Desde lo alto de estas torres, una extraña alianza les contempla

Como hongos brotan edificios de gran altura y arquitectura de avanzada en Las Mercedes, ‘zona rosa’ de Caracas que se convirtió en gueto del lujo. Si la tendencia contrasta con la prédica socialista oficial y con las crisis tanto del sector construcción como de la economía, eso no parece disuadir ni a la empresa Constructora HP, con participación en la mayoría de esas obras -en combinación con otros inversionistas de diferentes orígenes y experiencias-, ni a la alcaldía local, nominalmente opositora y exageradamente solícita con las demandas de la compañía.

7 agosto 2022

El cabello lo lleva rapado por los costados y coronado con un copete. Calza zapatos deportivos y viste unos jeans y una franela negra con mangas cortas, por las que se asoman las siluetas de unos tatuajes que recorren sus brazos hasta los codos. La estampa de Rafael Guillermo Perdomo Rodríguez el pasado 19 de mayo, fecha de las únicas fotografías suyas que se pueden encontrar en internet, encarna un contraste con la imagen de los constructores tradicionales venezolanos, a la vez que ofrece un buen ejemplo de la nueva clase empresarial que surgió en medio de la autodenominada Revolución Bolivariana. “Yo soy el dueño de la Constructora HP, yo soy el que siempre me la paso aportando a la comunidad; a Las Mercedes, a Valle Arriba. La iluminación, el rayado, el asfalto. No venimos a causar un problema”, se presentó entonces ante los asistentes a una especie de cabildo abierto con vecinos de Valle Arriba, Colinas de Bello Monte y La Alameda, sectores acomodados del sureste del valle de Caracas, en el municipio Baruta .

La explicación de Perdomo, de 40 años de edad, venía a cuenta de la preocupación de un grupo de vecinos porque, en una de sus más recientes adquisiciones, la ahora todopoderosa Constructora HP, cuyas iniciales -por ”Hermanos Perdomo”- hacen alusión a su apellido y al de sus dos hermanos, Roger Vicente Perdomo Rodríguez, de 32 años, y Maryuri Nataly Perdomo Rodríguez, de 42 años, todos accionistas de la empresa, compró unos terrenos encumbrados en la parte más alta de Mirador de La Alameda. Los vecinos sostienen que el lote corresponde a áreas verdes municipales, que no pueden ser traspasadas a un privado. 

La constructora de los hermanos Perdomo se ha ganado la fama en Caracas de ser la “dueña” de la urbanización Las Mercedes — una zona comercial del sureste de la ciudad, con pretensiones de distrito financiero y bohemio—, pues desde su creación en 2012 inició la construcción de seis grandes torres de oficinas y viviendas de lujo en el lugar -al menos cuatro de ellas superan los 20 pisos- más otras dos edificaciones de menor tamaño en la zona. Por las calles de la urbanización transitan incansables los camiones de transporte de materiales o mezcladores de cemento — traídos desde China y valorados en decenas de miles de dólares cada uno — con el logo de la constructora.  En la animada calle París, la empresa levantó la torre Sena, de estilo high tech — caracterizado por el diseño acentuado en las siluetas de los edificios y el uso de tecnología como paredes reflectantes o luces LED —, en donde HP cuenta con su propia tienda de materiales de construcción, que ocupa las dos primeras plantas de la edificación.  

No es la única compañía con tanto movimiento en la urbanización, sin embargo. El llamado Grupo Binian construye otras cuatro obras, iniciadas en el mismo lapso en Las Mercedes, y siete más destinadas a servir como residencias en los alrededores de la zona. 

Toda esta actividad febril en la urbanización, en la que se fusionan el estruendoso ruido de la maquinaria con los escombros sobre las aceras, la arena regada en las calles y los charcos de agua mezclada con cemento, contrasta con las cifras de la Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), que registra una caída de 98% en el sector con respecto a 2012. Las Mercedes es, en este sentido, una burbuja, una vitrina, una refutación de la crisis. 

Para la construcción de una de las edificaciones, la Constructora HP y el Grupo Binian se aliaron. Se trata del Centro Empresarial Guayana. El acuerdo adquirió la forma de un una fórmula heterodoxa de trueque, una modalidad de pago que se ha popularizado en Venezuela y que ahora alcanzó hasta a los constructores de inmuebles de lujo: la empresa de los Perdomo levantó la inmensa torre a cambio de la propiedad de 52% de los metros cuadrados de la edificación que pertenecía, en su totalidad, a sus socios. 

