Envíanos
un dato

Empresas grandes y fantasmas detrás de las exportaciones de cereales a Venezuela desde México

Corporaciones gigantes de Europa o emprendimientos casi desconocidos de Panamá conforman una red de 'traders' que participan en el negocio de dar de comer a Venezuela sin exponer ni sus reputaciones ni sus operaciones. Firman contratos con el Estado venezolano para riesgosas transacciones en las que podrían tener un barco fondeado durante mucho tiempo, algo que ha ahuyentado a los jugadores tradicionales e incrementado el valor de la materia prima que importa el Estado. México es el canal que con frecuencia escogen para tercerizar sus envíos.

16/06/2019 0:30:00

Comparte en las redes

Caracas/Ciudad de México

A las 5:16 horas del 3 de septiembre de 2015 llegaron al muelle 27 de Puerto Cabello, en las costas del litoral central de Venezuela, 30.000 toneladas de maíz provenientes de México. El cargamento había sido ordenado por la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa), una empresa del Estado venezolano creada para importar y distribuir productos alimenticios, una misión que tras su liquidación a finales de 2016 asumió la también estatal Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios (Cuspal).

Ese fue el primero de al menos cuatro envíos que hizo la mexicana Comercializadora Columbia al principal puerto de Venezuela, en el período comprendido entre 2014 y principios de 2018, según revela una sistematización de informes de la Cámara de Comercio de Puerto Cabello hecha por Armando.Info.

Sin embargo, el proveedor de datos de comercio global Import Genius reporta una relación comercial mayor de Comercializadora Columbia, así como de otras mexicanas, con Venezuela. Pero, a pesar de su importancia como proveedora,  ni esta ni las demás empresas mexicanas son las que firman los contratos con la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex).