Envíanos
un dato

Las estafas interminables de Pedro Castillo

De ser reconocido en la isla de Margarita como heredero de los pintorescos Ranchos de Chana, ha pasado a cultivar otra fama fuera de Venezuela. En Miami, Florida, terruño del exilio cubano y más recientemente del venezolano, Pedro José Castillo Uzcátegui se presenta como un visionario hombre de negocios, pero en la práctica ha consolidado una serie de fraudes que lo han circunscrito a la lista de los buscados por Interpol.

6/25/2017 12:48:49 AM

Comparte en las redes

Una orden de captura emitida a Interpol, en 2011, no lo detuvo. Las múltiples demandas en su contra que debió enfrentar en Venezuela, tampoco. Pedro José Castillo Uzcátegui cambió de país pero no de oficio, y lleva casi seis años aplicando una técnica con la que ha logrado embaucar a propios y a extraños, a reconocidos profesionales de la comunidad cubana radicada en Miami y a talentos venezolanos que huyendo de la crisis venezolana llegan a Estados Unidos para empezar de cero.

Su nombre en Venezuela puede pasar como el de un ciudadano más hasta que se aclara su ascendencia. Es hijo de Chana Uzcátegui, creadora de los reconocidos Ranchos de Chana en la isla de Margarita, en el oriente del país. Representante legal de la empresa Promotora Chana, junto a sus hermanos Triana y José, y heredero de un proyecto turístico de renombre, tan colorido como costoso, lleno de un lujo que se permitían costear en dólares varias figuras del chavismo, pasándole por encima a un control de cambios instaurado en 2003, y que aún se mantiene.