Entre los inversionistas del Grupo Binian, de acuerdo con lo indicado por un representante de la organización que pidió la reserva de su nombre, hay comerciantes y constructores. “Nosotros no tenemos ningún contrato con el gobierno y no tenemos nada que esconder”, afirma. Al mismo tiempo, confirma que Giuseppe Filippo Fallone Alibrandi, un arquitecto de 47 años de edad, es financista del grupo. Fallone sí ha gozado de los favores del Estado. Fue directivo de siete empresas en el sector de la construcción, cuatro de ellas con decenas de contratos con el gobierno venezolano, mientras que otro de los inversionistas, el comerciante Hanna Youssef Youssef, figura como directivo en una empresa, la Constructora 2PTO, junto a Rafael y Roger Perdomo. 

En el lado de HP sus grandes proyectos, en medio de la crisis venezolana y del gremio de la construcción, han generado preguntas acerca del origen de su financiamiento. Un representante de la compañía, que también habló bajo la condición de mantener su nombre en reserva, señaló que este se sustenta en la preventa, es decir la venta de inmuebles cuando aún están en construcción, y que con la compra de su abundante maquinaria ahorran costos. “También ahorramos con la importación de materiales, y generamos ganancias con lo que vendemos en la tienda”, añade.    

Otro elemento que levanta la suspicacia entre los constructores tradicionales entrevistados para esta historia, es que no conocen de la trayectoria previa de los hermanos en el sector. Sin estar afiliados a la CVC — la única actividad comercial previa conocida de los Perdomo fue la de ser los dueños de un autolavado en Caracas —, en un lustro, cuando apenas dos de los hermanos pasaban la treintena, la empresa logró acaparar los proyectos más lujosos de la apetecida urbanización caraqueña. Además de esto, recientemente obtuvo un contrato para hacer labores de limpieza y mantenimiento en varios tramos de la autopista “Gran Cacique Guaicaipuro”, la principal vía rápida de Caracas, por donde también se ven los vehículos con su logo. 

El vocero de HP explicó que esta obra fue contratada a través de una compañía distinta, también de los hermanos Perdomo: la ya mencionada Constructora 2PTO, donde figura como accionista Youssef Youssef, el inversionista del Grupo Binian. “En esa obra, sin querer, estamos perdiendo dinero, pero es un orgullo que podamos darle un mantenimiento a nuestra autopista”, señala el vocero de la constructora, quien rechaza que se vincule a la empresa al chavismo y recuerda las donaciones ya mencionadas a dependencias de otras tendencias políticas, como es el caso del municipio Baruta. “Nosotros somos apolíticos”, indica. 

A esto se suma la circunstancia de que la arquitecto insignia de HP, Galis Misri La Paz, una venezolana de ascendencia árabe nacida en el estado oriental y petrolero de Anzoátegui, fue directiva en una cooperativa que obtuvo contratos públicos, junto a la pareja conformada por Johanna Lisseth Torres Ojeda y Valmore Jesús Guevara Rivas quienes, a su vez, lideraron un grupo de empresas contratistas del Ministerio de Alimentación y Pdvsa y fueron acusados por el Ministerio Público venezolano, en marzo de 2021, de “blanqueo de capitales” a través de la compra de “mansiones” en Venezuela y Estados Unidos. El representante de HP indicó desconocer esta asociación. “No conocemos a esas personas”, expresó.     

Ese es el panorama que se atisba con tan solo asomarse a la planta baja de este entramado de asociaciones, que se eleva en niveles hasta alcanzar alturas comparables a las de las imponentes torres de la misteriosa constructora.

Primer piso: El Grupo Binian

De acuerdo con el sitio web del Grupo Binian, “sus cuatro directores son ingenieros civiles, otorgándole profesionalismo y calidad a cada uno de sus proyectos”. Aunque no se mencionan los nombre de estos directores, podría tratarse de las cuatro personas que se repiten en las empresas de la corporación dentro y fuera de Venezuela: Eduardo Milgram Azrak, Alejandro Friedman Guerra, quien indica en la red social Linkedin que es “socio fundador” del conglomerado, Albert Elías Israel Sabagh, y el padre de este, Moisés Israel Serfaty.  

El conglomerado se atribuye "más de 30 años de experiencia en el mercado venezolano”. Sin embargo, según indicó el propio representante del grupo que accedió a hablar con Armando.info a cambio del anonimato, su creación data de 2014, cuando empezaron a fundar unas ocho empresas en Panamá, asociadas a construcciones en ese país. Asevera que la expresión hace referencia a Moisés Israel, a quien atribuye 40 años en el sector inmobiliario. 

En Venezuela, la primera referencia a un nombre parecido lleva a septiembre de 2013 con la constitución de la Promotora Binyan, C.A., -con “y”, en este caso-, que tiene como accionistas a Milgram Azrak, Israel Sabagh y a Moisés Israel Serfaty. Esta sociedad funge como dueña de la parcela en donde el grupo se asoció con los Perdomo. “Esa empresa no era parte del grupo, que se fundó luego en Panamá”, explica la fuente de Binian. 

