Envíanos
un dato

Visa para una pesadilla

A principios de 2014, llegaron a Venezuela 22 de musulmanes de Trinidad y Tobago para tramitar el visado que los llevaría a una peregrinación a La Meca, según aseguraron. Su estancia se alargó más de lo esperado y comenzaron a levantar sospechas. A la fecha, cinco de ellos siguen presos en la sede de la policía política mientras enfrentan un juicio por terrorismo.

25/12/2015 13:10:17

Comparte en las redes

En marzo de 2014, en pleno auge de las protestas callejeras o guarimbas que durante el primer semestre de ese año pusieron en jaque al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, los disturbios –que a la postre dejarían un saldo de 43 muertos y 800 heridos– opacaron una noticia colindante con la política y con los sucesos policiales que ocurrieron en simultáneo: un grupo de 22 turistas musulmanes de Trinidad y Tobago, incluyendo niños, cayó en prisión tras una redada que llevó a cabo la policía política venezolana, el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia), y el servicio migratorio en un hotel de bajo presupuesto en Sabana Grande, una importante área comercial del centro-este de Caracas.