Envíanos
un dato

A unos panameños se la pusieron ‘bombita’ para construir el estadio Hugo Chávez

Una compañía vinculada a un grupo empresarial bajo investigación en Panamá obtuvo en 2013 -junto a otras dos grandes asignaciones- el contrato para el nuevo estadio de béisbol de Caracas, a cuya culminación el presidente Nicolás Maduro acaba de ordenar que se le dé prioridad. ¿Cómo terminó beneficiado por el sucesor de Chávez el mismo emporio familiar que, como las pesquisas posteriores mostrarían, estaba siendo consentido al mismo tiempo por el Gobierno del neoliberal, y hoy prófugo, Ricardo Martinelli?

3/26/2017 10:12:23 PM

Comparte en las redes

Del padrinazgo de la derecha panameña, al de la revolución venezolana; de un pasado con visos de corrupción a un futuro que está por verse; un grupo empresarial radicado en Ciudad de Panamá buscó la manera de sacarle provecho a las obras de infraestructura que el Gobierno venezolano promete, y lo consiguió.

En tan solo siete meses, entre agosto del año 2013 y marzo de 2014, logró adjudicarse tres contratos, uno de los cuales resalta sobre los demás: el estadio de béisbol Hugo Chávez, que se levantará en los espacios de La Rinconada, al suroeste de Caracas, en los predios del nuevo parque que también llevará el nombre del desaparecido caudillo bolivariano.

Con toda probabilidad se trata del proyecto público de más envergadura en la ciudad de Caracas, y uno de los más importantes de la administración del presidente Nicolás Maduro, quien, consciente del impacto que en términos de propaganda pudiera tener la culminación del sitio deportivo, encomendó la obra personalmente al vicepresidente Tareck El Aissami. “Le dije a Tareck que se convierta en el padrino ejecutor del estadio de béisbol más completo, moderno y más grande que tendrá Venezuela, y que estamos construyendo en el Parque Hugo Chávez en La Rinconada”, dijo el mandatario venezolano el 14 de marzo durante una alocución televisada desde el palacio presidencial de Miraflores, donde abanderaba a la delegación que marchaba a competir en los Juegos Juveniles Parapanamericanos de Brasil. “Va bastante bien, será monumental, bellísimo y es el regalo que le haremos a nuestro béisbol y a nuestra Caracas, y podrá ser utilizado más allá de este deporte, en muchas otras actividades”.