Envíanos
un dato

Los expedientes ocultos de un edecán de Chávez

El contralmirante Remigio Ceballos Ichaso es uno de los astros ascendentes en la cúpula militar. Formado con los Navy Seals, fue parte del séquito del ‘comandante eterno’ de la revolución. Sus credenciales lo han impulsado hasta el segundo cargo más importante de estado mayor de las fuerzas armadas y a la coordinación de la Gran Misión Abastecimiento Seguro, sin que en ese ascenso hayan hecho peso los –al menos- dos expedientes que se le abrieron por presuntas irregularidades administrativas.

11 September 2016

Comparte en las redes

Los hombres del círculo más cercano al comandante Hugo Chávez eran rigurosamente seleccionados. En la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) de Venezuela, la institución gestora del líder de la Revolución, muchos pedían estar en la Guardia de Honor Presidencial para ostentar una figura que se transformó desde 1999 –año de la llegada de Chávez al poder– en un envidiable estatus: el edecán del Jefe del Estado.

“Todos rogaban estar cerca del Presidente, porque sabían que su afinidad hacia los militares podía convertirlos en candidatos a altos cargos. Pero pocos entraban en este círculo”, comenta un militar retirado. Remigio Ceballos Ichaso, un egresado de la promoción Agustín Armario González de la Escuela Naval de la Armada Nacional de Venezuela (año 1985), ya había logrado el anhelado estatus en 2002. Con un curso de formación en Navy Seals de los Estados Unidos (una de las mejores fuerzas de operaciones especiales del mundo) y una prominente carrera había decidido estar al lado de Chávez. Así, y durante ocho años, consolidó una imagen en los predios militares: un hombre leal al oficialismo.

Ahora, fallecido ya el comandante, el contraalmirante Ceballos Ichaso ha dejado de ser un guardaespaldas. Hace un mes fue designado como el Segundo Comandante y Jefe del Estado Mayor del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb). Con el cargo también ha asumido la coordinación de uno de los vértices de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, un plan creado recientemente por el presidente Nicolás Maduro y puesto a cargo de las fuerzas militares en un intento por detener la inusitada crisis alimentaria que azota a Venezuela.