la población evangélica en Venezuela). Por eso todos estos planes”, remata Tamara Adrián.

Un desplazamiento bíblico

Convéngase el término de líder comunitario para arropar en una categoría a representantes de sectores empobrecidos de Venezuela que, históricamente, han sido enlaces entre sus vecinos y entes gubernamentales durante el chavismo.

Acotada la definición, conviene repasar lo que ocurre con todos estos líderes comunitarios, hoy en cierta forma desplazados (o comenzando a serlo) por el aluvión de las publicitadas alianzas (nuevas ¿y eternas?) entre chavismo e iglesias evangélicas.

Sentada a la mesa de su casa, en 23 de Enero, una lideresa comunitaria pide el anonimato para este trabajo: “Recuerda que aquí hay colectivos”, advierte. Católica, habla escoltada por tres serigrafías: La última cena, de Leonardo da Vinci, una Virgen de Coromoto y un Jesús de la Misericordia. A su lado está otro líder, su vecino, cristianoevangélico.

Ambos han trabajado en diversos ámbitos en pos de beneficios para todos en ese sector del 23 de Enero, la comunidad obrero-popular del centrooeste de Caracas que es reducto del chavismo como lo fue, por mucho tiempo, de agrupaciones subversivas. Desde canalizar ayudas para las familias damnificadas por los derrumbes por las lluvias en octubre de 2022, hasta coordinar las jornadas para la distribución del gas por cilindros. Aunque tímidamente, en 23 de Enero el programa El Buen Pastor llegó en 2021.

Con timidez han llegado los planes El buen pastor y Mi iglesia bien equipada a 23 de Enero. Crédito: Armando.info.

Pese a que poco se ha oído hablar sobre buenos pastores e iglesias bien equipadas en el barrio, para ambos está claro: que queden desnudos los planes como estrategias electorales es cuestión de tiempo. Ya algo similar vivieron hace algunos años.

“Yo trabajé mucho con [Javier] Bertucci y fíjate que siempre tuvo contacto conmigo. Los juguetes del día del niño o de diciembre los repartíamos nosotros, y nunca me dijeron [los representantes del pastor Bertucci] que ahora que cumplieron [entregando juguetes en la comunidad], debemos cumplir nosotros. Lo que quería era multitud”, rememora ella.

Lo mismo fue lo que vivió con representantes de oficinas gubernamentales. Por eso, espera que de un momento a otro el chavismo sea explícito en su petición: “Trabajando en el CLAP, como vocera, y en las mesas de gas, me decían que si podía ayudar con el 1 por 10 [estrategia de campaña electoral oficialista, que consiste en que una persona movilice diez votantes en favor del PSUV] y les dije que lo lamento. La gente tiene que votar por quien quiera. Tenemos un derecho por ser venezolanos, nada más”.

Su vecino y compañero en la entrevista concuerda: la estrategia es la prevista. Y aunque cristianoevangélico, afirma que no se apunta en ella. “Hay pastores que reciben un bono, pero el que tiene la palabra es el señor. Un pastor que se dé cuenta de que esto está sucediendo, es decir, todo lo malo que ha ocurrido en estos años, no puede participar en esto. Acá tenemos que estar claros en que todo esto contraviene aquello de que debemos tener un correcto proceder. La política no debería mezclarse con la religión”, remata.

En la misma tónica, un pastor de Antímano sentencia: “Hemos evitado depender de cualquier gobierno para nuestro funcionamiento, sustento o manutención. Con poco o con mucho hemos hecho nuestro trabajo. Le aseguro que muchos ministros evangélicos pensamos así, sin ser muy mediáticos. Hay un sector que ha hecho mucho ruido y levantado polvo, pero desconocemos quiénes son la mayoría y a quién representan. A mí y a muchos otros no nos representan”.

Con las misiones ya fracasadas, el chavismo apuesta a nuevas estrategias electorales para ganar votos en sectores populares. Crédito: Armando.info.

En enero de este año, el Consejo Evangélico de Venezuela (con una prolongada relación de antagonismo con el Gobierno) fijó una postura cuando emitió un comunicado, a propósito de los cada vez más frecuentes actos que reunían al Gobierno con pastores.

