Los ‘yuppies’ contraatacan (y salen perdiendo)

ELÍAS CAMHAJI

JAVIER LAFUENTE

ROBERTO DENIZ

El joven empresario mexicano Joaquín Leal Jiménez fue señalado el 18 de junio por el Departamento del Tesoro estadounidense como la cabeza, junto al colombiano Alex Saab, del esquema para evadir las sanciones norteamericanas a través del intercambio de petróleo venezolano por bienes y mercancías que ejecutó la empresa Libre Abordo.

Washington aseguró que Joaquín Leal, de sólo 28 años de edad, fue el “conducto” de esa trama, y lo incluyó en la llamada Lista Clinton de personas naturales y jurídicas del extranjero sancionadas por la Ofac, siglas en inglés de la Oficina de Control de Activos Extranjeros.

Al rastrear en México la fulgurante trayectoria empresarial de Leal aparece un insospechado socio venezolano: Axel Galit Capriles Hernández. Su nombre podría resultar familiar para la opinión pública venezolana pues se trata del hijo de Axel Capriles Méndez, psicólogo y empresario, articulista de prensa, autor de obras como El complejo del dinero y La picardía del venezolano, y dedicado desde 2012 al negocio inmobiliario en España.

Joaquín Leal y Axel Capriles Hernández comparten perfiles: son jóvenes, de familias acomodadas en México y Venezuela, con estudios superiores en el exterior. También comparten negocios. Si bien Axel Galit Capriles Hernández no fue mencionado como integrante de la estructura de empresas y accionistas que el Departamento del Tesoro sancionó, sí tiene sociedad con Joaquín Leal Jiménez en la compañía Generadora de Electricidad y Gas en México (Gasemex).

Casi en simultáneo a la participación de Leal en el esquema con el gobierno de Maduro, de intercambio de petróleo por mercancías, Leal y Axel Capriles Hernández quedaron como socios a partes iguales en la compañía eléctrica en agosto de 2019.

El punto de conexión entre ambos fue el petróleo, según aseguran varias fuentes que conocen al joven empresario venezolano y que lo califican como un “fichaje” del mexicano. A diferencia de su padre y su hermano menor, quienes participan en el negocio inmobiliario en España, el camino de Axel Capriles Hernández ha sido el del petróleo y demás commodities.

Además de la sociedad con el empresario mexicano, Axel Capriles Hernández fundó en mayo de 2019 Totam Servicios Tecnológicos en Monterrey, ciudad industrial del norte de México. La compañía tiene el objetivo de desarrollar una app para comparar los precios del combustible en estaciones de gasolina.

Joaquín Leal, por su parte, también fundó varias empresas en distintas jurisdicciones en 2019. Con la sanción del Tesoro norteamericano, esa expansión parece haberse frenado. Todos sus activos han sido congelados en México y Estados Unidos. Su ascenso, al menos, se ha detenido y quizás también su sociedad con el venezolano Axel Capriles Hernández.