Envíanos
un dato

Las cajas CLAP engordan sin descanso la caja registradora de Group Grand Limited

Nuevos documentos demuestran que la empresa, registrada en Hong Kong, es una de las consentidas de Nicolás Maduro para hacer negocios. Mientras en el sector privado venezolano hay compañías que esperan años por la liquidación de divisas, en 2017 esta firma logró al menos dos contratos para el suministro de más de 20 millones de las cajas que el Gobierno vende a precios subsidiados y facturó en un solo día 113 millones de dólares al Ministerio de Alimentación. Los papeles confirman también la conexión de esta sociedad con Fondo Global de Construcción, un entramado levantado por los empresarios colombianos Alex Nain Saab Morán y Álvaro Enrique Pulido Vargas, gracias al cual obtuvieron contratos en tiempos de Hugo Chávez para la construcción de casas prefabricadas.

26 May 2018

Comparte en las redes

La suerte de los empresarios en la Venezuela de Nicolás Maduro es desigual. Mientras grandes trasnacionales o compañías venezolanas agonizan, quienes concentran la intermediación en la importación de alimentos para el programa estatal de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) facturan cientos de millones de dólares en un solo día. Es, al menos, el caso de Group Grand Limited, una sociedad registrada originalmente en 2013 en Hong Kong y posteriormente en México conectada al entramado empresarial levantado por Alex Nain Saab Moran y Álvaro Enrique Pulido Vargas, dos empresarios colombianos que han sido contratistas del chavismo.

Para la fantasmal empresa, la grave crisis de abastecimiento y el hambre de los venezolanos resultó una mina de oro. A comienzos de 2017 vendió toneladas de alimentos al gobierno venezolano a través de la Gobernación del estado Táchira, luego de que Nicolás Maduro aprobara al entonces gobernador de esa entidad y actual Ministro de Comercio Exterior, José Gregorio Vielma Mora, 340 millones de dólares provenientes del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) para la compra de diez millones de “combos” de alimentos. Sólo entre el 8 y el 30 de enero del año pasado al menos 212 millones de dólares a nombre de la Comercializadora de Bienes y Servicios del Estado Táchira (Cobiserta).

El pasado 14 de mayo el diputado y presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional venezolana, Freddy Superlano, introdujo formalmente en México una denuncia ante el Procurador General de ese país para que inicie una investigación contra los proveedores mexicanos que han despachado productos de mala calidad como la leche en polvo contenida en las cajas CLAP. Las dudas y sombras sobre el negocio fraguado con los CLAP crecieron unos días después cuando el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, denunció irregularidades en un lote de más de 25 mil cajas con los combos de alimentos para Venezuela en el puerto de Cartagena. “En Cartagena casi 400 toneladas de alimentos no aptos para consumo que iban a ser repartidos por esos comités políticos de control social en Venezuela. Esta es la punta del iceberg de un negocio despreciable que involucra empresas de fachada en Colombia, México y muchos otros países”, alertó el mandatario desde el palacio de Nariño el 17 de mayo.

Tras la incautación salió el nombre de un empresario venezolano, Luis Francisco Sagarzazu, quien sería el propietario de dos empresas domiciliadas en Cartagena y responsables de la mercancía. No obstante, la sospecha de las autoridades colombianas es que detrás hay un esquema mayor de corrupción y otros delitos. “Se está utilizando empresas fachadas, empresas de lavado de dinero para actos de corrupción y rexportación ilegal de estos alimentos hacia el Gobierno de Venezuela”, resumió Juan Carlos Buitrago, director de la Policía Fiscal y Aduanera de Colombia, en la rueda de prensa que ofreció junto al mandatario colombiano.     

El presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional venezolana pidió al Procurador de México investigar a las empresas de ese país que han despachado leche de mala calidad en las cajas CLAP para Venezuela.