“Observamos el fuerte componente político-partidista en estos anuncios (…) respecto a equipamiento de iglesias para sus cultos, afirmamos una vez más que somos consecuentes con el principio de separación Iglesia-Estado, y en este sentido creemos que los fondos públicos no deben estar a disposición del avance de credos religiosos o ideológicos particulares. Los impuestos de los venezolanos deben estar al servicio de todos en general y no de sectores particulares”, expresaron entonces para dejar en claro que, respecto a la confluencia del chavismo y los evangélicos, ni están todos los que son ni son todos los que están.

La Iglesia Evangélica Pentecostal de Las Acacias, en Caracas, refrenda el comunicado. Uno de sus voceros, que pidió el anonimato, destaca el carácter político de estos planes, lo que sustenta la decisión de mantenerse al margen.

“Nosotros no nos sumamos a eso. Son unos términos políticos. El que habla [se refiere al Movimiento Cristiano Evangélico por Venezuela] lo hace en nombre de todos, pero nosotros no somos el todo. No participamos ni siquiera en la reunión. Nosotros nos ceñimos a la palabra de Dios, y plegarse a eso expresa no sumarnos a eso”.

Todo tiene su hora…y precio

Los líderes comunitarios no han sido los únicos relegados. Una vieja estrategia electoral del chavismo, la de anunciar nuevos planes en vísperas electorales, también ha quedado, hasta ahora, mayo de 2023, denostada.

El antropólogo Luis Carlos García ensaya una explicación: “El chavismo descubrió que las iglesias evangélicas son una gran red, porque lo son. Es como una estructura social que ya existe para movilizar”.

Carlos Aponte Blank, investigador y profesor de la UCV, recapitula la historia electoral del chavismo con el eje de una palabra: misiones. “El chavismo ha sido inteligente al apropiarse de nichos electorales. Más que buscar el voto, ha buscado desestimular a los sectores que no le son favorables. Y garantizar unos nichos pequeños, limitados, pero controlados, que le permitan tener la victoria, aunque solo sea el 40 por ciento de la población la que vote”.

A partir de allí, recapitula: las misiones Mercal y Barrio Adentro, y las educativas Robinson, Ribas y Sucre, antes del referendo revocatorio presidencial de agosto de 2004; Piar y Guaicaipuro para las presidenciales de 2006; Vivienda y Madres del Barrio en la víspera de los comicios de 2012; y CLAP y bonos a través del Carnet de la Patria para las de 2018.

“Las misiones casi siempre se activan frente a eventos estratégicos, que son elecciones presidenciales. Entonces se lanzan las misiones sociales, un recurso de muy alto impacto comunicacional: realmente, Chávez se botó en el manejo comunicacional. Parecía más lo que se estaba realizando que lo que realmente hubo, y todo coincide con el alza de los precios petroleros”, reflexiona.

No todas las iglesias evangélicas se han plegado a la estrategia del madurismo. Crédito: Armando.info.

Aponte Blank sentencia que ante el “inmenso cementerio de misiones” que ha quedado en la actualidad, el chavismo ha debido centrarse en una reinvención. “Siempre hay suposición de que el gobierno maneja información privilegiada. No se conoce ningún criterio, con los bonos, sobre quiénes los reciben y quiénes no”.

Este acercamiento pone al chavismo, además, a la par de enemigos naturales, como Jair Bolsonaro, expresidente de Brasil, o Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, refiere Carlos Delgado Flores, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), autor del libro Público y sagrado: religión y política en la Venezuela actual e integrante del grupo de Religión y Política de la Asociación Venezolana de Sociología.

“A nivel latinoamericano, es la derecha liberal la que recibe apoyo de los evangélicos, caso Bolsonaro, en Brasil, caso acuerdo de paz, en Colombia. Los evangélicos no son un culto mayoritario, pero sí estratégico”, esboza.

En el planteamiento de la proximidad del chavismo con sus antagonistas ideológicos gracias al puente común de los evangélicos, lo acompaña Richelle Briceño, docente de la UCAB, abogada de la UCV, excandidata a diputada, activista por los derechos de la comunidad trans y fundadora de la organización política Unidos por la Dignidad.

