Envíanos
un dato

Samark López, el vendedor consentido del chavismo

La inclusión del empresario venezolano en la lista de narcotraficantes y lavadores de dinero en Estados Unidos deja al descubierto la trama de sus negocios con el régimen de Nicolás Maduro: primero vendió kits para los programas de construcción de viviendas del gobierno, luego se benefició de la venta masiva de alimentos y hasta adornos decembrinos. Todo a través de una estructura que hasta ahora ha encontrado hospicio en la jurisdicción de Barbados; la pequeña isla caribeña funciona como la guarida que esconde algunos de sus activos al Departamento del Tesoro norteamericano.

19/02/2017 23:50:29

es

Disponible también en:

Este reportaje se encuentra disponible también en:

Ya no es anónimo. Hace días que Samark José López Bello dejó de ser un desconocido que se movía haciendo negocios y fortuna. La sanción que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro comunicó el 13 de febrero de 2017 lo señala directamente como el frontman o testaferro del Vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, y los relaciona con el narcotráfico. López Bello se convirtió en un hombre público para los venezolanos, que sin saberlo, han lucido en sus casas arbolitos de navidad que el empresario vendió a través del Gobierno.

Sí. Al hombre que las autoridades norteamericanas le acaban de bloquear 13 propiedades en varias jurisdicciones del mundo, al que acusan de ser “soporte financiero” y de “actuar en nombre” de El Aissami, negoció en noviembre árboles de navidad con el gobierno de Nicolás Maduro, quien con frecuencia se queja por la falta de dólares en las arcas públicas tras la caída de los ingresos petroleros.

chevron_leftDesliza la imagen para ver máschevron_right

zoom_inHaz click sobre cada imagen para ampliar

El 19 de noviembre atracó un barco en el puerto de Puerto Cabello –principal terminal del país, ubicado en el estado Carabobo– con la carga decembrina. Los pinos fueron despachados por Postar Intertrade Limited para la estatal Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex), empresa del Estado encargada de centralizar las compras públicas y que desde su nacimiento en 2013 está presidida por Giuseppe Yoffredda, un Mayor General de la aviación venezolana.

Los registros portuarios revelan que en conjunto los arbolitos de navidad, provenientes del puerto de Filadelfia, en Estados Unidos, pesaron casi 58 toneladas. Corpovex no publica ni difunde información sobre las compras que realiza, pero quien le siga el rastro a Postar Intertrade Limited se topará con el ahora célebre Samark López.

En la web donde Samark López respondió a la OFAC, admitiendo que “conoce a Tareck El Aissami desde hace varios años” y negó estar “involucrado en el tráfico de drogas”, el empresario menciona que además de Profit Corporation y Yakima Trading Corporation –incluidas en la lista de los 13 activos bloqueados por el Departamento del Tesoro–, Postar Intertrade Limited también le pertenece. “Fundada en 2013, Postar tiene un moderno almacén del tamaño de tres campos de fútbol donde los camiones se alinean para la distribución nacional. Hoy, Postar emplea a 3 mil personas y lidera el camino como modelo de éxito en la empresa privada venezolana”. El portal precisa, además, que la compañía se dedica al suministro de materiales de construcción para casas de interés social.

En el sitio web electrónico de Postar Intertrade Limited hay otra versión. “Nos especializamos en comercio de commodities a granel y agregamos valor a través de nuestro portafolio de servicios logísticos y de gestión”. En los datos de contacto apenas hay una referencia a una oficina en Nueva York, un correo electrónico y un teléfono.

Samark López no figura en los papeles de la compañía. Esa quizás sea la razón por la cual Postar Intertrade Limited no cayó en la lista de la OFAC conocida el lunes 13 de febrero. Pero las personas y las direcciones asociadas a Postar Intertrade Limited conducen a quien el Gobierno de Estados Unidos presentó al mundo como testaferro del Vicepresidente de Venezuela y ex Gobernador del estado Aragua.

chevron_leftDesliza la imagen para ver máschevron_right

zoom_inHaz click sobre cada imagen para ampliar

Sin documentos

Postar Intertrade Limited no tiene domicilio en Venezuela, ni está inscrita en el Registro Nacional de Contratistas (RNC), requisito fundamental para pactar negocios con el Gobierno. Para encontrar una sede de Postar Intertrade Limited hay que viajar hasta The Phoenix Center, en la caribeña isla de Barbados. Así se desprende de alguno de los manifiestos de carga de sus despachos a Corpovex.

