Envíanos
un dato

La Constituyente se aclimató en Los Andes para volver a España

Podemos, el partido de moda en España, vivió sus pininos revolucionarios en América del Sur. Sus líderes trabajaron como asesores para los Gobiernos ‘bolivarianos’ y ‘progresistas’ en Venezuela, Bolivia y Ecuador a nombre del Centro de Estudios Políticos y Sociales, CEPS. Precisamente los creadores del CEPS, los juristas Roberto Viciano y Rubén Martínez Dalmau, trajeron sus ideas sobre un nuevo constitucionalismo popular, cuando participaron en la elaboración de las Constituciones de esos tres países. Y ahora una de las consignas de Podemos es hacer una Asamblea Constituyente. Esta es la historia de cómo un experimento en Los Andes tal vez prefigure el futuro de España.

5/23/2015 11:27:39 PM

Comparte en las redes

Caracas, La Paz, Quito.- Un profesor de Derecho Constitucional, en especial si es europeo, puede pasarse toda una vida sin participaren la hechura de una Constitución –o sin presenciarla, siquiera-. Un astrónomo tiene más probabilidades de volver a ver el paso del cometa Halley por las vecindades de la Tierra.

Pero, gracias al brote de populismos bolivarianos en la región andina durante la primera década del siglo XXI, dos catedráticos españoles, Roberto Viciano Pastor y Rubén Martínez Dalmau, no solo han tenido la oportunidad de participar en la redacción de tres Constituciones; en al menos una de ellas, la boliviana de 2007, se dice –aunque no lo acepten- que su rol resultó decisivo.