OUTSOURCING MILITAR

Aun contraviniendo la ley, el Estado venezolano encarga obras de construcción, servicios de seguridad y hasta las apetecidas importaciones de alimentos y medicinas a al menos 785 oficiales activos. Durante meses, Armando.Info digitalizó los contratos públicos del Registro Nacional de Contratistas que el gobierno venezolano acaba de sacar de sus plataformas y, tras un cruce de minería de datos de más de 450.000 archivos, deja de manifiesto la casta de un sistema económico que sostiene el sistema político. Cuatro entregas de esta investigación muestran ejemplos de cómo la militar se ha vuelto una logia de oficiales activos y jubilados, que copan las esferas de la burguesía criolla. Los “grandes cacaos” ahora usan botas, se visten con uniforme verde oliva y se reservan desde contratos para empresas personales hasta una buena tajada del mercado de la industria de la construcción. Ni hablar del caso de la caja de ahorros del Ejército, que fue empleada para importar hasta atún con dólares preferenciales o el de un experimento inédito en la historia de la República Bolivariana: un coronel al frente de un periódico. Así son los nuevos Amos del Valle…

  • 27/08/2017 0:00:00 |

    KATHERINE PENNACCHIO

    El principal diario del centro de Venezuela y segundo del país, ‘Notitarde’, sirve de escenario para un experimento, singular hasta para la era chavista, de clara impronta militar: un coronel del Ejército se puso al frente de la empresa. Fue parte de la racha de compras de medios que capitales cercanos a la revolución hicieron de manera nerviosa de 2013 a 2015. Los resultados, periodísticos y de negocio, dejan que desear. Pero el compañero de promoción de Carlos Osorio y Pedro Carreño sigue deseando aprender de los reporteros a su servicio.

  • 13/08/2017 0:00:00 |

    ROBERTO DENIZ

    La flota pesquera venezolana y la industria procesadora de productos del mar se fueron a pique por las importaciones masivas aupadas desde el Gobierno. Por ironía, el tiro bajo la línea de flotación se lo dieron oficiales militares encargados de velar por la soberanía nacional. Una empresa subsidiaria de la caja de ahorros del Ejército importó atún y otros bienes. El negocio se blindó con acceso garantizado a divisas del Estado a tasas preferenciales y alianzas con la nueva clase empresarial.

  • 06/08/2017 0:00:00 |

    PATRICIA MARCANO

    José Gregorio Vicari Méndez, un médico asimilado del Ejército Bolivariano, era el exitoso dueño de Proveeduría Médica VDS, la empresa que firmó un centenar de contratos con el despacho de salud en la época de la bonanza petrolera. El hallazgo forma parte de una base de datos elaborada por Armando.info con la información pública contenida en el Registro Nacional de Contratistas. Aunque la Ley Orgánica de la Contraloría señala que un funcionario activo podría tener responsabilidad administrativa si celebra contratos con el Estado, Vicari Méndez, que ya no pertenece a la empresa, esgrime en su defensa una razón que repasa la tragedia del desabastecimiento en Venezuela. “Si tengo un paciente con un requerimiento, si no hay el material, pero yo sé dónde sí lo hay, lo busco. ¿Qué hago? ¿No lo opero?

  • 09/07/2017 0:00:00 |

    KATHERINE PENNACCHIO

    En la Revolución Bolivariana de Venezuela, con un fuerte componente castrense, los oficiales militares pueden figurar, aún contraviniendo la ley, en simultáneo o progresivamente, como líderes de tropas, gerentes gubernamentales y hasta contratistas del Estado. Uno de cada tres de los 785 militares activos en su momento que, como privados, contrataron con la administración pública durante los últimos diez años, lo hicieron desde empresas que tienen por objeto social el área de la construcción. Un caso destaca: el general de división Frank Herbert Lynch Dávila. La compañía familiar de la que forma parte ha recibido por años contratos para la realización de obras mientras el oficial escalaba posiciones hasta quedar a cargo del suministro del cemento en todo el país.

| Back to List