Los narcosemisumergibles transatlánticos conquistan España

Con una tecnología tan ambiciosa como rudimentaria, desde principios del s.XXI y hasta fecha reciente el tráfico de drogas encontró en los semisumergibles uno de los vehículos más eficientes –e inusitados– para mover estupefacientes entre América y Europa. Estos artefactos «parten de Colombia, cruzando el Atlántico, hasta España», asegura la Fiscalía General de Colombia, mientras las autoridades buscan capturar a ‘Juan’, el misterioso capo gallego detrás de la operación.

19 noviembre 2023
Getting your Trinity Audio player ready...

En noviembre de 2019, las autoridades policiales españolas incautaban el primer narcosubmarino transoceánico de Europa. La noticia, que saltó en la mañana del domingo 24 en el Diario de Pontevedra, en Galicia, sorprendió a la opinión pública, pero no a los expertos en la materia. Antonio Martínez Duarte, jefe de la Udyco Central (siglas oficiales de la Brigada de Estupefacientes de la Policía Nacional), llevaba años alertando de la constante llegada de estas embarcaciones al alcance de otras lanchas de menor tamaño cerca de las costas de Galicia. Testigos lo habían referido en varias ocasiones y barcos incautados con cocaína llegaron a España con tripulación extra. Procedentes de Colombia, habían hundido el semisumergible antes de ser rescatados por sus socios europeos. Esto ya ocurría en la década de los 2000.

Documentos de #NarcoFiles / OCCRP

El rastro de aquella embarcación, llamada Che y expuesta ahora en la Escuela de la Policía Nacional en Ávila, en el centro de España, condujo hasta una organización colombiana que transportó más de tres toneladas de cocaína hasta Leticia, capital del Departamento colombiano de Amazonas, cerca de la frontera con Perú y Brasil, en la entrada del río Solimões. De allí, en lanchas rápidas, hizo llegar la mercancía a la zona de Santarém, más allá de Manaos, ya en la Amazonia brasileña, donde se cargó en el narcosubmarino que acabaría encallando en costas de Pontevedra.

Interior del primer narcosubmarino de Galicia / Narcodiario

La información que consta en los Narcofiles, revela que ya a partir de aquel hallazgo, la Drug Enforcement Administration (DEA) y la Fiscalía General de la Nación de Colombia, a través de la Policía del país sudamericano, pusieron sus ojos en un gallego, de nombre Juan.

Rompiendo las olas

El primer movimiento, tras las informaciones recopiladas, fue iniciar un procedimiento a cargo de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho del Dominio, pues la organización presuntamente liderada por el investigado, originario de la comarca de O Salnés, “se vale de diferentes empresas o integrantes para iniciar proceso de ocultación de bienes en la República de Colombia”. Estas diligencias, fechadas en 2020, detallan que “versan sobre una organización orientada al tráfico de estupefacientes, valiéndose de semisumergibles, partiendo de Colombia, cruzando el Atlántico, hasta llegar a España”. Junto al supuesto capo, que, según pudo saber Occrp llevaría años afincado en Sudamérica, se investigaron los bienes de un ciudadano colombiano, presunto socio suyo, y de familiares de ambos, algunos de ellos con doble nacionalidad colombiana y española.
Todo ello está reflejado de modo amplio en media docena de documentos en el marco de la filtración de los correos electrónicos de la Fiscalía General de Colombia que dio lugar a los NarcoFiles, Sobre el desarrollo de esas pesquisas, Occrp contactó con autoridades policiales colombianas, sin obtener respuesta.

Exterior del semisumergible ‘Ché’, que partió de Brasil y cruzó el Atlántico.
Crédito: Narcodiario

Mientras, la DEA prosiguió con un trabajo que cuenta con el respaldo de la Policía Nacional en España, cuyos especialistas antidroga tienen en el radar desde hace tiempo a la persona señalada en la documentación. Así, en 2021, el coordinador de la agencia antidroga en Cartagena de Indias insistió en la misma figura en un escrito dirigido al fiscal especial de crimen organizado de Colombia. “Le informamos de que hemos obtenido información sobre una organización en Colombia dedicada al tráfico de estupefacientes de Colombia a España. Esta estructura criminal utiliza barcos para transportar grandes cantidades de cocaína. Se sabía que miembros de esta organización están coordinando estas actividades a través del número del teléfono celular xxxx (usuario, Juan)”. Solicitaba la DEA la interceptación de las comunicaciones de la misma persona que investigaban por ser el supuesto responsable del envío de semisumergibles con cocaína hacia Europa a través de Galicia.

Exterior del semisumergible El Poseidón 
Crédito: Narcodiario

Sobre la primera investigación, los NarcoFiles dejan al descubierto un listado de bienes inmuebles repartidos por distintas localidades de Colombia, así como vehículos, todos ellos a nombre de personas vinculadas con el presunto capo. Sin embargo, pese a los intentos de Occrp por conocer el desarrollo posterior de las pesquisas, no se obtuvieron respuestas.Mientras, ya en 2023, un segundo narcosubmarino fue incautado en las Rías Baixas, en esta ocasión en la ría de Arousa (Pontevedra), a menos de 30 kilómetros del interceptado en 2019, si se pudiese trazar una línea recta en la costa. Más grande que el anterior, de unos 24 metros de eslora, descargó un alijo de al menos 4.000 kilos de cocaína sin ser descubierto. Sus responsables lo dejaron a la vista, para que fuese hallado por las autoridades.

Rías de cocaína

La relación entre los gallegos y los narcosubmarinos viene de lejos. El primer hallazgo conocido se produjo en 2007. En aquel caso, un grupo criminal adquirió unos planos en Colombia para fabricar en Pontevedra un sumergible, con capacidad, a diferencia de lo que ocurre con los artefactos que se incautan en la actualidad (que navegan entre dos aguas, con una pequeña parte siempre sobre la superficie) de permanecer bajo el agua. Sin embargo, su construcción resultó deficiente y sus responsables lo abandonaron en la ría de Vigo al poco de su botadura. Todos ellos fueron condenados y los restos del aparato aún descansan en los astilleros Rodman Polyships, en Moaña, también en Pontevedra.

El aparato hallado en la ría de Vigo en 2007.
Crédito: J. Cervera / Diario de Pontevedra

El siguiente hallazgo, doce años más tarde, fue el Che, que sirvió como una “bofetada de realidad” de lo que llevaba años ocurriendo, tal y como declaró el entonces Fiscal Antidroga, ahora fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Pablo Varela Castejón. La embarcación partió de Brasil, cruzó el Atlántico y fue interceptada en la playa de O Foxo, en Galicia. La Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a sus tres tripulantes, todos ellos ya condenados a estas alturas.

Un año y tres meses después, la Udyco Central incautó un nuevo semisumergible. En este caso estaba sin estrenar. Los agentes lo atribuyen a Gilberto M.B., otro narcotraficante con lazos históricos con los clanes gallegos.

El semisumergible de Málaga. Al menos dos embarcaciones de este tipo cargadas con droga llegan a las costas españolas provenientes del continente americano.

Crédito: Policía Nacional de España

El último hallazgo, esta misma primavera, fue el semisumergible que los propios narcos bautizaron como El Poseidón. A preguntas de Occrp, investigadores españoles indican como “muy probable” la relación de alias Juan, el hombre que señalan la DEA y la Fiscalía de Colombia como el responsable de estos artefactos que recorren el Atlántico, con el transporte, pero ninguno ha logrado acreditarlo. Esos mismos especialistas señalan que al menos dos de estas embarcaciones llegan cada año al alcance de las lanchas rápidas de los narcos gallegos.

