Envíanos
un dato

Venezuela hace lo contrario de lo que dice en el Sáhara Occidental

Una mano del gobierno de Nicolás Maduro ni se entera de lo que la otra hace en el Sáhara Occidental, la ex colonia española que Marruecos se anexó ilegalmente desde 1975. Mientras el chavismo promete solidaridad al movimiento independentista saharaui del Frente Polisario, las empresas petroquímicas del Estado venezolano le siguen comprando al invasor valiosos cargamentos de fosfato extraídos de minas en los territorios ocupados.

10 August 2014

Comparte en las redes

Disponible también en:

A Puerto Cabello, estado Carabobo, acaban de llegar 31.500 toneladas de fosfato a bordo del vapor de bandera china Shi Long Ling. El cargamento procedía del Noroeste de África y estaba destinado a Bariven, filial de la petrolera estatal venezolana Pdvsa. El buque atracó el 26 de julio tras un periplo de más de 3.200 millas náuticas, que no pasaría de ser otro de los tantos trazos que se dibujan y desdibujan en el mapa del tráfico marítimo del mundo, si no fuera porque el Gobierno de Venezuela denuncia la invasión que vive desde hace casi cuatro décadas el Sáhara Occidental, origen de la carga, mientras compra a Marruecos, la potencia ocupante, el fosfato que importa desde ese territorio.

La alianza política con el nacionalismo saharaui no pasa de las palabras y otros gestos, como la construcción de una escuela en ese territorio desértico pero rico en fosfatos, que hasta 1975 fue colonia española. “¡Un saludo a la delegación del Frente Polisario!”, dijo el presidente Nicolás Maduro durante la sesión inaugural del III Congreso del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en la sala Ríos Reina del Teatro Teresa Carreño el 26 de julio reciente. Dos hombres –el embajador de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en Caracas, Mohamed Salem Daha, y su ministro consejero, Hadi Laroussi- se levantaron de entre el público de la platea e hicieron reverencias. Luego, el locutor oficial del acto leyó un breve documento del movimiento independentista en salutación al evento del chavismo. “Son los saharauis hermanos de Venezuela y traemos la gratitud de la resistencia civil saharaui en las zonas ocupadas de nuestros país, que sufren a diario los excesos y abusos del ocupante marroquí”, decía el texto.