Envíanos
un dato

Luces, webcam y acción

A pesar de la crisis económica que vive Venezuela, hay quienes han logrado salir airosos entrando al mundo de la pornografía o el modelaje erótico en la web. Las webcamers se han convertido en un caso de emprendimiento: con tan sólo unos minutos frente al computador pueden hacer tanto o más dinero de lo que a otra persona en un trabajo común le tomaría un mes.

30 January 2016

Como la bailarina y productora audiovisual que fue por muchos años, Yllen sabe qué funciona con el público y qué no. Cuida que la luz sea la adecuada, que el micrófono se escuche y la cámara se ubique en la posición correcta. No duda tampoco en chequear que el maquillaje y el vestuario estén bien. La diferencia es que esta vez no transmite desde un gran estudio. Lo hace desde la comodidad de su sofá, frente a su computadora y lo ha catalogado como “la noche de vestiditos”.

Estas líneas son parte de una historia que puedes leer completa con un plan de suscripción

Registrarse