El Centro Guayana es uno de los proyectos más controvertidos de la sociedad. Para levantarlo, en ese lugar fue demolido en 2016 el edificio Gastizar, una estructura de tres plantas de estilo neovasco construida en 1948 y cuyo diseño fue trazado por el arquitecto Miguel Salvador Cordón. Amén de sus valores estéticos, la arquitectura vasca en Caracas es considerada un patrimonio debido a que representa un testimonio del influjo de los inmigrantes procedentes de esas tierras, quienes llegaron en número significativo a raíz de la guerra civil española. La misma suerte corrió la quinta Guayana que estaba al lado del Gastizar, lo que permitió la integración de las parcelas sobre las que hoy se erigen dos torres de más de 20 plantas levantadas por la Constructora HP: la torre Victoria que será destinada a viviendas de lujo y, a su lado, el Centro Empresarial Guayana, destinado a comercios y oficinas.

Aparte de constituir un monumento a la destrucción de la vegetación y el patrimonio cultural de la ciudad, el Centro Guayana también es muestra de las nuevas formas en la que está funcionando la construcción en Caracas. El representante del Grupo Binian explicó que este tenía dificultades financieras y que “alguien”, a quien no identificó, les presentó a los hermanos Perdomo, quienes asumieron la construcción de toda la edificación a cambio de la propiedad de un poco más de la mitad de la estructura. La fuente asegura que es frecuente hacer este tipo de “intercambios” con proveedores de materiales y hasta con las personas que les venden sus parcelas para desarrollar nuevas construcciones. “Se usa este tipo de pagos por la situación del país”, explica.   

Fuentes del sector de la construcción dan versiones contradictorias sobre el Grupo Binian. Mientras que dos constructores indican que son los que están “detrás de HP”, otra de las fuentes señala en cambio que “son constructores de verdad, que promueven su negocio”. El vocero de la corporación, por su parte, aseveró que el Centro Guayana es la única asociación que han tenido con los Perdomo. “No sabemos de dónde viene su financiamiento”, añade en relación a los hermanos. 

Israel Sabagh y Milgram, ambos de 41 años, son miembros destacados de la comunidad judía en Caracas y, a diferencia de los Perdomo, cuentan con un perfil público. Israel Sabagh fue tesorero de la Asociación Israelita de Venezuela entre 2016 y 2018, y Milgran es el actual presidente de la directiva del Centro Social Cultural Deportivo y Religioso Hebraica. Ambos también fueron parte de los directivos fundadores, junto a Germán Morales y Jorge Luis Nieves Berroterán, de la empresa Yeet Venezuela LLC inscrita en el estado de Florida, Estados Unidos, en agosto de 2020, y que posee una tienda del mismo nombre en la avenida principal de Las Mercedes.

El pasado diciembre este establecimiento se vio involucrado en un sonado enredo al apropiarse, sin la autorización debida, del logo de la cadena estadounidense de cafeterías Starbucks. Por un mes, gracias al uso ambiguo de ese logo y del ruido en redes sociales, dio la impresión de que la cadena, originaria de Seattle, había iniciado operaciones en Venezuela. Solo fue después de que la propia Starbucks emitiera un comunicado puntualizando que no poseía establecimientos autorizados en Caracas, cuando Yeet se vio obligado a retirar el logo. El hecho fue condenado por la Federación de Comercio de Venezuela (Fedecomercio), que expulsó a la compañía de esa organización. Para la fecha de la controversia, Israel y Milgram ya no figuraban como directivos en la compañía de Florida, cuya denominación en Caracas es Yeet Venezuela, C.A. “Hubo varias diferencias con ellos y vendimos nuestras acciones antes de que sucediera eso”, indicó el vocero del Grupo Binian.

El primer registro de asociaciones con comerciantes y constructores de los Israel, padre e hijo, a los que Armando.info tuvo acceso en los registros mercantiles, data de enero de 2009, con el acta constitutiva de la empresa venezolana Inversiones 2618, C.A., posteriormente renombrada como Inversiones Mesoda, C.A., empresa que es dueña del Centro Financiero Madrid, una de las primeras torres del boom inmobiliario en Las Mercedes y en donde está la sede física del grupo en Venezuela. 

Entre los accionistas de Inversiones Mesoda también se encuentran el arquitecto Enrique Feldman, con una tradición reconocida en el sector y que se convertiría a la larga en el diseñador de varios proyectos del grupo, y el ya mencionado Giuseppe Filippo Fallone Alibrandi.

El RNC también revela que Fallone Alibrandi obtuvo decenas de contratos con instituciones como el Ministerio del Despacho de la Presidencia (2013), la Vicepresidencia (2014 y 2015), la Fundación Comandante Eterno Hugo Chávez (2014 y 2015), Pdvsa, y la “Fundación Pro-Patria 2000”, adscrita a la Vicepresidencia de la República. Esta última dependencia contrató en 2011 a la Constructora Libélula 5, C.A., en la que Fallone es directivo, para hacer trabajos de remodelación de las casas presidenciales en Turiamo y la isla de La Orchila, ambas ubicadas en bases militares. A pesar del historial de uno de sus financistas, el vocero del Grupo Binian indicó que no tiene vínculos políticos, ni relación con los contactos de Fallone.  

