La nueva PDVSA buscó financiamiento con aliados no convencionales

Como si fueran pedazos de un espejo roto regados por varias islas del mundo, varias empresas off shore forman una red de negocios de trading de petróleo que revela la trayectoria de Alessandro Bazzoni y Francisco D’Agostino, quienes junto al magnate de las telecomunicaciones venezolano Oswaldo Cisneros, desembarcaron en 2016 en la Faja del Orinoco para ocupar la plaza vacante del socio original, Harvest Natural Resources

21 enero 2018
Getting your Trinity Audio player ready...

“Sin mercado estable y precio justo, las inversiones petroleras se ponen difíciles”, dijo el presidente Nicolás Maduro en Miraflores, el 4 de noviembre de 2016. En la transmisión televisada, el mandatario desglosaba como un trofeo el monto de 10 millares de dólares en inversiones privadas anunciadas por Pdvsa dirigidas al Plan Soberano Siembra Petrolera, enfocado en levantar la estrepitosa caída de la producción de la estatal.

De ese monto, un millardo correspondía a Oswaldo Cisneros, el empresario venezolano dueño de Digitel que, sentado frente a Maduro, dejó clara esa tarde su incursión en el mundo petrolero. La encomienda presidencial no era menor: Cisneros y su participación debían contribuir con triplicar la producción de crudo de unos pozos en Monagas en un plazo de 5 años.

Pero Cisneros no estaba solo allí. En el camino que lo llevó a la sociedad de su compañía Delta Finance con Pdvsa para impulsar la creación de la empresa mixta Petrodelta (de la Faja del Orinoco), le acompañaron Francisco D’Agostino y Alessandro Bazzoni. El primero asociado al escándalo de las compras eléctricas de Derwick Associates con el gobierno de Hugo Chávez, y el segundo, un desconocido empresario italiano.  

La firma del acuerdo sorprendió a observadores del negocio petrolero por la inesperada incursión del magnate de las telecomunicaciones, obviando a los otros dos emprendedores. El caso retrata la ávida determinación de nuevos actores, incluso de otras áreas, por auxiliar financieramente a Pdvsa y, así, entrar en sus negocios tomando las plazas que los socios tradicionales dejan en el país, agotados de lidiar con una empresa en declive y en medio de una economía de posguerra.

D’Agostino y Bazzoni tampoco tienen expedientes históricos de servicios profesionales en la industria petrolera venezolana. Sin embargo, sus señas en conjunto aparecen en los registros de empresas en Barbados y Malta, según documentos obtenidos en una filtración del bufete Appleby por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación, mejor conocida como Paradise Papers.

Consultado sobre sus inversiones petroleras, D’Agostino, quien es socio de Daycohost y miembro de la junta directiva del Banco Occidental de Descuento, así como cuñado del político de oposición Henry Ramos Allup, alegó que su empresa de negocios petroleros, Element Capital, fue excluida del sistema de contratación de PDVSA y, por lo tanto, no mantiene negocios con la estatal. 

Bazzoni confirmó que es socio minoritario de Petrodelta y asesor de la empresa Elemento LTD, la cual “sólo pudo comercializar cuatro buques de PDVSA entre febrero y abril de 2017”. Agregó que su relación actual con D’Agostino es solo social. Ambos negaron tener negocios con Derwick Associates, señalada en múltiples trabajos de periodismo de investigación de haber defraudado al Estado venezolano con venta de plantas eléctricas con sobreprecio.

Espejo roto

Es el área de consolidación de capital para negocios petroleros donde Bazzoni y D’Agostino saltan a la vista. En 2015, un año antes del anuncio en Miraflores, ya Cisneros, D’Agostino y Bazzoni estaban en la faja como parte de Petrodelta como directores de Harvest (la socia originaria de PDVSA en la compañía mixta), de la cual habían comprado una parte y para la que diseñaron un plan de financiamiento con la idea de reposicionar a la empresa de origen argentino en Venezuela.

Esta entrada al negocio del tuvo su costo. Implicó que la empresa CT Energy Holding, controlada para el momento por los tres socios según documentos de la Security Exchange Commission (SEC), comprara notas financieras a Harvest por unos 60 millones de dólares. Luego se concretó el desplazamiento total de Harvest (que ya quería marcharse del país) por parte de los venezolanos que entonces se convirtieron en socios directos de PDVSA. 

Por el lado de PDVSA el camino estaba allanado. Harvest tenía años tratando de zafarse de su sociedad con la estatal, que bloqueaba sus intentos exigiendo más capitalización. “Harvest es un ejemplo de un socio que no tiene la capacidad (financiera para invertir en el negocio petrolero). Ellos sólo quieren el dividendo, no invertir”, dijo Eulogio Del Pino, entonces presidente de PDVSA, a Reuters.

Cuando llegó CT Energy, PDVSA -ávida de dinero fresco- desbloqueó el paso a la sociedad. El empresario de origen italiano intentó durante varios años entrar en el negocio petrolero en Venezuela y el apuro de Harvest en salir del país era su oportunidad. Pero Bazzoni, por su desconocida trayectoria, levantaba sospechas entre los funcionarios de PDVSA, según dijo un ex funcionario de la estatal. Además, no conseguía el financiamiento. Hasta que se asoció con Cisneros, comenta la fuente.

Documentos del registro de empresas de Barbados revelan una serie de empresas off shore de nombres similares a CT Energy Holding, que finalmente entabló con Pdvsa la empresa mixta Petrodelta. En todas participan Bazzoni y D’Agostino como accionistas, directores o jefes de finanzas. En muchos casos cambia sólo el “apellido” de la compañía: CT Energía Holding, CT Derivatives Corporation y CT Energía Oil and Gas LTD. Algunas, como CT Energy Holding SRL, tienen su sede en Las Mercedes, en el edificio de Daycohost, la empresa propiedad de la familia de D’Agostino. 

Otras radican en Malta y Barbados. Inglaterra es otra sede de dos emprendimientos en conjunto: Elemento Solutions Limited y Elemento Services Limited. Los registros indican que la naturaleza de las empresas es la compra y venta de petróleo. Cisneros no aparece en ellas pero la sociedad de D`Agostino y Bazzoni  en CT Energy Holding sella el acuerdo financiero con Harvest en junio de 2015 y entra como socia de PDVSA en Petrodelta, en noviembre de 2016. 

Daycohost- Crédito: www.daycohost.com

En el ínterín, varias de las socias previas de Bazzoni en negocios de financiamiento petrolero -Centauro, Chemoil, Saltpond e Imperial Energy Ventures- inician consultas en cortes anti-fraude de Texas y Nueva York señalando a las empresas off shore del italiano por desvío de fondos, incumplimiento de contrato e irrespeto acuerdos de jurisdicción. Una de ellas exige resarcir daños hasta por 21 millones de dólares.

Desde Barbados, la caída de Bazzoni llegó hasta Nueva York. En la isla caribeña, el empresario había incorporado una empresa denominada Cinque Terre Financial Group, que un juez ordenó liquidar en abril de 2016 por insolvencia y deudas. Sin embargo, el liquidador de Barbados observó que a pesar de haberse iniciado el proceso de liquidación Bazzoni abrió filiales de Cinque Terre (curiosamente con el nombre de CT Energía LTD), tanto en esa isla como en Malta. 

Por lo pronto casi nada se sabe de la productividad de la alianza entre PDVSA y estos socios. A más de un año de haber sellado su compromiso de aumentar producción es toda una incógnita si estos aliados no convencionales que conformaron Petrodelta contribuyeron al Plan Siembra Petrolera.

¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.


A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia. 

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

ETIQUETAS:          

Artículos Relacionados

Otras historias

07-04-24
Así quiso el chavismo acabar con la ‘tiradera’ por el legado de Canserbero

Un grupo de raperos afines al gobierno lleva casi un lustro buscando hacerse de los derechos de la música de su ilustre colega, fallecido en 2015 y calificado como el rapero más influyente de Hispanoamérica. Mientras voceros del oficialismo se suman al litigio, atacando al productor fonográfico de la obra de Canserbero, sus canciones, con letras de protesta contra el poder, se escuchan hasta en Miraflores.

31-03-24
Las alarmas de humo no suenan para Mundo Factory

La retención en Buenos Aires de un avión de carga de una aerolínea filial de Conviasa, así como su decomiso final, pusieron en la palestra las relaciones de la comercializadora venezolana Mundo Factory con empresas del Grupo Cartes, un conglomerado que ha sido señalado de inundar el mercado latinoamericano de tabaco ilegal y es propiedad de un expresidente paraguayo, sobre quien pesan sanciones de Washington. Tras esta maraña de relaciones, se asoma la familia de la primera dama, Cilia Flores.

Gradúame pa’que te ayude 

Una disputa familiar por el control de la Universidad Arturo Michelena, en el estado Carabobo, está en el origen de una profusa madeja de corrupción educativa. Desde que se hizo del rectorado, Giovanni Nani Lozada, uno de los herederos, ha entregado decenas de títulos de diversos grados a amigos y relacionados que no habrían cumplido con los requisitos para obtenerlos. A cambio, el Rector ha ganado acceso a funcionarios públicos, jefes de cuerpos de seguridad y otras figuras de poder.

17-03-24
Los operadores (no tan) ocultos bajo el manto del último glaciar

La participación de ProBiodiversa, una poco conocida organización ambientalista, fue una de las sorpresas en la operación de rescate del agonizante glaciar del pico Humboldt en Mérida, con la que Nicolás Maduro se apunta en la lucha contra el cambio climático. La relación de ese ente privado con las instituciones del Estado luce inusual, en tanto aparece, en vez del gobierno, como comprador en España del manto geotextil con el que se intenta, quizás inútilmente, detener el deshielo.

A Morejón las sanciones no lo bajan de las tarimas 

De los templetes de campaña electoral a grandes conciertos pop, Pedro Morejón se ha abierto camino como el empresario dominante en la industria del espectáculo en Venezuela. Para ello usa valiosas conexiones y el padrinazgo de jerarcas como Diosdado Cabello. Pero así será el sigilo con que actúa que, pese a esos lazos con el régimen del que fue ministro, a través de terceros sigue manejando en Estados Unidos varias empresas, entre ellas, MiTickera, a la que fluyen sus ingresos por boletos.

03-03-24
El nuevo ‘crack’ del chavismo: Jorge Giménez golea a Alex Saab en los CLAP y Pdvsa

El joven presidente de la Federación Venezolana de Fútbol es un astro en ascenso que ha sabido escalar posiciones en la órbita de los negocios con el régimen bajo el ala protectora de la vicepresidenta Delcy Rodríguez. Sus vuelos en comitivas oficiales lo llevan por el mundo no solo para promover a La Vinotinto, sino en beneficio propio a través de una estructura empresarial que lo mismo intermedia alimentos para los CLAP que petróleo para Pdvsa. Ya hay quien lo ve como el sucesor (y rival) del comerciante favorito de Nicolás Maduro.

Sitio espejo
usermagnifierchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram