Envíanos
un dato

El inconcluso periplo de los restos de Alonso de Ojeda

Las cenizas de uno de los hombres fuertes de la llegada de los españoles a América estaban guardadas en la gaveta del cronista de Ciudad Ojeda desde hace 33 años. Tres décadas después, y luego de que el gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, propusiera cambiarle el nombre a la capital del municipio Lagunillas, la alcaldía ha recuperado los restos con la esperanza de construirle un mausoleo.

04/04/2015 0:34:32

Comparte en las redes

Ocurrió el 19 de enero de 2013. El gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas, fue el orador de orden de la celebración del 76 aniversario de Ciudad Ojeda. Como tantos otros de sus compañeros chavistas, tan dados a querer renombrar ciudades, lugares y monumentos, el mandatario regional propuso cambiar el nombre de Ciudad Ojeda, que es un homenaje al español Alonso de Ojeda, por el del luchador de izquierdas Fabricio Ojeda. Ojeda, periodista y guerrillero, tiene un lugar sagrado en el panteón del chavismo. El gobierno ha tratado desde 1999 que se le reconozca su contribución en la caída de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958, una efeméride que ha quedado asociada a los líderes de Acción Democrática y Copei, que se turnaron en el poder hasta 1998.

Arias Cárdenas no ha vuelto a asomar de nuevo esa idea, pero la sola posibilidad de que ese cambio se concretara unió a algunos jóvenes historiadores zulianos, quienes, en su afán de demostrar que el primer español que recorrió el estado Zulia no fue el viajero sanguinario que pintaba el gobernador en su arenga, se toparon con una sorpresa: sus restos yacen mezclados con los de su esposa en un cofre de cristal guardados a su vez en una gaveta de un escritorio desde hace 33 años, en una oficina de Ciudad Ojeda. La sorpresa es aún mayor si se piensa que a Alonso de Ojeda se le atribuye el nombre de Venezuela y por ende el gentilicio originario de este país.