Fallone y los demás accionistas de Inversiones Mesoda vendieron luego todas sus acciones a una compañía en Barbados de nombre Madrid Project Holding LTD, que tiene como directivo a Albert Israel. Después del emprendimiento inicial del Grupo Binian con el Centro Financiero Madrid, continuaron con la construcción de la torre Jalisco, terminada en 2020 y ubicada en la avenida del mismo nombre en Las Mercedes. A esta propiedad se asocia otra empresa en Barbados de nombre Jalisco Project Holding, LTD y lo propio sucede con el proyecto conjunto del grupo con los hermanos Perdomo a través de la sociedad Guayana Project Holding, LTD.  Como se ve, se trata de personas jurídicas siempre homónimas de las obras que emprenden en Las Mercedes.

En la planta baja de la torre Jalisco funciona un concesionario de autos Ferrari, que también captó la atención de la prensa internacional, por el contraste de la opulencia de la urbanización caraqueña con el socialismo predicado desde el gobierno y con el colapso de la economía venezolana. Personas que laboran en el Centro Financiero Madrid y la torre Jalisco, o en sus cercanías, señalaron que muchas de las oficinas de esas edificaciones permanecen desocupadas. Los representantes del grupo sostienen, en cambio, que estas dos edificaciones están ocupadas en un 75%.

Más allá de estas versiones contradictorias. El experto inmobiliario Aquiles Martini Pietri indicó a Armando.info que, aunque no existen cifras oficiales, las nuevas torres en Las Mercedes presentan un alto porcentaje de desocupación. “Van a pasar muchos años para que el mercado logre absorber esa cantidad de metros de oficina, porque la economía del país no está permitiendo el desarrollo de las industrias y de la productividad que podrían requerir esos espacios”, añade.

Entonces, ¿por qué construir torres de esta magnitud? Martini Pietri sostiene que, en el mundo, una de las maneras de ahorrar y de proteger el patrimonio frente a las debacles inflacionarias es la inversión en el sector inmobiliario. Sin embargo, ello no es factible en Venezuela, donde falta financiamiento bancario, lo que obliga a que toda la inversión la deba desembolsar un privado,. “La gran pregunta es: ¿Quién tiene 10, 12 ó 15 millones de dólares para hacer una torre y quién los invierte?”. Como respuesta a su propia pregunta retórica, el también expresidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela recurre a una frase bíblica: “Hay de todo en la viña del señor. Se habla mucho de que si es lavado o no, que si es planchado. Yo creo que hay de todo en todos lados”, concluye.

El representante del Grupo Binian indica que su incursión en el mercado venezolano se dio cuando todavía la crisis económica no había estallado y que debía terminar las obras empezadas. Asegura que los inversionistas, como los comerciantes, ven este mercado como una forma de “proteger sus activos” y obtener un mejor “rendimiento” en sus inversiones. “También usamos la preventa con planes flexibles y la gente va abonando poco a poco”, explica.

Segundo piso: Los “árabes”

En la larga lista de accionistas de Inversiones Mesoda, empresa que antecede al Grupo Binian y que lideran venezolanos de origen judío, también hay otros socios de origen árabe, entre los que destaca Hanna Youssef Youssef. 

El sitio web del grupo indica que Binian es responsable del Centro Empresarial HTO, ubicado en la calle New York, entre las calles Londres y la avenida principal de Las Mercedes. La data que entregó la alcaldía de Baruta para una investigación anterior de Armando.info detalla que la única construcción aprobada en esa ubicación entre los años 2009 y 2016 pertenecía a Simón Okhdjian Homsadli, otro de los integrantes del grupo que las fuentes para este trabajo identifican como “los árabes”, aunque su apellido en realidad es de origen armenio.

Okhdjian Homsadli, de 50 años de edad, y Youssef Youssef, de 74, son socios de los hermanos Rafael y Roger Perdomo en la ya mencionada  Constructora 2PTO, C.A., constituida en 2016 y que forma parte del grupo de empresas de HP.

Okhdjian Homsadli y Yousseff tienen sus primeros antecedentes con empresas en el sector comercio en Venezuela, El Salvador y Panamá. En este último país fundaron cinco empresas entre 1986 y 2011, todas dedicadas al comercio de mercancías y la representación de marcas, entre las que destaca Biondy Enterprise, S.A., que llegó a tener un capital de 600.000 dólares en 2007. En Venezuela los dos han figurado como representantes de las empresas SKX Metrópolis, C.A. y SKX Global Feet, C.A., que comercializan los zapatos de la marca estadounidense Skechers en Caracas. El declarante del Grupo Binian señaló que Youssef Youssef es uno de los “inversionistas” del grupo, mientras que, añadió, este no tiene ninguna relación con Okhdjian.

