Envíanos
un dato

Cadivi, la estafa silenciada

Cinco años han pasado desde la detención de Francisco Navas Lugo, teniente coronel del ejército y ex gerente de importaciones de la extinta Comisión de Administración de Divisas (Cadivi). Como una pieza de teatro del absurdo, el proceso judicial contra el único ex alto cargo de ese organismo recuerda lo ocurrido en Venezuela con grandes casos de corrupción en el pasado. Más de treinta audiencias fallidas han impedido saber cómo y quiénes desviaron cientos de millones de dólares mediante “empresas de maletín” a pesar de las promesas de investigación ofrecidas por Nicolás Maduro, a quien viejos funcionarios del chavismo acusan de esconder la información sobre uno de los mayores desfalcos registrados en la historia del país.

18/11/2018 0:00:00

Comparte en las redes

En la Venezuela de comienzos de este siglo escuchar el nombre del general de brigada del Ejército, Manuel Barroso, fue sinónimo de millones de dólares. Luego, de silencio. Alejado del escrutinio público desde 2015, tras haber sido nombrado agregado militar de la Embajada de Venezuela en Brasil, reapareció este 11 de septiembre uniformado, al pie de un avión en el aeropuerto internacional de Ciudad Guayana, escoltando al Ministro de Defensa, Vladimir Padrino, quien despedía a su homólogo brasilero.

En su mano izquierda sostenía un maletín negro, toda una ironía para alguien perseguido por la sombra de las “empresas de maletín” mediante las cuales fueron malversados cientos de millones de dólares durante los siete años que presidió la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), el ente que centralizó y gestionó durante más de diez años la entrega de dólares en territorio venezolano.