Envíanos
un dato

Dos empresas jugaron con ventaja para aprovechar la emergencia eléctrica

Una nueva filtración desde Estados Unidos muestra que la empresa Derwick Associates, de los llamados ‘bolichicos’, aprovechó la crisis eléctrica venezolana para ganar, solo por su intermediación, más que su socio técnico, y todo por vender como nuevas algunas turbinas usadas que rescataron de sumideros de todo el mundo. La mayoría de esos equipos están parados o en mantenimiento, rindiendo menos de lo requerido.

3/23/2015 12:20:50 AM

Comparte en las redes

Ese 15 de febrero de 2010, día de Carnaval, el helicóptero de la Fuerza Armada Venezolana (FAV) despegó del aeropuerto La Carlota, en medio del valle de Caracas, con dirección al norte. Sobrevoló techos de zinc que destellaban a más de 300 metros de altura, cruzó el Ávila –emblemático cerro y parque nacional de la Cordillera de la Costa–entre ráfagas de vientos, hasta que, finalmente, se encontró con el mar. En ese punto comenzó a descender en el helipuerto del Complejo Termoeléctrico “Josefa Joaquina Sánchez Bastidas”, antes “Ricardo Zuloaga”, pero siempre conocido como Tacoa (por el nombre de la población homónima en el litoral del estado Vargas).

De la aeronave bajaron tres de los cinco miembros del Estado Mayor Eléctrico designados por el presidente Hugo Chávez Frías siete días antes, tras declarar la emergencia eléctrica. El entonces vicepresidente, Elías Jaua –hoy ministro para las Comunas y Protector del estado Miranda–, estaba acompañado del ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque; y del titular de Planificación, Jorge Giordani. Los otros dos integrantes del comité emergente, el ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez; y la máxima autoridad de la cartera de Industrias Básicas y presidente de la CVG, Rodolfo Sanz, se encontraban en el oriente del país ese día.