En las empresas panameñas, Okhdjian Homsadli y Yousseff aparecen acompañados por otros socios: George Nonzo Georges Jacup, de 62 años, y Jorge Charbel Tannous Raffoul, de 59 años, a su vez representantes de dos sociedades venezolanas que figuran como dueñas, casi a partes iguales, de las parcelas sobre la que se construyó la Torre Sena, donde se encuentra la ya mencionada tienda de materiales HP.

A pocos metros de la entrada de la espaciosa tienda se exhibe un automóvil que la constructora rifa entre los clientes que hagan compras superiores a los 300 dólares. En el local se puede encontrar pinturas, pasta para paredes, plantas eléctricas y otros suministros para la construcción vendidos bajo la marca de Materiales HP, C.A., pero también se exhiben otras mercancías como bicicletas montañeras, aceite para vehículos y hasta adornos navideños en la planta superior. Estos objetos son importados, en su mayoría, de China. 

Pero el cóctel de nacionalidades que rodea a la constructora HP todavía contiene un ingrediente adicional. Se trata del dueño de la parcela sobre la que se está construyendo la imponente Torre Haya, ubicada frente al Centro Financiero Madrid del Grupo Binian. Los documentos obtenidos por Armando.info indican que el titular de la propiedad es la sociedad mercantil Restaurant Rincón Castellano, C.A., cuyo representante es una persona de nacionalidad surcoreana de nombre Insook Park de Back. Una fuente, que también pidió mantener su nombre en reserva, explicó que se trata del dueño de un local gastronómico en la zona.  

Tercer piso: Los Perdomo

Más hermético es el perfil de los Perdomo. Los dos hermanos varones, Rafael Perdomo Rodríguez y Roger Perdomo Rodríguez figuraban, al menos hasta diciembre de 2018, como los principales accionistas de HP con 40% de la propiedad cada uno, mientras que la hermana mayor, Maryury Nataly Perdomo Rodríguez, poseía el 20% restante. Antes de HP, los hermanos fueron dueños de un autolavado llamado Autoservicios Las Acacias Express, C.A., que está ubicado en la urbanización de clase media Las Acacias, cercana a los barrios obreros del sur de Caracas, y en donde las propiedades tienen un valor significativamente menor que en Las Mercedes.

El vocero de HP confirmó estos antecedentes pero indicó que ellos hicieron la construcción del mencionado autolavado y que luego, en 2012, fundaron HP en Anzoátegui en donde hicieron algunas obras como villas -vivienda levantadas frente al mar. “Eso es más bien una historia de superación. No hace falta tener experiencia, sino ganas y esforzarse”, señaló.   

Ese 2012 empezó la sociedad entre los hermanos Perdomo y el estudio Galis M. Arquitectos, liderado por la arquitecto Galis Carolina Misri La Paz y su esposo, de nacionalidad italiana y colega, Marco Binazzi, que empezó a dirigir los diseños de la constructora. De acuerdo con su página web, la firma de arquitectura cuenta con proyectos de envergadura de torres residenciales, empresariales y comerciales en Lechería — una ciudad del extrarradio de Puerto La Cruz, con urbanizaciones de clase media y alta en el estado Anzoátegui —, así como en Caracas y en Dubai.

Misri La Paz fue la arquitecto proyectista del diseño de, al menos, cuatro de las seis torres encargadas a la empresa en Las Mercedes, además de otros dos edificios residenciales, de acuerdo con lo que indica la compañía en su página web. También es responsable del diseño de viviendas en el lujoso Complejo Turístico El Morro, entre Puerto La Cruz y Lechería, otra burbuja de riqueza consentida por la autodenominada Revolución Bolivariana -aunque data de un período anterior-, en donde las casas se alinean sobre pilotes frente al mar y cuentan con canales navegables por los que surcan yates y lanchas de carrera de alta gama.

Antes de fundar su estudio y dirigir estos lujosos proyectos, Misri hizo contactos con personas conectadas con la petrolera estatal Pdvsa. De acuerdo con el RNC, Misri fue directiva de la Asociación de Cooperativa Rico Sabor 579 RL, inscrita en el estado Anzoátegui en 2005 y que, al menos hasta 2010, logró contratos para el suministro de legumbres, hortalizas, verduras y frutas a Mercal, un programa de alimentos subsidiados adscrito al Ministerio de Alimentación.  

