Envíanos
un dato

Los cómplices en los sobornos al presidente peruano Toledo dejaron rastros en Venezuela

Dos empresarios de Perú, Yosef Maiman y Sabih Saylan, participaron como intermediarios en los pagos irregulares de Odebrecht, a través de estructuras offshore, al expresidente de ese país. Los mismos figuran en una trama de ´shell companies’ construida por Mossack Fonseca para participar como accionistas de la operadora privada de TV por cable y telefonía en Venezuela, Inter, y de la que el propio bufete panameño llegó a sospechar que era usada para lavar dinero. Mientras, otra firma del grupo contrataba obras con el Estado chavista.

23/09/2018 12:00:00

Comparte en las redes

Al final del gobierno de Alejandro Toledo (Julio 2001- Julio 2006) en Perú, su difícil relación con el entonces mandatario venezolano, Hugo Chávez, llegó al punto más álgido. En mayo de 2006, Toledo finalmente retiraría a su embajador en Caracas por la que, aseguró, era una "persistente y flagrante intromisión” de Chávez en asuntos internos.

A pesar del hiato diplomático, y sin que quizás ninguno de los presidentes en Lima y Caracas y ni siquiera los propios hombres de negocios estuvieran conscientes de ello, un grupo empresarial continuó siendo un canal de interconexión de los entornos de Toledo y Chávez.

Los nombres claves del grupo eran los del empresario peruano-israelí, Yosef Maiman, y su mano derecha y compatriota, Sabih Saylan.

En junio de 2006 el presidente Alejandro Toledo, según ha establecido a posteriori la justicia peruana, empezó a recibir pagos millonarios en dólares de la constructora brasileña Odebrecht a través de las cuentas bancarias de tres empresas offshore controladas por Yosef Maiman.

Al mismo tiempo en Venezuela, Sabih Saylan –como Maiman, también investigado e imputado en Perú por su papel de intermediario en el caso de las coimas de Odebrecht– figuraba como administrador de la filial del Grupo Merhav, un conglomerado de empresas especializado en el desarrollo de proyectos de infraestructura de gran escala, que Maiman fundó en 1975, en Israel, y del que a sus 72 años es presidente y director. A Merhav le había sido asignada la ejecución de varios proyectos del Gobierno venezolano.