Envíanos
un dato

Ramón Carrizález, vicepresidente y marido solidario

LOS SECRETOS DE WIKILEAKS

La renuncia del alto funcionario habría obedecido al inminente desplazamiento de su esposa, la ministra del Ambiente Yubirí Ortega, por una funcionaria que cautivó al presidente Hugo Chávez durante la Conferencia sobre el Cambio Climático de Copenhague, en 2009.

El vicepresidente Ramón Carrizález renunció a su cargo el 25 de enero de 2010. Su esposa, la ministra del Ambiente Yubirí Ortega, hizo lo propio ese mismo día. Ambos alegaron “estrictos motivos personales” para tomar la decisión.

Se especuló mucho con la salida del vicepresidente: que obedecía a la presencia de militares cubanos con cargos de comando en instalaciones castrenses venezolanas, o que estaba en desacuerdo con el cierre definitivo de la televisora Radio Caracas Televisión. La embajada recogió todos esos rumores y agregó otro, un tanto inesperado: que la renuncia de Carrizález tenía “un ángulo más personal”. “La directora de Cooperación Internacional del Ministerio del Ambiente, Claudia Salerno, acompañó al presidente Chávez a la Cumbre sobre el Cambio Climático de Copenhague, y capturó la atención del mandatario con la feroz retórica anticapitalista y antiestadounidense. Chávez quería promoverla como titular del Ambiente para sustituir a la mediocre esposa del vicepresidente”, dijo un informante de la legación estadounidense.

Salerno nunca fue nombrada. En febrero pasado Carrizález fue designado como secretario ejecutivo de la gobernación de Apure por órdenes de Chávez. Y el actual ministro del Ambiente es Alejandro Hitcher.



¡Hola! Gracias por leer nuestro artículo.

A diferencia de muchos medios de comunicación digital, Armandoinfo no ha adoptado el modelo de subscripción para acceder a nuestro contenido. Nuestra misión es hacer periodismo de investigación sobre la situación en Venezuela y sacar a la luz lo que los poderosos no quieren que sepas. Por eso nos hemos ganado importantes premios como el Pulitzer por nuestros trabajos con los Papeles de Panamá y el premio Maria Moors Cabot otorgado por la Universidad de Columbia.

Para poder continuar con esa misión, te pedimos que consideres hacer un aporte. El dinero servirá para financiar el trabajo investigativo de nuestros periodistas y mantener el sitio para que la verdad salga al aire.

Gracias por leernos. Recuerda que al final del texto puedes contribuir con nuestras investigaciones, disfrutar otros formatos y leer otras historias.