Arrímate al comandante y tendrás fortuna

ISABEL GUERRERO

Wilmar Castro Soteldo, compañero de armas de Chávez el 4F y varias veces ministro, coqueteó hace dos años en público con la idea de conformar un empresariado a la medida de la revolución. Dos de sus colaboradores más cercanos sabían exactamente de qué hablaba.

Yomana Koteich y Pedro Khalil pasaron de ser funcionarios públicos a prolíficos empresarios que han contratado con el Estado venezolano, gracias a la cercanía, bendición e influencia del ex teniente coronel nacido en los Llanos... También como Chávez. A principios de 2005, Wilmar Castro Soteldo asumió el Ministerio de Turismo y aprovechó la oportunidad para armar un equipo. Allí estaban Koteich y Khalil como figuras leales.

Yomana Koteich y Pedro Khalil crearon su primera compañía conjunta en febrero de 2007 con el nombre de Equus Proyectos y Soluciones. Su socio era Castro Soteldo hasta que dejó su participación en manos de su hija, ese mismo año. Los tres recién habían salido de sus funciones públicas.

En 2008 los tres crearon una segunda compañía, cuando ninguno había regresado a la administración pública. Castro Soteldo estuvo pocos meses en ella y en noviembre de ese año fue electo gobernador de Portuguesa. El dúo Koteich-Khalil siguió con su exitosa vida de empresarios.

De 2007 a 2014, Koteich y Khalil aparecen como socios en al menos otras ocho compañías anónimas venezolanas, según datos del Registro Nacional de Contratistas. En la mayoría, Koteich preside la junta directiva y Khalil es el vicepresidente.

Cuando Wilmar Castro Soteldo asumió el Ministerio de Producción Agrícola y Tierras, en 2016, también regresaron a la nómina oficial sus cercanos colaboradores. Yomana Koteich como presidenta del Banco Agrícola y Pedro Khalil al frente de la nacionalizada Agropatria.

Yomana Koteich ha sido una de las pocas figuras femeninas que ha destacado en el gabinete de Nicolás Maduro. Su último cargo fue como ministra de Comercio Exterior. Y Pedro Khalil ha sido leal a Castro Soteldo desde 2004, cuando trabajaron en el Ministerio de Producción y Comercio. En 2018 Khalil figuraba como presidente de Andino Pneus de Venezuela (antigua cauchos Pirelli), perteneciente a Carlos Gill Ramírez.

Cuando Wilmar Castro Soteldo coqueteó en 2018 con la idea de construir una “burguesía revolucionaria”, ya sabía cómo lograrlo. Lo fue haciendo con sus aliados en las últimas dos décadas, al mejor estilo capitalista, perfumado de socialismo.