“La fórmula de Brasil se ha tratado de implementar en Latinoamérica, pero sin el éxito de Brasil. Con el mismo Chávez eso se intentó. Esos grupos evangélicos se montaron en la ola Chávez para montarse en la ola del poder. Se trata de replicar ese modelo de Estado. En Brasil lo hubo con Bolsonaro. ¿Es viable que ese modelo se replique en Venezuela? Complicado, porque no tenemos el mismo imaginario que el brasileño, y, segundo, los cristianos evangélicos no han estado ligados a la política, y con esto me refiero a los feligreses”.

La estrategia de acercamiento de Maduro a la iglesia cristianoevangélica también lo acerca a figuras antagónicas a él, como Jair Bolsonaro y Donald Trump. Crédito: Jim WATSON / AFP

Desenfunda lo que considera un peligro real: la vulneración de derechos humanos de sectores como el LGBTIQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, queer y otros). “Esto es sumamente riesgoso, porque las políticas públicas estarán dirigidas hacia los dogmas y no hacia los derechos de las personas. Pero no solo eso: los derechos sexuales y reproductivos están también en riesgo. Estas concepciones religiosas dogmáticas ponen en riesgo la civilidad en el país”.

Carta magna (y ambigua)

El artículo 59 de la Constitución de Venezuela garantiza las libertades de religiones y cultos. “Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de las iglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y de la ley”, refiere.

En este artículo de una Constitución impulsada por el mismo chavismo, están los basamentos contravenidos con estas estrategias. “Entre las movidas está que Maduro anunció que 4% del presupuesto nacional será dedicado a religiones. Pero no es para religiones, es para los evangélicos. Maduro, por un lado, pasa dinero a los evangélicos, y por el otro les da látigo a las organizaciones no gubernamentales”, observa Koddy Campos, exmilitante del PSUV y también integrante de Unidos por la Dignidad.

Leandro Viloria, también exmilitante del PSUV y activista de la comunidad LGBTIQ+, resalta el carácter clasista de esta medida.

“La mayoría de personas pobres son cristianos evangélicos. Entonces era más rentable apostarle a los pobres evangélicos que a la clase media. Allí el acercamiento ha sido hacia grupos conservadores radicales. Concluimos entonces que hay clasismo: económicamente, estás comprando votos”, sentencia.

Giovanni Piermattei, activista del matrimonio igualitario en Venezuela, recuerda que las simbiosis de la religión y el Estado han sentenciado varios avances de derechos humanos.

“Hemos denunciado desde hace muchos años el incremento de la incorporación a las instituciones del Estado, como en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Ministerio Público (MP), la Defensoría del Pueblo, etcétera, de militantes de movimientos religiosos fundamentalistas, como el movimiento cristianoevangélico. Por ejemplo, Gladys Gutiérrez, presidenta del TSJ; y Tania D’Amelio, que está en la Sala Costitucional…. y antes representante del Consejo Nacional Electoral (CNE) y piedra de tranca para los derechos de las personas LGBTIQ”.

Subraya el pecado original de la Constitución nacional: amén de los postulados del artículo 59, el preámbulo aniquila todo viso del secularismo sobre el que, se supone, deben construirse los Estados: “El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios…”, reza. Esa ambivalencia ha sido, también, herramienta manida por el chavismo.

“Ese dios [del preámbulo] se asume que es el impuesto por el catolicismo, ni siquiera el dios cristianoevangélico. Entonces, hay una incongruencia. Hay un debate público sobre si Venezuela es un estado laico, aconfesional, o si permite la libertad de religión. En un Estado laico eso no sería un tema de conversación, porque cada movimiento religioso, como cualquier ONG, tendría la imperiosa necesidad de hacerse visible, pero en un Estado como el nuestro, en donde no somos laicos ni aconfesionales (por aquello del dios judeocristiano eurocéntrico) hay unas costuras desde el preámbulo constitucional”.

Carlos Delgado Flores va más allá y asoma una hipótesis: cómo el chavismo se desdibuja a sí mismo. “¿Qué socialismo es este cuyo partido tiene un departamento dedicado al tema religioso? ¿No se supone que la religión es el ‘opio de los pueblos’? ¿Qué vigila con esta medida? ¿La aconfesionalidad de los militantes del PSUV?”.

