Ni en Roma consiguió indulgencias la ‘Fracción Clap’

ROBERTO DENIZ

La peregrinación de Luis Parra y otros seis diputados en defensa de Alex Saab llegó hasta el Vaticano. En mayo de 2019, un mes después de haber completado una gira secreta por varios países europeos para blanquear los negocios del empresario colombiano, también suplicaron ante la Santa Sede por el principal contratista de Nicolás Maduro, ahora detenido en Cabo Verde.

Aunque esa visita fue pública, en realidad, los parlamentarios no contaron todo lo que hicieron… Y solicitaron. En ese momento Saab no anticipaba su detención, ocurrida hace poco más de dos meses, ni se proclamaba “enviado especial” del Gobierno -como haría tras su captura-, pero sí sabía que en varias jurisdicciones investigaban con lupa sus millonarios negocios con el régimen chavista.

El auxilio de los diputados opositores parecía una estrategia audaz. Hasta siete diputados, comandados por Luis Parra, visitaron en abril de 2019 Bulgaria, Portugal y el principado de Liechtenstein, entre otros países, como representantes de la Asamblea Nacional. En cada país entregaron a las autoridades documentos que blanqueaban las operaciones de compañías controladas por Saab, por su socio, Álvaro Pulido Vargas, y por Carlos Lizcano Manrique, este último, operador de ambos en negocios como el de las Tiendas Clap en Venezuela.

Al mes siguiente, en mayo, se registró un segundo viaje, a Italia y España, que sí hicieron público pero no con todos sus detalles. El 10 de mayo hicieron una visita oficial al Estado del Vaticano, todos los diputados excepto José Luis Pirela, con el objetivo de entregar una carta que aboga por el desbloqueo de cuentas bancarias a empresas, supuestamente investigadas por los parlamentarios, y que participan en el suministro de medicinas y alimentos.

El mensaje replicaba el de un mes antes en Bulgaria, Portugal y Liechtenstein, aunque en esos casos sí mencionaban expresamente las compañías controladas por Alex Saab y Álvaro Pulido para el suministro de alimentos para los CLAP, como Group Grand Limited, Mulberry Proje Yatirim, Asasi Food Fzc y Adon Tragind Fze.

Esta petición a favor de Saab, hecha en el Vaticano y recibida por el Secretario de Estado, Pietro Parolin, ha sido sistemáticamente omitida en los mensajes difundidos al público por los parlamentarios. “Reunidos en una comisión de diputados de la @asambleave con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, a quien le solicitamos la intervención de la Santa Sede para la solución de la crisis en Venezuela, el cese de la usurpación y la represión, así como la liberación del primer vicepresidente del parlamento @EdgarzambranoAD, @JuanRequesens y todos los presos políticos del país”, publicó Luis Parra en su cuenta de Instagram

La carta entregada en el Vaticano no es el único documento que revela hasta dónde llegó el compromiso de los parlamentarios con los intereses de Alex Saab, acusado de lavado de dinero en Estados Unidos e incluido en la llamada Lista Clinton de sancionados por el Departamento del Tesoro en julio de 2019. A su vuelta a Venezuela, consignaron un documento sobre su visita a Liechtenstein ante la Embajada de Suiza en Caracas.

Las gestiones realizadas por los parlamentarios parecen haber servido de poco para Alex Saab, quien fue detenido el 12 de junio en Cabo Verde y puede finalmente ser extraditado a Estados Unidos. Y para ellos como diputados la gira ha tenido consecuencias. Aunque gracias al chavismo controlan una Asamblea Nacional paralela y varios de los que participaron en esas giras, como José Brito, se han quedado con el control de los partidos donde militaban, también han sido sancionados por la comunidad internacional. Estados Unidos, la Unión Europea y Suiza han castigado a varios por participar en la trama de favores para Alex Saab y sus negocios con el chavismo.