Entre los otros directivos de la sociedad estaban los ya mencionados Johanna Lisseth Torres Ojeda y Valmore Jesús Guevara Rivas, ambos acusados por el Ministerio Público en marzo de 2021 de formar parte de una “estructura delictiva compuesta por testaferros, lobistas, damas de compañía e intermediarios que le permitieron recibir contratos ilícitos a dedo otorgados en Pdvsa y Min Alimentación”. Guevara fue arrestado en el estado Anzoátegui, mientras que Torres Ojeda logró escapar.

La Fiscalía acusó a ambos de “blanqueo de capitales” a través de la compra de "mansiones" en Venezuela y Estados Unidos. En Venezuela les incautaron siete vehículos, dos motocicletas, un yate, una avioneta y una lujosa vivienda en el mencionado complejo de El Morro. El pasado 27 de julio, Armando.info envió un cuestionario al correo electrónico del estudio de Galis Misri para obtener su versión sobre este asunto, pero no se recibió respuesta para la fecha de cierre del reportaje. 

Ese año de estreno de HP la empresa también logró otro trabajo que involucró fondos públicos. La constructora fue subcontratada por Inversiones Alfamaq, la sociedad de la familia Ceballos Jiménez, dedicada a la obras de ingeniería civil y contratistas habituales del chavismo, para trabajar en las construcción de 40 edificios en San Francisco de Yare, un pueblo ubicado a 75 kilómetros al suroeste de Caracas. El vocero de la constructora confirmó la contratación, pero aseguró que su trato fue directamente con la empresa privada. “El único contrato que tenemos con el Gobierno es el de la autopista”, añade. 

Como lo reveló Armando.info, Pdvsa encargó a la Dirección Ejecutiva de Producción de la Faja Petrolífera del Orinoco — una zona de más de 55.000 kilómetros cuadrados de extensión en la que se encuentran las reservas de petróleo extrapesado más grandes del planeta — de ese proyecto urbanístico. En ese momento esa dependencia de la estatal petrolera era presidida por Pedro José León Rodríguez, quien fue arrestado en septiembre de 2017 en Venezuela, acusado por el Ministerio Público de manejar una vasta red de corrupción con la asignación a dedo de contratos. Las obras de Yare tuvieron un costo total de 500 millones de dólares y estuvieron rodeadas de indicios de presuntos sobreprecios en la construcción de los 1.540 apartamentos, que terminaron costando cerca de 300.000 dólares por unidad.

Pent-house: La alcaldía

La reunión mencionada al comienzo de este texto, en la que estuvieron presentes vecinos del municipio Baruta, junto con el dueño de la Constructora HP y el ingeniero municipal, Harold Rafael Sosa Padilla, se dio en la sala de prensa de la Alcaldía. Rafael Perdomo llegó al encuentro una vez que este se había iniciado y se sentó al lado de Sosa, quien indicó ese día que su despacho otorgó permisos de “desmalezado y limpieza” al constructor. En mayo pasado en la zona se empezaron a ver movimientos de maquinarias que alarmaron a los habitantes de la zona. 

Consultado ese día sobre el proyecto a desarrollar en los terrenos, Perdomo señaló que todavía no sabía con certeza qué iba a construir. “Yo no lo puedo decir porque necesito hacer un estudio de suelo”, explicó. Uno de los vecinos que estuvo presente recuerda que algunas de las preguntas dirigidas al dueño de HP eran contestadas por el ingeniero municipal. “Había como una vocería compartida, cuando el constructor es el que tiene que explicar su proyecto”, rememora. El vocero de HP indicó que la empresa decidió paralizar las obras a la espera de determinar si el terreno es un área verde municipal, como alegan los vecinos. “Se va a investigar y averiguar eso”, dijo. 

La Constructora HP pasó a ser una de las principales contribuyentes del municipio, sobre todo en la gestión del actual alcalde, el dirigente del partido Fuerza Vecinal, Darwin José González Padilla. Documentos obtenidos por Armando.info muestran que la compañía de los hermanos Perdomo realizó cinco solicitudes, todas el 14 de noviembre de 2019, acogiéndose a la ordenanza sobre la plusvalía para que se le otorgaran pisos adicionales en cinco torres en el municipio.

Esta norma contempla una “contribución” que los constructores deben dar a la alcaldía al inicio de la obra o cuando, entre otros casos, desean solicitar pisos adicionales para sus edificaciones. Estos recursos deben ser invertidos en obras para el mejoramiento del municipio. Urbanistas como Zulma Bolívar, presidente de la Fundación Fondo Andrés Bello, consideran que esta es una norma acertada que permite un proceso de “gestión y negociación” entre la alcaldía y los constructores. Acota, sin embargo, que en Las Mercedes no se ve que esas contribuciones se traduzcan en mejoras significativas en las aceras para los peatones, el ornato, en las paradas del transporte público o en los estacionamientos que se requieren para los nuevos urbanismos. “Si se recuperó la plusvalía entonces tenemos que ver esa inversión en el espacio público”, sostiene.