Entes del Estado y sus representantes, entre ellas la Dirección de Instituciones y culto, no respondieron a las solicitudes de información y entrevistas para esta investigación. Crédito: Armando.info.

Para esta investigación, Armando.info contactó, por WhatsApp, al diputado Oswaldo Vera, representante de la Comisión Permanente de las Familias, la Libertad de Religión y de Cultos de la Asamblea Nacional. No hubo respuesta. Aparte, su secretaria sólo contestó: “cualquier cosa te aviso”, luego de la solicitud. Algo similar ocurrió con la responsable de prensa de Nahum Fernández (como encargado del censo del plan El buen pastor), quien no respondió más luego de saber que la solicitud de entrevista se hacía desde Armando.info. El propio Fernández tampoco respondió los mensajes enviados directamente a su número.

También se envió una solicitud de información, tanto en físico (que fue firmada y sellada como recibida el 6 de marzo de 2023) como por WhatsApp, a Alana Zuloaga, viceministra de Política interior y Seguridad jurídica, con copia a Fátima Johana Oviedo, directora general de Religiones y Cultos, ambas dependencias del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Tampoco hubo respuestas.

Además, se solicitó entrevista, a través del buzón de mensajes directos de su cuenta de Instagram, al diputado Moisés García Duarte, presidente del Movimiento Cristiano Evangélico por Venezuela (Mocev). La petición se intentó canalizar aparte con un mensaje directo a la cuenta de Twitter del Mocev en Carabobo. Por ninguna vía hubo respuesta. 

El acercamiento a sectores cristianoevangélicos es un trecho que el chavismo camina con pasos firmes. Los pastores que han acudido al llamado del madurismo confían en que no habrá peticiones electorales. Solo les queda esperar. Mientras, algunos ya han tomado la decisión, y en caso de, tienen ensayada su respuesta. Como un pastor de La Vega que accedió a conversar para este reportaje: “Trabajamos para ser almas aptas en el reino de los cielos. La palabra de Dios nos dice que no se puede servir a dos señores al mismo tiempo”.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:                    

Artículos Relacionados

Líderes evangélicos amparados por la Casa Blanca exportan agenda fundamentalista a América Latina

Un grupo de líderes evangélicos fundamentalistas vinculados a la Casa Blanca han extendido sus ministerios a varios países latinoamericanos y han establecido relaciones con cuestionados presidentes tales como Daniel Ortega en Nicaragua, Jimmy Morales en Guatemala y Juan Orlando Hernández en Honduras. Columbia Journalism Investigations (CJI), el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP) y 15 medios de investigación también documentaron cómo estos líderes han influenciado mandatarios y políticas frente a Israel en varios países de la región.

04-08-19
El ‘avivamiento’ político y económico del pastor Bertucci

Nicolás Maduro ha quedado solo pero no indefenso y todavía maniobra las cuotas de poder que le dio Hugo Chávez antes de morir. Mientras sus aliados dentro de Venezuela se reducen ha recurrido a grupos cristianos para demostrar que su proyecto político cuenta con respaldo, a pesar de la crisis humanitaria en la que sumió al país. Uno de ellos le dio su apoyo en la jornada de votación de 2018 y, el otro fue su oponente en unas elecciones sobre las que desconfía medio mundo. Se trata de Javier Bertucci, el pastor líder de la iglesia Maranatha en Venezuela, un hombre que ha probado, con algún éxito, hacer negocios y política a la sombra de la “revolución bolivariana”.

