Nadie controló a la Comisión de Contraloría

ROBERTO DENIZ

La investigación en la Asamblea Nacional sobre los diputados que hicieron gestiones en favor del empresario Alex Saab cayó en el olvido. Un año después del escándalo, encabezado por el diputado Luis Parra, la “comisión especial” encargada del tema no ha presentado un informe definitivo.

Las pesquisas iniciales de esa comisión se centraron en las gestiones que en favor del principal contratista del chavismo hicieron esos diputados. En el camino quedaron en evidencia otras anomalías que reinaron en la Comisión de Contraloría.

Inconsistencias en expedientes, folios y oficios desaparecidos, subcomisiones fantasmas, cartas de “buena conducta” a otros empresarios distintos a Alex Saab, alteraciones en el archivo y dudas sobre el debido uso de los sellos destacan en ese desorden administrativo e institucional.

Una fecha resulta clave en ese caos institucional. El 10 de julio de 2019 el diputado Conrado Pérez, (PJ), envió una comunicación a la “unidad de correspondencia” de la Comisión de Contraloría en la que se proclamaba “presidente encargado” y pedía una “relación completa” de la correspondencia, archivo y sellos. Hasta ese momento era vicepresidente y había viajado a Europa en defensa de Alex Saab.

Durante las entrevistas ante la “comisión especial” las respuestas de los trabajadores de la Comisión de Contraloría resultaron reveladoras. “En el año 2017, con Juan Guaidó, se llevaron el sello de presidencia, no supimos más (...) Sí supimos del sello porque si se necesitaba sellar algo venía su asistente y sellaba. En el 2018, cuando se hace el cambio de la presidencia de la comisión, en vez de él entregarle el sello a la comisión, o en este caso a nosotras que fuimos quienes se lo entregamos, se lo entregó a Freddy Superlano”, manifestó la jefa de correspondencia, Angilibel Santiago.

Las respuestas de los diputados involucrados en los favores, en cambio, asoman la poca importancia que le dieron a la investigación. “El viaje (a Europa) tampoco fue en temporada alta, sino más bien fue un viaje en temporada baja, todo el mundo sabe cuánto cuesta un pasaje ida y vuelta para eso, como 160 dólares, creo”, soltó el diputado Richard Arteaga en su entrevista ante la comisión el 9 de diciembre de 2019.

Richard Arteaga viajó en abril de 2019 junto a Luis Parra, José Brito, Conrado Pérez, Chaim Bucarán, Adolfo Superlano y José Luis Pirela a Bulgaria, Portugal y el principado de Liechtenstein, entre otros países, para consignar documentos que blanqueaban los negocios de Alex Saab con el chavismo. Luis Parra explicó ante la comisión investigadora que hizo “milagros” para viajar y aseguró que “familiares, amigos, vecinos y conocidos” corrieron con los gastos.

De momento, el informe final de la investigación no se ha publicado y esa omisión lleva a pensar con fundamentos que, si algo se buscó, o no se consiguió o se consiguió y no se quiso difundir. De los involucrados en el escándalo, sólo José Brito, bajo la marca de “Primero Venezuela”, ha sido reelecto en el cuestionado proceso electoral del pasado 6 de diciembre.