Envíanos
un dato

Hasta los ladrones se van

La semana pasada fue capturada en Miami una banda de delincuentes de Maracay que viajaba con regularidad al sur de Florida para robar en viviendas de lujo. Al menos uno de sus integrantes tenía antecedentes en Venezuela. Pero la justicia lo dejó libre en régimen de presentación hace ocho años, con lo que le permitió seguir su carrera de fechorías.

28 August 2015

Comparte en las redes

A Alberto Colmenares lo pescaron a punto de fugarse a Venezuela. Hasta entonces había pasado ileso los trámites de migración en los Estados Unidos, pero, a escasos minutos de embarcar un avión, fue arrestado la semana pasada –la tarde del viernes 21 de agosto– en el Aeropuerto Internacional de Miami junto a su “colega” Carlos Depablos. Entonces tuvieron que posar de frente y de perfil ante las cámaras de la policía, que llevaba tiempo investigándolos, y que ahora los presenta como dos de los miembros de una banda de venezolanos que robaban mansiones y lujosos apartamentos en el sur de la Florida.

“Estos hombres eran muy sofisticados y estaban muy bien organizados”, dijo el sargento Lensley Noel, detective de la policía de Bay Harbor, una fastuosa localidad costera del condado de Miami-Dade. “Ellos venían específicamente de Venezuela a robar condominios de lujo en Miami-Dade, Broward y Palm Beach”.