Envíanos
un dato

El monstruo que se tragó las importaciones venezolanas se llama Corpovex

Desde puertas hasta pollos, a través de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) el gobierno de Nicolás Maduro acaparó las importaciones a Venezuela bajo la clásica impronta “revolucionaria”: dándole poder casi absoluto a un militar que cosechó negocios con dinero del Estado, sin ningún tipo de control y fomentando una copiosa red de intermediarios. La sistematización de los registros de importaciones de Puerto Cabello muestra que esa estatal se convirtió en una enorme caja negra que defenestró la importación privada

19/05/2019 15:32:46

Comparte en las redes

La Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) es el corazón de los negocios del Gobierno de Nicolás Maduro. En sus oficinas -hasta tres sedes distintas ha tenido el organismo desde su creación a finales de 2013- se ha decidido casi todo lo relacionado con las importaciones públicas: qué se compra, a qué precio y a quién. Se trata de operaciones cubiertas por un manto de opacidad que hasta hace poco dependieron del mayor general Giuseppe Yoffreda Yorio y que hoy están bajo sospecha de Estados Unidos por quizá haber beneficiado a empresarios del entorno presidencial.

La descarga y sistematización de casi 71.000 registros de importaciones de la aduana de Puerto Cabello, el principal puerto venezolano, correspondientes al período enero 2014 a enero de 2018 confirma las dimensiones del monstruo estatal creado por Maduro y arroja pistas sobre la naturaleza de los proveedores.

La organización de la información en una base de datos desarrollada por Armando.Info revela que Corpovex fue el segundo mayor receptor de mercancías en ese lapso sólo por detrás de la también estatal Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA), suplantada por la Corporación Única de Servicios Productivos y Alimentarios (Cuspal).