Envíanos
un dato

Así mutan los negocios de Saab y Pulido para burlar las sanciones

Como virus en un entorno hostil, la red de empresas que los dos colombianos crearon para importar alimentos y productos de primera necesidad para el programa CLAP de Nicolás Maduro, cambia de aspecto y se adapta a la presión de las sanciones estadounidenses. Nuevas marcas y empresas que aparecen en los combos que reciben los hogares venezolanos pertenecen en realidad al mismo entramado. Es el caso de 4PL, una empresa que opera desde Cartagena pero que, a pesar de su súbita aparición, ya estaba en la mira de los anticuerpos de los organismos internacionales contra la corrupción.

24/11/2019 0:00:00

Comparte en las redes

Nuevos productos, viejos conocidos.

Algunas de las marcas de alimentos que por estos días debutan en los combos que reparte el Gobierno venezolano a través del programa de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) conducen, sin embargo, a la interminable red de empresas de ocasión creada por Alex Saab Morán y Álvaro Pulido Vargas, los empresarios colombianos que desde hace años acaparan buena parte de las importaciones de suministros para ese programa gubernamental.

Saab y Pulido fueron sancionados por ese rol en julio pasado por el Departamento del Tesoro estadounidense, y acusados casi en simultáneo por un tribunal de Florida de lavado de dinero en sus negocios con el chavismo.

Desde 2016, año en que Nicolás Maduro oficializó la creación del plan estatal, Saab y Pulido lograron millonarios contratos para suministrar los alimentos con una sociedad registrada en Hong Kong. La empresa llamada Group Grand Limited compraba la mercancía en México para luego despacharla a Venezuela. Fue el comienzo de una operación que ha dado la vuelta al mundo y en la que también han usado compañías inscritas en los lejanos Emiratos Árabes y Turquía, justo cuando Maduro estrechaba la relación política y económica con el presidente turco, Recep Tayip Erdogan.