Envíanos
un dato

Los motores rusos que no terminan de arrancar

Durante los años 2012 y 2015, la empresa de camiones Kamaz lideró los registros de envíos desde Rusia a Venezuela. Chasis, motores y diversos repuestos ingresaban continuamente al país a través del intermediario local J.C International 2004, C.A, empresa en la que sus más recientes socios se dedican también al negocio de la distribución de carnes. Durante años, el gobierno venezolano y Kamaz han prometido la construcción de una ensambladora en el país pero esta sólo ha quedado en planes, así como también la idea de llenar las carreteras de Venezuela con vehículos de esta marca.

1/7/2018 12:00:00 AM

Comparte en las redes

Dos hileras de camiones amarillo, azul y rojo, arreglados perfectamente uno tras otro, se muestran en televisión abierta. Aunque los colores hacen alusión a la bandera venezolana, poco tienen de producción nacional. Si se cambiara el amarillo por el blanco estarían más acorde con su verdadero lugar de procedencia: Rusia.

“Estos camiones vienen a tributar el rendimiento y la eficiencia”, explicaba Hugo Cabezas, quien para  el año 2012 ejercía como gobernador del estado Trujillo, mientras recibía 22 camiones rusos tipo Kamaz para ser utilizados en la Gran Misión Vivienda Venezuela y en la Misión Cayapa, que se ocupa de la vialidad agrícola.  “Con ellos nos estamos ahorrando hasta un 65% del costo en la edificación de viviendas, así como la construcción y rehabilitación de los caminos rurales”, agregaba Cabezas quien veía la llegada del transporte como una forma de solucionar los principales problemas de la región.