Envíanos
un dato

Quienes acapararon la importación para los CLAP ahora también traen medicinas

La persona jurídica registrada en Hong Kong, vinculada a los empresarios colombianos Alex Nain Saab Morán y Álvaro Enrique Pulido Vargas, parece ser el gran aliado del Gobierno de Nicolás Maduro. Los contratos millonarios para el suministro de millones de cajas CLAP, el programa bandera del sucesor de Hugo Chávez, apenas fueron el comienzo. La empresa, cuyo rastro en Venezuela es nebuloso, también funge como la intermediaria del Ministerio de Salud en la compra de los medicamentos que tanto escasean en los hospitales y farmacias del país.     

17 June 2018

Comparte en las redes

Los negocios de Alex Nain Saab Morán y Álvaro Enrique Pulido Vargas con el Gobierno venezolano se extienden y diversifican tras la mampara de la empresa Group Grand Limited. La sociedad relacionada con estos empresarios colombianos, registrada en Hong Kong pero sin rastro en Venezuela, no sólo le vende al Gobierno de Nicolás Maduro millones de cajas con alimentos del programa de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), sino que también es una de las intermediarias escogidas por la cúpula venezolana para comprar medicamentos en India.

Que se trate de una empresa casi fantasmal no ha impedido a Group Grand Limited lograr una millonaria lluvia de contratos. Documentos fechados el año pasado, revelan que la compañía funge como proveedor de medicinas para el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) avalada por la estatal Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex), que centraliza las importaciones públicas presidida por el Mayor General Giuseppe Yoffreda Yorio.

Al menos tres contratos que suman poco más de 213 millones de dólares fueron suscritos entre Group Grand Limited y Corpovex en marzo de 2017, identificados con los números 0026, 0030 y 0050 para la compra de medicinas. El primero de ellos, por un valor de 70,9 millones de dólares, fijó la tasa de cambio en la hoy desaparecida de 10 bolívares por dólar “según convenio cambiario número 35 de fecha 9 de marzo del año 2016”. Dólares preferenciales que las farmacéuticas locales tienen años sin ver, asfixiadas por el cepo cambiario que ha provocado un desplome de 60% del mercado farmacéutico desde 2014 y un desabastecimiento cercano a 90% de las medicinas en el país.