Los últimos rescatistas del Deportivo Petare

ANIBAL PEDRIQUE

El Deportivo Petare –fundado en 1948 como Deportivo Italia– llegó a convertirse en un gran equipo de glorias deportivas, pero desde hace 25 años acumula varios intentos fallidos por tratar de resurgir de sus fracasos financieros e institucionales, con distintos dueños.

Después de la peor racha de sus historia, el club fue adquirido por los hermanos Hugo y Giovanni Savarese, junto con Alejandro Giraud, en febrero del 2018. Un tridente empresarial con negocios fuera de la cancha, que incluyen contrataciones con el Estado venezolano y algunas relaciones controversiales.

Acomodado en la fama de los Savarese, Alejandro Giraud, presidente del Deportivo Petare, es accionista de dos empresas ­familiares: H. Giraud M. CIA y Venezolana de Embarcación, dedicadas a los servicios aduaneros. Ambas lograron contratar con el Estado entre 2014 y 2018.

A principios de 2018, Giraud no solo se estrenó como como gerente deportivo, también constituyó tres compañías en el exterior. Y un año antes, en 2017, Venezolana de Embarcación suscribió una alianza estratégica con la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos).

Los hermanos Savarese, por su parte, ya habían probado fortuna con un equipo de liga profesional. En 2013 aliaron a su academia de fútbol Fratelsa con Metropolitanos F.C, fundado en 2012 por Juan Carlos Ferro y Mariano Díaz, dupla de abogados que ha sido relacionada con mafias judiciales del país.

Hugo Savarese fue el director técnico de Metropolitanos en una época donde el equipo tuvo un desempeño irregular y varias polémicas. En esos años su hermano mayor, Giovanni, quien era director técnico del New York Cosmos de EEUU, firmó un acuerdo con Metropolitanos para que sus integrantes jugaran en Caracas con el equipo violeta. Giovanni es el primer jugador y director técnico venezolano en integrar la Major League Soccer de Estados Unidos. Tal vez por esto se han interesado en convertir a la academia Fratelsa en una franquicia internacional.

Sin embargo, los intereses de los Savarese han ido más allá del futbol. Tienen una vena empresarial orientada a la construcción de obras civiles, algo que pudieron hacer con Inversiones Fratelsa, creada en 2002, y que llegó a ser contratista de Pdvsa y Corpovargas entre 2004 y 2007.

Ahora Hugo Savarese sobresale como vicepresidente del Deportivo Petare mientras su principal representante, Alejandro Giraud, opta por el bajo perfil. Además inspecciona la remodelación del estadio Brígido Iriarte en Caracas, obra millonaria llevada adelante por este equipo y dos más: Atlético Venezuela y Estudiantes de Caracas. Pero el título de campeón, alguna vez obtenido como Deportivo Italia, no termina de llegar.