24-09-17
Una revolución de santeros

Armando.info publica un extracto de la edición ampliada de Los brujos de Chávez, el celebrado libro de David Placer, periodista venezolano afincado en España, publicado en Venezuela por Editorial Dahbar. La crónica muestra el que quizá sea el punto culminante de la santería chavista: el acto de exhumación de los restos de Simón Bolívar, ordenada por el fallecido comandante presidente porque estaba empeñado en demostrar que El Libertador había sido envenenado en San Pedro Alejandrino. A partir de allí Placer cita episodios y conversa con los testigos que, en Miami y Caracas, aseguran que Chávez se convirtió en santero antes de asumir por primera vez la presidencia en 1999. Con su investigación Placer ha completado un aspecto deliberadamente ocultado de la volcánica vida del líder del proceso bolivariano

Javier Bertucci: el pastor que predica como importador

El líder de la Iglesia Maranatha en Venezuela es también un empresario que ha avistado en la dinámica de la economía venezolana la posibilidad de hacer crecer su propio peculio. Sin que el propósito quedara claro, el pastor tanteó la posibilidad de presidir una sociedad en un paraíso fiscal, de acuerdo con la documentación del bufete Mossack Fonseca

Cristo llegó al Caribe con el sexo cambiado y cobrando en dólares

Una cubana, viuda de un predicador puertorriqueño, ahora dice ser la esposa de Dios. Tiene creyentes: cerca de 300 solo en Venezuela. De este país y otros de la región envían diezmos en su nombre, que en realidad llegan a una empresa de telecomunicaciones en Houston, Texas. Pero la deidad no es avara: ha dicho a sus fieles que paguen impuestos.

Otras historias

18-02-24
Entre represión y explotación avanza la pista que abrirá Los Roques a más turistas VIP

Ávido de generar divisas a través del turismo, el gobierno de Nicolás Maduro apura los convenios e infraestructura para atraer visitantes internacionales al país. Para demostrar que puede ofrecer un destino de lujo, busca ampliar la pista del aeropuerto del archipiélago de Los Roques, una de las joyas del Caribe, sin reparar en los daños que podría infligir a su frágil ecosistema.

Roberto Leyba nunca pierde el juicio (ni las conexiones justas)

Haciendo gala de una habilidad para combinar las facetas de empresario, abogado y cabildero, este socio principal del bufete Venezuelan Attorneys sortea señalamientos públicos y controversias judiciales mientras amplía una robusta red de negocios y relaciones con el poder. Parte de esas destrezas quedan demostradas en el expediente del caso Pdvsa-Cripto y en documentos a los que tuvo acceso Armando.info.      

El oro estimula el crimen y la corrupción en la Amazonía entre Brasil y Colombia

La incursión del crimen organizado en zonas selváticas y escasamente habitadas del río Puré-Puruê, que corre por ambas naciones, no hace más que azuzar la fiebre minera y la devastación que esta trae. Los tributos que la guerrilla exige y las mordidas para las autoridades estatales, pagaderas en gramos de oro, disparan una demanda de metal precioso que solo se puede satisfacer con volúmenes cada vez mayores extraídos mediante dragas de escala industrial. 

La peculiar ‘Operación Morrocoy’ de Orinoco Reptiles

Detrás de la fachada conservacionista, este zoocriadero comercializa miles de morrocoyes sabaneros oriundos del Macizo Guayanés, con la autorización del Ministerio de Ecosocialismo. Desde hace más de una década, ha exportado más de 200.000 a cuatro continentes tomando rutas poco convencionales para saciar la demanda global de la fauna silvestre.

El camino sin retorno de las trochas ‘traga gente’

Los ‘caminos verdes’ que cruzan los límites entre Colombia y Venezuela son un negocio para los grupos irregulares que los controlan y un peligro para quienes se ven obligados a transitarlos. En las últimas décadas, centenares de venezolanos han desaparecido en ellos sin dejar rastro. Los familiares que los buscan deben sortear extorsiones y amenazas de los actores armados y hasta estafas de los pobladores locales, mientras las autoridades del Estado hacen poco o nada para ayudarlos.

La caja negra y nada chica de Hugo Chávez

Desde su llegada al poder en 1999, el comandante revolucionario tuvo claro que términos como “fiscalización”, “contraloría” y “transparencia” en el manejo de los dineros públicos le serían una camisa de fuerza de la que buscó zafarse creando decenas de “fondos”, sin contrapesos ni regulación de algún poder público. Estos le permitieron manejar personalmente, según un cálculo de Armando.info a partir de una filtración de documentos, hasta 56.000 millones de dólares.

ELENCO DE 
PERSONAJES
Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram