Cómo Alex Saab y sus otros yo venden el petróleo venezolano

ROBERTO DENIZ

ELÍAS CAMHAJI

JAVIER LAFUENTE

Ni el cautiverio en Cabo Verde detuvo los negocios del contratista colombiano. Gracias a una red de compañías fantasmales en México, Rusia y Emiratos Árabes Unidos, Alex Saab ha controlado buena parte de las exportaciones petroleras venezolanas desde 2019. En el esquema también participan Joaquín Leal, joven empresario mexicano, y Alessandro Bazzoni, trader italiano con intereses petroleros en Venezuela.

Lo que comenzó a mediados de 2019 con la compañía Libre Abordo bajo un supuesto “intercambio humanitario” de petróleo por alimentos, sólo era la punta del iceberg de un circuito petrolero diseñado para evadir las sanciones norteamericanas contra Pdvsa.

Nueva documentación obtenida y revisada en conjunto con el diario El País confirma que esta red llevó el petróleo a Malasia, Singapur, Turquía y hasta Palestina. Swissoil Trading, vendedora de commodities ligada a Bazzoni, aparece frecuentemente transportando el crudo. También Elemento Ltd, socia de Pdvsa en Petrodelta y donde Bazzoni es accionista junto a Oswaldo Cisneros, recientemente fallecido, y Francisco D’Agostino, cuñado de Henry Ramos Allup.

Libre Abordo y el resto de los compradores fantasmas debían realizar los pagos a Pdvsa en cuentas de bancos rusos. No queda claro si Libre Abordo pagó todo el petróleo venezolano que recibió de parte de Pdvsa, ya que cuando se hizo público en 2020 que las autoridades norteamericanas le seguían el rastro, la empresa se declaró en bancarrota y reportó una pérdida de 90 millones de dólares. Pero la red se expandió.

El 11 de agosto de 2020 llegó un correo electrónico al departamento de “administración de contrato” de Pdvsa. Desde un usuario con dominio en Rusia (.ru) se pedía un “estado de cuenta al 31 de julio” para las empresas del “consorcio” integrado por: Proton, Delta, Schlager, Loran, Xiamen, Novosi Solution, Zervekas y Shamrium, todas desconocidas en el mercado petrolero internacional y en su mayoría registradas en Rusia, pero ahora compradoras del crudo venezolano.

El email resulta revelador. Fue enviado un mes después de que el Departamento del Tesoro incluyera a Joaquín Leal en la denominada Lista Clinton de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) por considerarlo el “conducto fundamental” entre Libre Abordo y Schlager Business Group para evadir las sanciones estadounidenses contra el régimen chavista, y descubre que un mismo grupo controlaba numerosas compañías para la misma operación de compra y reventa del petróleo venezolano.

os mismos actores intentaron, primero, revender el petróleo venezolano a Petróleos Mexicanos (Pemex) y luego falsificaron documentos para comprar a la estatal mexicana gasolina y combustóleo, un combustible pesado que se utiliza para barcos y generación eléctrica. Joaquín Leal y Alessandro Bazzoni, incluso, registraron una compañía mexicana para esa operación.

La participación de Alex Saab en este circuito petrolero paralelo a Pdvsa fue el último de los negocios que hacía para la administración de Nicolás Maduro antes de su detención el 12 de junio de 2020. Su abogado Baltasar Garzón reconoció recientemente que los viajes de Saab a Irán, como el que hacía el día de su captura con escala en Cabo Verde, eran para la compra de combustible. A la postre, se convirtió en una parada desafortunada.