Además, como lo señaló el propio Rafael Perdomo en la reunión con los vecinos del municipio, HP también hizo donaciones de asfalto, y “aportes” para la iluminación y el rayado. Dos personas que trabajaron en la alcaldía y que pidieron la reserva de su nombre, indicaron que a cambio de este tipo de contribuciones el organismo municipal da un trato especial a los constructores. “Nos decían que les sacáramos determinados trámites por eso. Ingeniería Municipal no cumple con su labor fiscalizadora”, aseveró una de las personas. El pasado 22 de julio se dejó una comunicación en la sede de la alcaldía de Baruta, dirigida al alcalde Darwin González, para obtener su versión sobre esta historia, pero no se obtuvo respuesta para la fecha de publicación. 

HP, por su parte, negó ser favorecida por instituciones del gobierno o la oposición. El representante de la empresa asegura que los aportes de asfalto y otros materiales que hacen al municipio representan un monto muy bajo del presupuesto de sus obras. “Si ves lugares o calles oscuras, no tiene sentido si otros constructores no hacen esos aportes”. 

La solicitud de los servicios de la constructora HP también llegó hasta Cumbres de Curumo, la urbanización de clase media alta que por su cercanía con el Fuerte Tiuna, un importante recinto castrense de Caracas, ha sido lugar de residencia para militares y en la que ahora tienen su domicilio los hijos de Cilia Flores, la esposa del cuestionado primer mandatario venezolano. En la vía hacia la urbanización Los Campitos se puede ver un enorme muro gris que rodea una construcción. Vecinos indican que la obra excede los límites de la parcela, mientras que su muro está sobre las áreas verdes del municipio. En su entrada se ve la lona azul que usa la Constructora HP para identificar sus trabajos. 

Marianela Rodríguez, arquitecta y vecina de Cumbres de Curumo, denunció la inacción de las autoridades municipales ante la violación de las normas por los constructores. Con documentos en mano, indicó que entregó varias comunicaciones al departamento de Ingeniería Municipal, algunas ya hace casi dos años, denunciando irregularidades, sin obtener respuesta. Entre estas resalta el caso del Bodegón 33, que tomó el espacio que corresponde al paso peatonal en la zona y luego inició una construcción en el estacionamiento del Centro Comercial de Cumbres de Curumo, a pesar de que no cuentan con ningún permiso para ello. “Ahora Ingeniería Municipal no hace notificaciones o citaciones públicas a los propietarios de los inmuebles. No se informa de ninguna gestión”, expresó. 

En el caso de Las Mercedes las torres de más de 20 pisos que está levantando la Constructora HP son un parteaguas en la historia arquitectónica de la urbanización, donde siempre predominó la cautela antes de permitir construcciones de grandes alturas. Sus terrenos son recorridos por cursos de agua que afluyen al río Guaire, que cruza Caracas desde el suroeste al sureste, lo que confiere al suelo un alto nivel freático que ocasiona, entre otros inconvenientes, que los estacionamientos de estos edificios no puedan profundizar en el subsuelo y, en cambio, deban ocupar las primeras plantas de las edificaciones.  

Las diferentes gestiones en la alcaldía de Baruta y el Concejo Municipal desataron una especie de proceso de gentrificación en la zona, facilitado por múltiples cambios de ordenanzas. Zulma Bolívar agrega que estos cambios se hicieron sin un estudio detallado sobre los requerimientos de servicios públicos y de capacidad de las vías. “Esto es lo que ha llevado a que la gente considere más rentable demoler la edificación original para ocupar el máximo permitido de construcción y hacer edificios cada vez más altos”.

El ambientalista e investigador, Rafael Gianni Zurita, considera que las distintas administraciones municipales privilegiaron los intereses económicos a la hora de tomar las decisiones sobre la zonificación y no consultaron a expertos en temas ambientales. “Lo que está pasando en Las Mercedes es que se está acabando con el arbolado urbano, con las especies de vegetación arbórea que se encuentran y se encontraban en la urbanización”. Agrega que este tipo de construcciones acaba con los árboles de la zona, eliminando los beneficios que estos brindan a la comunidad, como la purificación del aire, la regulación de la temperatura y la amortiguación del ruido, especialmente estridente alrededor de las obras. “Somos más propensos a enfermarnos por todos los productos y subproductos que generan estas actividades que tienen un impacto en nuestra salud y en el medio ambiente”, advierte.

Pero con megaproyectos cuya ostentación contrasta con la crisis económica y humanitaria que atraviesa Venezuela y cuya financiación genera suspicacias, en Las Mercedes avanza un nuevo modelo de urbanización que, acaso, refleja una redefinición de las recetas económicas del chavismo. 

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:          

Artículos Relacionados

La de Los Roques es apenas una pieza de este emporio

Los hermanos Bernardo y Tadeo Arosio Hobaica son los dueños de una de las ocho estructuras que se erigen en la cabecera de la pista de aterrizaje del Gran Roque. Pero el tándem no tiene obras solo allí. De hecho levanta inmuebles de lujo, incluyendo un hotel, en la deprimida capital venezolana y supera con facilidad las salvaguardas que protegen a los parques nacionales para desarrollar proyectos turísticos o residenciales. También amplía su abanico de personas jurídicas en países como República Dominicana, Estados Unidos y Barbados, y ello en medio de la crisis del sector de la construcción. Todo un prodigio.

Los nuevos amos de Los Roques

Con la venia del Instituto Nacional de Parques (Inparques) y el Ministerio de Turismo, un grupo de empresarios ha levantado ocho excéntricas construcciones en el único parque marino del país, certificado además como uno de los arrecifes más grandes y mejor conservados del Caribe. Las autorizaciones se saltan toda la normativa dispuesta para proteger los enclaves naturales más vulnerables de Venezuela, que bajo la “revolución bolivariana” sedienta de dólares los mercadea como destinos de un nuevo turismo cinco estrella.

La zona no tan rosa de la capital venezolana

A pesar de la crisis económica que enfrenta Venezuela, el paisaje de Las Mercedes se ha llenado de grúas para construcción y movimientos de tierra. Torres empresariales y viviendas multifamiliares de lujo se construyen a paso acelerado en la Venezuela de la escasez y entre varios actores, una empresa del oriente del país con menos de 10 años de creación, destaca en la metamorfosis de esa zona comercial del este de la capital.

Otras historias

‘Panabrecht’: cómo la constructora brasileña se adueñó del país del Canal

Entre 2004 y 2019, tres presidentes de tres partidos distintos adjudicaron a Odebrecht obras por más de $10 mil millones. El capítulo panameño del Lava Jato duró más de una década, incluyó sobornos millonarios, acuerdos bajo la mesa y sobrecostos por más de $2 mil millones, sin ninguna consecuencia hasta ahora. Un viaje al centro de la corrupción nacional de Panamá

Le alcanzó la “inteligencia” para comprarse dos apartamentos de lujo en Barcelona

Pedro Luis Martín Olivares, exdirectivo de la policía política venezolana, buscado en Estados Unidos por presunto narcotráfico vinculado al Cártel de los Soles, tiene un perfil público deliberadamente bajo. Aunque no conserva el mismo poder del que gozó con Hugo Chávez, se las ha arreglado no solo para seguir impune frente a quienes intentan denunciar su doble vida entre los servicios secretos y las actividades ilícitas -de la extorsión al tráfico de influencias-, sino además para levantar un emporio empresarial mientras sus parientes acumulaban un valioso patrimonio inmobiliario.

24-07-22
Alex Saab se consiguió su propia plaza roja

Esquivando las sanciones occidentales contra el régimen de Nicolás Maduro, el contratista predilecto de este fue a dar con sus intereses a Moscú. Allí instaló una oficina céntrica y cercana al despacho de Putin, que ha seguido funcionando aún después del arresto del mercader en Cabo Verde. En la capital rusa no solo obtuvo refugio -al menos, temporal- para sus transacciones encubiertas y para su esposa, sino además una socia o delegada, también colombiana, a quien confió el negocio y la familia. 

‘John Doe’, la fuente de los Panama Papers: “Rusia quiere verme muerto”

Como Mark Felt o Daniel Ellsberg, está destinado a pasar a la historia de los grandes delatores que cambiaron el periodismo para siempre. En su caso, fue quien filtró los millones de documentos procedentes del bufete Mossack Fonseca que no solo dieron al traste con este proveedor panameño, sino que ofrecieron una radiografía inédita del mundo offshore. Pero permanece anónimo, condición que no cree que abandone hasta su muerte. Ahora vuelve a buscar a los dos reporteros que recibieron la filtración para hacer una advertencia: el planeta atraviesa una situación de grave inestabilidad.

Cómo explotó (e implosionó) 'Lava Jato' en Brasil

La operación Lava Jato puso en la cárcel a los dueños del PIB brasileño. En retaliación, la clase política destruyó al sistema anticorrupción que lo hizo posible. Ahora parece como si nunca existió.

18-07-22
Los pagos de Odebrecht alcanzaron a un allegado del director del Sebin

Como en buena parte de América Latina, en Venezuela no hay ni juicios ni responsables derivados del caso Lava Jato. Hasta el sospechoso más conspicuo y habitual de la jerarquía chavista, el exministro El Troudi, obtuvo el visto bueno de un tribunal local. Pero que la justicia oficial vea a otro lado no quiere decir que las revelaciones se detengan: ahora se conoce que en Suiza los fiscales detectaron transferencias millonarias de la constructora brasileña para el entorno del general Gustavo González López.

ELENCO DE 
PERSONAJES
Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram