Envíanos
un dato

Un ex primer ministro de Francia y un ex magistrado español dieron la hora al ‘Señor de los Relojes’

Dominique de Villepin ayudó, junto al ex juez español Baltasar Garzón, a que en 2014 el Principado de Andorra desbloqueara los fondos multimillonarios de Diego Salazar, congelados poco antes bajo sospechas de lavado de dinero. Un año más tarde, el ex jefe de gabinete de Jacques Chirac (2005-2007) intermedió para que Salazar, también conocido como el ‘Zar de los Seguros de Pdvsa’, además de primo del ex ministro venezolano y entonces embajador en la ONU, Rafael Ramírez, comprara un banco y dos compañías de seguro en Luxemburgo.

08 March 2018

Comparte en las redes

Mediapart (París) (*)

"Ah, sí, no te mezcles con él, porque parece un tipo que lo que quiere es escapar", le advirtió Alexandre Djouhri, el empresario de origen argelino que figura por ahora como principal sospechoso en la trama de financiamiento libio de la campaña electoral de ex presidente Nicolas Sarkozy en 2007.

Era febrero de 2015 cuando Djouhri -hoy detenido en Londres, esperando por su extradición a Francia- le recomendaba al ex primer ministro francés (2005-2007), Dominique de Villepin, que no frecuentara a un hombre clave del chavismo, mundano, apodado El señor de los relojes: Diego Salazar, de 40 años de edad. Salazar se ganó el mote a la entrada de una fiesta, en la que ofreció a sus invitados regalar a cada uno un Rolex, si permitían que destrozara a martillazos los relojes que traían. Compraba por docenas los relojes de oro, fueran Rolex y Cartier.