Envíanos
un dato

El misterioso magnate del desahucio que saca cuentas en Venezuela

Presta ‘in extremis’ a los más desesperados. Compra deuda de empresas y países rumbo a la quiebra y con su músculo financiero se dispone a esperar hasta que pueda cobrarla en valiosos activos. Así, por ejemplo, terminó por adueñarse de buena parte del negocio de las telecomunicaciones en Argentina, una de las casi medio centenar de naciones en cuyas reestructuraciones de deuda, tal como se jacta, ha participado “en los últimos 25 años”. El mexicano David Martínez y su fondo buitre   se dedicaron a acumular bonos de la colapsada economía chavista, y algunos creen que ha llegado la hora de que cobre con el control de alguna empresa estatal, como la eléctrica. Pero, según ha trascendido, es probable que en esta apuesta deban pagar un precio al que no están acostumbrados: las sanciones financieras de Estados Unidos.

03/03/2019 2:00:00

Comparte en las redes

Para el primer trimestre de 2017, en la oficina de Crédito Público del Ministerio de Economía y Finanzas venezolano ya tenían una certeza: no podían pagar la deuda soberana. Decidieron, entonces, comenzar a buscar asistencia para una eventual restructuración y, para ello, llamaron a un grupo de inversionistas nacionales e internacionales.

Al reunirse con cada uno de ellos, la directora de dicha oficina les preguntaba si podían ayudar y si estaban dispuestos a reunirse con el ministro Simón Zerpa y con el vicepresidente Tareck El Aissami. La respuesta para esta última pregunta era clave.

En febrero de ese año, El Aissami había sido sumado a la lista de sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EEUU), por su presunta vinculación con el narcotráfico internacional. Esto obligaba automáticamente a los banqueros entre las denominadas “personas de Estados Unidos” (US persons) a mantenerse al margen de las conversaciones con el gobierno venezolano.

Pero había un banquero a quien esa prohibición no afectaba. Era el inversionista David Martínez Guzmán, el mexicano más influyente de Wall Street, conocido por invertir en reestructuraciones de deuda de empresas y países. Venezuela, además, era un terreno conocido para él.