Envíanos
un dato

La silenciosa propagación de la difteria

Una contagiosa enfermedad ha reaparecido en Venezuela. Tras 24 años de considerarse erradicada, los pobladores del sur del país experimentan un brote de difteria de alcances hasta ahora incalculables. La ministra de Salud, Luisana Melo, ha reconocido como único parte oficial solo dos muertes de los cuatro casos confirmados por su despacho hasta el 11 de octubre. Pero varias actas de defunción, recogidas in situ por Armando.info, indican que el número de fallecidos es superior.

11/6/2016 12:20:39 PM

Comparte en las redes

Disponible también en:

Este reportaje se encuentra disponible también en:

La difteria, la contagiosa enfermedad erradicada hace 24 años en Venezuela, ha renacido en el estado Bolívar (al sur del país). Los epidemiólogos presumen que el brote ha surgido en una comunidad indígena, San Antonio Roscío, y se ha propagado desde el mes de abril por otros poblados. Al Hospital Raúl Leoni –conocido como Guaiparo– llegan casos sospechosos de los estados Anzoátegui, Bolívar y Delta Amacuro. “Moqueo, las amígdalas inflamadas, signos parecidos a un resfriado. Pudiera confundirse con amigdalitis, pero nadie muere de eso. Así que al devenir la muerte sospechamos que se trata de difteria”, dice un médico.

Con este cuadro clínico llegó Abismael Espinoza Rodríguez, de ocho años de edad, al hospital de Guaiparo una noche de los últimos días de septiembre. Los padres del niño habían acudido, al principio, a un módulo médico de Barrio Adentro –el programa de salud auspiciado por el expresidente Hugo Chávez y con cooperación de Cuba– en la población de San Félix. “El doctor nos dijo que era una amigdalitis, así que regresamos a la casa y solo cumplimos con el tratamiento. Pero pasaban los días y no mejoraba, al contrario: empeoraba. Decidimos llevarlo a un hospital y ahí sucedió lo peor”, cuenta Gregoria Rodríguez, la madre del niño.

El 11 de octubre, la ministra de Salud, Luisana Melo, se pronunció por vez primera sobre el brote de la enfermedad: “Es un tema regional, solo en el estado Bolívar. De todos los casos sospechosos se encontraron cuatro y dos muertes confirmadas de difteria”. Pero 12 días antes de estas declaraciones, ya había otro diagnostico gubernamental. Francisco Rangel Gómez, el gobernador de Bolívar, lanzó a finales de septiembre un número mucho mayor: “Hemos tenido 13 casos de difteria”.