Envíanos
un dato

En el nombre del exmagistrado Dugarte

Los propietarios de la constructora Edivial afirman que el empresario César García Urbano-Taylor traspasó cuatro apartamentos a los hijos y un yerno del exintegrante del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Marcos Tulio Dugarte, y de forjar un contrato para quedarse con la totalidad de una edificación en Caracas. Estas denuncias han despertado las sospechas de la Asamblea Nacional, que, recientemente, ha citado a los involucrados en este caso para iniciar una investigación.

04 December 2016

El terreno no podía ser más inestable. La Torre SMA (San Miguel Arcángel) –un cubo cristalino enclavado en el lujoso barrio caraqueño de Las Mercedes, en Caracas– ha emergido en mayo de 2016 en Venezuela, una nación con el mayor riesgo país del mundo y con un 85 por ciento de las empresas inmobiliarias en recesión producto de la creciente crisis económica. De ahí que su principal propietario, César García Urbano-Taylor, un abogado de 41 años de edad, haya erigido una escultura del arcángel en el interior del edificio corporativo para agradecer los favores celestiales por la construcción. “Fue un momento complicado (durante la edificación), pegamos un grito al cielo y pedimos a San Miguel que nos concediera una serie de milagros”, afirma en un video en el que se promociona esta obra.

Pero los detractores de García Urbano-Taylor creen que él ha recibido algo más que la bendición de un arcángel en sus florecientes negocios. El abogado es acusado de invertir dinero procedente de los bolsillos del exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Marcos Tulio Dugarte en propiedades en Venezuela.

Estas líneas son parte de una historia que puedes leer completa con un plan de suscripción

Registrarse