Envíanos
un dato

Odebrecht aplicó en Perú la receta venezolana

Seguro de que había que diversificar los riesgos, Marcelo Odebrecht confesó a los fiscales peruanos que en las elecciones presidenciales de ese país no escatimaron en financiar aun al candidato perdedor. La confidencia –obtenida por el equipo de IDL-Reporteros, en Perú– vino acompañada con el caso venezolano como antecedente: “Puse lo de Venezuela [como ejemplo], porque nosotros hacíamos eso en Venezuela. La manera de evitar a la oposición, era justamente atender sus necesidades en campaña”.

1/23/2018 11:49:18 AM

Comparte en las redes

IDL-Reporteros (*)

Sentado en el banquillo de los acusados frente al procurador federal de Brasil, Orlando Martello, y del fiscal peruano, José Domingo Pérez Gómez, el ex director de Odebrecht confesó el 9 de noviembre del año pasado, en la ciudad de Curitiba, que en las elecciones peruanas pidió aplicar el mismo procedimiento que previamente les había funcionado en Venezuela.

“Yo lo que sé es que en ese contexto le dije que apoye más a Keiko para hacer el mismo proceso que en Venezuela (…) Le dije que apoye a los candidatos de oposición para crear una red”, reveló en una declaración, cuyo audio y transcripción se reproduce a continuación.

Procurador Orlando Martello (OM): […] Haga una exposición de los cargos desempeñados por usted en el grupo Odebrecht y de las empresas relacionadas, las fechas, su ejercicio y sus principales funciones.

Marcelo Odebrecht (MO): Yo asumí como líder empresarial de la constructora Norberto Odebrecht, líder empresarial como socio director presidente de la empresa, en 2002, y fui el líder de la constructora desde un punto de vista formal hasta 2009, 2010. En la práctica ya no existían esas funciones como líder empresarial desde finales de 2007, cuando se dividió la constructora en cinco áreas de actuación. Y para cada área de actuación hubo un LE […].

En el caso específico de Perú, hasta 2007, 2008, tenía un director de la constructora en el país. Durante todo ese periodo fue Jorge Barata, que era el director presidente de la constructora en el Perú. Y hasta 2007, 2008, se reportaba directamente a mí. A partir de ahí asumió como líder empresarial de América Latina Luiz Mameri; y Barata pasó a reportarse con él. Yo a esas alturas ya estaba asumiendo el papel de director presidente del holding. No más de la constructora. Y así fue hasta más o menos 2011, 2012, cuando Jorge Barata asumió como LE de una empresa nuestra de inversiones en América Latina, Odebrecht Latinvest, que estuvo relacionada a inversiones en Perú. Y en ese momento, en 2011, asumió como director de la constructora Ricardo Boleira en el Perú, ligado a Luiz Mameri. Esas son las personas que comandaban las operaciones en América Latina y Perú. Yo tal vez me he anticipado a algunas preguntas.

(OM): Pregunta 17. ¿El grupo empresarial Odebrecht o las empresas vinculadas a este entregaron dinero a AG [Alan García]?

(MO): […] Ya lo dije en una declaración anterior. Yo no puedo decir cuánto y cómo. Ahora, mi entendimiento casi certero es que nosotros apoyamos a todos los candidatos presidenciales de Perú, todos los partidos y probablemente varias elecciones para congresistas. Era normal que en los países en los que operamos hiciéramos eso. No solo apoyamos al partido de gobierno, sino también a la oposición, para hacer una red. Entonces, yo diría que con toda seguridad, a pesar de que no tengo información precisa, que nosotros apoyamos a Alan García. ¿Cómo se dio eso? ¿De qué forma? En el caso de Alan García, es Barata quien va a poder, con certeza, ser más preciso en ese punto.

(OM): ¿Cómo se daba esa ayuda normalmente?

(MO): Yo no lo puedo decir. Con seguridad, siempre había varios medios para hacer eso. En algunos casos pudo ser de manera oficial, en otros casos a través de una empresa local. Se puede hacer por ‘caja 2’, con pagos no contabilizados. No puedo precisar cómo fue en cada caso. Eso con certeza lo puede decir Barata. No puedo precisar si ese pago envolvió o no algún un tipo de tratativa, si hubo una contrapartida general, si fue un abre puertas, si hubo una contrapartida específica, si fue una donación espontánea. Eso, en el caso de Alan García, la persona que conoce, que tenía una relación con Alan García era Barata. En el caso de Alan García, con toda certeza, él lo va a poder decir. Porque esa era una relación que era de Barata. Él tenía esa relación.

(OM): ¿Esa ayuda siempre se daba con dinero, sea legalmente, sea ilegalmente, sea por ‘caja 2’? Quiero entender si es por medio de dinero, o a través de un carro, un inmueble. ¿Cómo era normalmente?

(MO): […] Lo que me informaron es que en Perú no era un delito hacer donaciones no contabilizadas. […] Sé que en algunos países se podían hacer donaciones de empresas extranjeras, en otros no. Era muy común que en los proyectos tuviéramos socios. Y entiendo que la mayor parte de las veces, apenas las tratativas políticas, como los pagos, salían a través de nuestros socios. Es muy probable, por ejemplo, que los pagos fueran hecho por los socios, a los que luego les reembolsábamos. Es probable que eso haya ocurrido en el Perú.

(OM): ¿Los socios eran las empresas consorciadas?

(MO): Eran las consorciadas, en los proyectos habían consorciadas peruanas.

(OM): ¿Tiene cómo precisar?

(MO): No, no tengo cómo precisar. Quien va a poder ahí dar esa información, con ese nivel de detalle, es Barata. Y a partir de 2012, la información está con Boleira. Con toda seguridad ellos van tener probablemente varios registros. Es probable que si fue a un nivel de un gobernador local, un alcalde, un congresista, se hiciera a través de un director de contrato. Pero Boleira y Barata sabrán. Entiendo que en aquellos casos en los que se hizo a través de otras empresas, hay registros de operaciones estructuradas. Principalmente si alguien en Perú recibió dinero en una cuenta, eso va a estar. Con certeza si Barata no lo tuviera en la mano, alguna persona en la empresa puede encontrar el registro.

(OM): ¿Usted se reunió con Alan García?

(MO): Yo la verdad conocí a los presidente Toledo, Alan García y Ollanta Humala. No recuerdo haber estado con Keiko. Tal vez a Keiko la vi en un evento. No recuerdo. Como Perú fue un país muy importante para nosotros, yo iba una o dos veces por año. Tal vez en algunos años tres veces. Pero la media era una o dos veces. Todas las veces que yo iba buscaba de estar con el Presidente. Estuve varias veces con los tres presidentes.

(OM): Con relación a Alan García, ¿en uno de esos contactos fue solicitado algún  favor, contribución para campañas?

(MO): […] En el caso de Ollanta Humala yo sabía del apoyo que fue dado. Ahí sí, con mi autorización, porque fue algo que vino de Brasil. Expliqué eso en mi declaración. […] Él me agradeció eso específicamente. Alan García siempre decía que Barata también lo apoyaba, agradecía, y decía que nos apoyaba. Daba a atender que lo estábamos apoyando, y con seguridad había un apoyo a la campaña. No sé si directamente a su campaña, a la campaña de los congresistas o a su partido.

(OM): ¿Puede explicar la anotación ‘aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita (ex.venezuela)’?

(MO): Cuando veo aquel pedido en Brasil para entregar 3 millones de dólares a Humala, que fue un pedido del PT, en esa época comenté que no sabía si era por una cuestión de idea política, similitudes políticas entre el PT y Humala, o era porque dos integrantes del PT, Garreta y Favre, apoyando la campaña de Humala, fui orientado a dar esa contribución. Cuando yo hablé esto con Barata y con Mameri, la reacción de Barata fue de rechazo. En aquella época, los empresarios y Barata tenían mucho rechazo a Ollanta Humala. Y la percepción de Barata era que si alguien supiese […] que se le había dado una donación de gran magnitud a Ollanta Humala, él [Barata] podía tener inconvenientes con sus socios locales. […] No sé si hablé con Barata de 500, pero le comenté: si tu crees que tendrás un riesgo, haz una donación mayor a Keiko y se resuelve. Y puse lo de Venezuela [como ejemplo], porque nosotros hacíamos eso en Venezuela. La manera de evitar a la oposición, era justamente atender sus necesidades en campaña. […] Entonces fue ese tipo de conversación. No sé si Barata lo llevó a cabo. […]

(OM): ¿[Cuando dice] Keiko, a quién se refiere?

(MO): A Keiko Fujimori.

(OM): Usted dice que no se acuerda si tuvo contacto personal con ella.

(MO): No. Siempre tuve contacto con los presidentes. También tuve contacto con PPK, el actual Presidente, en la época en que era ministro. Después cuando devino en consultor. Él hacia una especie evaluación del escenario económico del país para nosotros y varias empresas, en algunos eventos. Con Keiko no llegué a estar presente.

(OM): ¿En la época en que era candidata a la Presidencia de la República?

(MO): En la época en que veo la gestión en Brasil que estaban pidiendo los 3 millones. Ella era candidata contra Humala en la segunda vuelta. De ahí la preocupación de Barata porque todo el sector empresarial estaba apoyando a Keiko y la percepción era que Keiko iba a ganar. La verdad, Barata estaba preocupado porque no quería botar dinero y apostó por una candidata [Keiko] que perdió.

 (OM): ¿…sabe si finalmente fue realizado ese pago [a Keiko]?

(MO): No. Yo sugerí a Barata que aumentase si tenía algún problema. […] Probablemente hablé de lo que está aquí. […] Yo no sé si hubo la necesidad de hacer eso. No sé.

(OM): ¿Quién tendría esa información?

(MO): Barata. En esa época, Barata. Hasta 2012, con toda seguridad, quien tiene todas las informaciones sobre tratativas políticas es Barata. A partir de ahí Boleira tal vez tenga alguna información.

(JDP): ¿Qué proyectos conversó con el presidente Alan García?

(MO): Con Alan García conversamos mucho sobre el gasoducto, por la gestión de Kuntur, y el Metro. Fueron los dos proyectos prioritarios para Alan García. Con Humala fue más la gestión del gasoducto, prácticamente el gasoducto. Y con Toledo fue la gestión de las IIRSAs. El proyecto de Toledo eran las IIRSAs. Lo de la IIRSA fue construido en el gobierno de Alan García. Toledo era las IIRSAs, Alan García era el Metro de Lima y Humala el gasoducto. 

(JDP): En los proyectos que usted ha hecho referencia sobre los que ha hablado con Alan García, ¿sobre qué temas han tratado?

(MO): Vea bien. Qué ocurría. Cuando iba a esa reunión, Barata o Mameri iban conmigo. Ellos me decían, refuerce con Alan García. Por ejemplo, en el caso de la IIRSA, con Toledo, había un problema, quería que nosotros terminemos IIRSA antes de acabar su mandato. Y era imposible. Ahí Barata me dijo: vaya y diga que vamos entregar algo para inaugurar antes de las elecciones. Existían siempre ciertos temas en que necesitaban que refuerce e influencie. Ahí los directores pedían, Marcelo, refuerce este tema aquí […]. No tenía nada ilícito.

Un punto importante. Quien inventó los sobornos no fue Odebrecht. Si nosotros teníamos una relación política de grado 10, nuestros socios llegaban a 40, 50, 60. Hay que colocar en perspectiva lo siguiente. Si hubo pagos de sobornos en algún proyecto, ese soborno fue acordado probablemente por los socios locales. Barata o Boleira podrán indicar si hubo contribuciones de campañas a candidatos a la presidencia. Con relación a las propinas relacionadas a proyectos específicos, si es que hubo; es difícil que un empresario peruano o un político peruano delegue a una empresa brasileña la negociación de algo de esa manera. Es muy probable que en el caso de coimas relacionadas a proyectos específicos hayan sido negociadas y pagadas por empresarios peruanos.Yo no encuentro cómo un político, un gobernador, alcalde, congresista, un funcionario público de una estatal peruana negociaría con una empresa brasileña, con un brasileño. Probablemente tendría más voluntad de negociar con un subcontratista o un socio peruano; y él nos avisaba y reembolsaríamos.

Para mi no hay un sentido en relacionar a Odebrecht con propinas específicas. No estoy diciendo que no hubo pagos de Odebrecht para las campañas de la Presidencia. Barata tenía las relaciones. Yo sé que teníamos más acceso a Humala que los empresarios peruanos, que vivían enfrentados con él. Y eso fue conseguido por la relación que tenía con el PT. Con excepción de Ollanta Humala, el acceso que los empresarios locales tenían, nuestros socios, era mucho mayor que el acceso que Odebrecht tenía con todos los otros presidentes. […] Con certeza lo que Odebrecht puede desnudar en relación a Perú, es el 5 por ciento que se hizo en Perú. Porque somos la única que empresa que está colaborando. El ministerio Público en Brasil buscó que las empresas colaborasen de lo que hicieron fuera de Brasil. Lo importante es saber lo que las otras hicieron.

(JDP): ¿Por qué usted ha hecho referencia a propinas cuando le solicité que haga referencia a los proyectos que conversó con Alan García?

(MO): Yo no relacioné propinas. Yo nunca traté de propinas, nunca traté de nada ilícito con Alan García. […] En la gestión de propinas por proyectos, dije que lo más natural es que quien tenga asumida la relación del pago a políticos, proyecto a proyecto, ahí no estamos hablado de una relación con humala con Alan García, era el socio local. Una empresa extranjera en Perú, por más que nuestros principales directores de contratos eran brasileños, solo teníamos dos directores de contratos peruanos. Imagínese un funcionario público peruano si tiene que negociar, prefería conversar con otro peruano. Yo no traté el tema. Lo que dije es lo siguiente. Que Barata y Boleira pueden decir claramente cuánto fue lo que Odebrecht donó y pueden decir si hubo por esa donación alguna contrapartida específica, alguna contrapartida general. Ellos pueden decir. Ahora, proyecto por proyecto. Mi entendimiento, por una lógica de conjunción de negocios, yo no hallo que si hubo propina proyecto a proyecto, probablemente fue liderado por el socio local o algún subcontratista coloca. muchas veces uno tiene un subcontratista local. Estoy hablando de cómo funciona el mercado de construcción, en toda América Latina. Muchas veces se tiene una empresa pequeña que es propietaria de maquina, que tiene una relación con determinado funcionario público. Esta consigue el acceso, pero no tiene la dimensión para hacer determinada obra. Entonces entra como subcontratista. entonces, en mi opinión, las  propinas pagadas en Perú, merecen una investigación sobre las empresas peruanas. Porque lo que Odebrecht tenía que decir sobre las propinas en Perú, ya están a mi modo de ver, relatadas al Ministerio Público brasileño. Todos tuvieron la oportunidad de ser colaboradores. Si ellos omitieron, el problema es con la justicia brasileña. Y el brasileño que estuvo en Perú, está mucho más preocupado con la justicia brasileña, que con la justicia peruana. él nunca va a ser deportada a Perú. Los colaboradores brasileños que hicieron cualquier cosa ilícita en el Perú, con toda certeza hablaron con el ministerio público brasileño, entonces si no hablaron con la justicia brasileña son malucos [sic]. Porque en el proceso de colaboración todos tuvieron la oportunidad de entrar. Lo que imagino es que los ilícitos ya están relatados en Brasil. Entonces lo que odebrecht hizo en Perú, ya está relatado. Lo que precisan en la investigación es lo que no está relatado, porque no fue hecho por Odebrecht. Lo que hizo Odebrecht es una punta. Nosotros actuábamos en esos países a través de otras empresas. En Perú realmente teníamos acceso a los presidentes. En otros países no teníamos acceso a los presidentes. Por ejemplo, cuando llegamos a Colombia y Argentina, se actuaba a través de lobbistas o solo de empresarios locales. Porque no había relación con los presidentes.