Este contenido es parte de 'NarcoFiles: el nuevo orden criminal', una investigación periodística transnacional sobre el crimen organizado global, sus innovaciones, sus innumerables tentáculos y quienes los combaten. El proyecto, liderado por el Organized Crime and Corruption Reporting Project (Occrp) con el apoyo del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), se inició con una filtración de correos electrónicos de la Fiscalía General de la Nación de Colombia que fue compartida con Armando.info y 40 medios de comunicación en todo el mundo. Los periodistas examinaron y corroboraron el material junto a cientos de documentos, bases de datos y entrevistas.  

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:none

Artículos Relacionados

Otras historias

14-04-24
El talentoso míster López exprimió su nombre y terminó en la cárcel

Especializado en el oficio de prestanombres como secuaz de Tareck El Aissami, con quien fue arrestado esta semana por lavado de dinero y demás cargos, el empresario Samark López ofreció una asistencia similar a otro amigo en aprietos. Según la fiscalía lusa, López abrió a su nombre una empresa en Islas Vírgenes solo para canalizar sobornos del Banco Espirito Santo de Portugal a Rafael Reiter, entonces gerente de seguridad de Pdvsa y mano derecha de Rafael Ramírez.

07-04-24
Así quiso el chavismo acabar con la ‘tiradera’ por el legado de Canserbero

Un grupo de raperos afines al gobierno lleva casi un lustro buscando hacerse de los derechos de la música de su ilustre colega, fallecido en 2015 y calificado como el rapero más influyente de Hispanoamérica. Mientras voceros del oficialismo se suman al litigio, atacando al productor fonográfico de la obra de Canserbero, sus canciones, con letras de protesta contra el poder, se escuchan hasta en Miraflores.

31-03-24
Las alarmas de humo no suenan para Mundo Factory

La retención en Buenos Aires de un avión de carga de una aerolínea filial de Conviasa, así como su decomiso final, pusieron en la palestra las relaciones de la comercializadora venezolana Mundo Factory con empresas del Grupo Cartes, un conglomerado que ha sido señalado de inundar el mercado latinoamericano de tabaco ilegal y es propiedad de un expresidente paraguayo, sobre quien pesan sanciones de Washington. Tras esta maraña de relaciones, se asoma la familia de la primera dama, Cilia Flores.

Gradúame pa’que te ayude 

Una disputa familiar por el control de la Universidad Arturo Michelena, en el estado Carabobo, está en el origen de una profusa madeja de corrupción educativa. Desde que se hizo del rectorado, Giovanni Nani Lozada, uno de los herederos, ha entregado decenas de títulos de diversos grados a amigos y relacionados que no habrían cumplido con los requisitos para obtenerlos. A cambio, el Rector ha ganado acceso a funcionarios públicos, jefes de cuerpos de seguridad y otras figuras de poder.

17-03-24
Los operadores (no tan) ocultos bajo el manto del último glaciar

La participación de ProBiodiversa, una poco conocida organización ambientalista, fue una de las sorpresas en la operación de rescate del agonizante glaciar del pico Humboldt en Mérida, con la que Nicolás Maduro se apunta en la lucha contra el cambio climático. La relación de ese ente privado con las instituciones del Estado luce inusual, en tanto aparece, en vez del gobierno, como comprador en España del manto geotextil con el que se intenta, quizás inútilmente, detener el deshielo.

A Morejón las sanciones no lo bajan de las tarimas 

De los templetes de campaña electoral a grandes conciertos pop, Pedro Morejón se ha abierto camino como el empresario dominante en la industria del espectáculo en Venezuela. Para ello usa valiosas conexiones y el padrinazgo de jerarcas como Diosdado Cabello. Pero así será el sigilo con que actúa que, pese a esos lazos con el régimen del que fue ministro, a través de terceros sigue manejando en Estados Unidos varias empresas, entre ellas, MiTickera, a la que fluyen sus ingresos por boletos.

Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram