Envíanos
un dato

Cruz Weffer: el general chavista que desembarcó en un paraíso fiscal

El general retirado Víctor Cruz Weffer, jefe del Plan Bolívar 2000 y Fondur, abrió una sociedad en Seychelles en 2007 cuando fue imputado por enriquecimiento ilícito y ocultamiento de datos. Nunca pudo justificar el aumento de 1.071 millones bolívares de su patrimonio, equivalentes a 86% de los fondos que manejó entre 2000 y 2003

29/03/2016 11:07:00

Comparte en las redes

Los vecinos de las residencias Juan Manuel Cajigal, ubicadas en el sector San Andrés de la populosa parroquia El Valle de Caracas, se quejan de los problemas que afectan a sus viviendas desde que fueron construidas en la alborada de la autodenominada revolución bolivariana: filtraciones, falta de agua, hacinamiento y obras inconclusas. Los apartamentos, levantados a una cuadra de la estación El Valle del Metro por el Instituto Nacional de Vivienda, Inavi, formaban parte del primer proyecto de envergadura del Plan Bolívar 2000, una alianza cívico militar lanzada por el entonces presidente Hugo Chávez durante el primer año de su gobierno con la promesa de atender directamente a familias pobres, mediante variados servicios: mercados populares, reparación de calles, atención médica y construcción de viviendas populares.

El 6 de junio de 1999, en el programa Aló Presidente número 2, que por aquel entonces se transmitía por Radio Nacional de Venezuela, un voluntarioso Chávez anunció la construcción de unas primeras 128 viviendas populares en el sector de San Andrés valiéndose de la fusión de instituciones del Estado, “para evitar la anarquía y la corrupción”. También, el recién estrenado presidente subrayó que para la edificación de 1.424 apartamentos en el Valle de Caracas y otros 1.800 para los Valles del Tuy, en Miranda, serían invertidos 20 mil millones de bolívares (33 millones de dólares para la época), y que para comenzar sólo el primer año, se habían aprobado 7 mil millones de bolívares (11,5 millones de dólares). “Eso forma parte del Plan Bolívar 2000 en el que yo me juego la vida”, aseguró el exmandatario, cuando la llamada V República era toda efervescencia.