Envíanos
un dato

El reality show de la "casa-cárcel" de Bolívar

En la sede de la contrainteligencia militar de Ciudad Bolívar conviven, a su pesar, buena parte de los acusados por los más sonados casos de corrupción en Guayana. Comparten los espacios de esta casa, a solo tres cuadras del penitenciario de Vista Hermosa, los imputados por el comercio furtivo del hierro de Ferrominera. ¿Cómo llegaron a estar juntos? Un melodrama de la justicia venezolana.

16/05/2015 23:23:27

Comparte en las redes

No se trata de una casa cualquiera. Detrás del muro de dos metros de altura, amarillo y verde, sin ventanas ni identificación en la avenida Angostura de Ciudad Bolívar (antigua Angostura, capital del estado Bolívar, sobre la margen sur del río Orinoco, sureste de Venezuela), duerme todas las noches el ex presidente de Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh. Allí también lo hace uno de los empresarios más prominentes de Guayana, Yamal Mustafá, conocido por el florecimiento de sus negocios bajo la égida del gobernador Francisco Rangel Gómez, amigo de ambos.

Junto a Mustafá permanece Numa Rojas, el ex alcalde de la ciudad de Maturín (capital del estado Monagas, oriente de Venezuela) y ex dirigente regional del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que en diciembre de 2013 fue acusado por el Ministerio Público por supuestos actos de corrupción solo después de que decidiera distanciarse del partido progubernamental y lanzarse como candidato independiente a la gobernación de Monagas.