El lazo con Samark López queda demostrado por varias vías. Esa dirección es la que también usó el empresario para mudar su empresa Yakima Trading Corporation desde Panamá, donde nació en 2002, a Barbados a comienzos de 2016.

Los documentos de carga identifican a Amaury Salazar como responsable de Postar Intertrade Limited. Se trata de Amaury José Salazar Gibory, empleado de Profit Corporation, el pivote empresarial con el que Samark López selló numerosos contratos con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) toda vez que cuando tuvo el control accionario (a partir de 2010) la sumó al “programa de Empresas de Producción Social (EPS)” de la petrolera y sus filiales, ideado por el Gobierno de Hugo Chávez. El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) revela que Amaury Salazar ingresó a Profit Corporation, ahora cuestionada por la OFAC, el 1 de septiembre de 2010.

Amaury Salazar es pariente de Armando José Salazar Gibory, quien durante un tiempo fue socio de Samark López en Profit Corporation y que también labora en la compañía desde el 1 de mayo de 2010. La ficha del Registro Nacional de Contratistas (RNC) indica que Armando Salazar aún funge como “director” de la empresa, ubicada en la exclusiva Torre JWM, en la Urbanización El Rosal, Caracas, donde esta semana la prensa buscó sin suerte respuestas de los responsables de las compañías sancionadas.

“Barbados es lo mejor de dos mundos: es una jurisdicción limpia, seria, no es cara y, por su influencia inglesa permite el tema del Trust, que es una suerte de anonimato legal”

Un dato adicional prueba el vínculo entre Samark López y Postar Intertrade Limited, la vendedora de arbolitos de navidad. La dirección de una compañía que Amaury Salazar posee en Caracas, denominada Distribuidora Amaury e inhabilitada para contratar con el Estado, es la misma que usó la compañía Grupo Sahect, C.A, con la que Samark López se inició en el negocio de los alimentos hace años y que estuvo relacionada con el caso “Pudreval”, en el que se descompusieron miles de toneladas de alimentos importados por el Estado. Hoy Grupo Sahect está entre los activos sospechosos de López para el Departamento del Tesoro estadounidense.

Que el domicilio de Postar Intertrade Limited sea la isla de Barbados no es azaroso. En el organigrama de propiedades que el Departamento del Tesoro atribuye a Samark López hay empresas en Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Islas Vírgenes Británicas y en Reino Unido, pero ninguna en Barbados. “Es una jurisdicción seria, con jurisprudencia predecible, y una estructura legal inspirada en el sistema de derecho consuetudinario inglés”, describe Hernando Díaz-Candia, abogado especialista en arbitraje internacional y protección de inversiones.

Precisamente por esas características la jurisdicción de Barbados brinda numerosas ventajas a empresarios como Samark López. “Barbados es lo mejor de dos mundos: es una jurisdicción limpia, seria, no es cara y, por su influencia inglesa permite el tema del Trust, que es una suerte de anonimato legal”, apunta una fuente que prefiere el anonimato.

“Obviamente está muy bien asesorado”

La isla-Estado tampoco está considerada un “paraíso fiscal” por el Seniat, el organismo tributario venezolano, porque tiene “tratado para evitar la doble tributación en impuesto sobre la renta en Venezuela”, y suscribió un “tratado bilateral de promoción y protección de inversiones”, que permitiría a los inversionistas iniciar arbitrajes contra Venezuela en caso de que el Gobierno incurriera en procesos de expropiaciones “no compensadas”.

“Obviamente está muy bien asesorado”, remata la fuente, a propósito del domicilio de Postar Intertrade Limited y de la mudanza de Panamá a Barbados que Samark López hizo el año pasado con su empresa Yakima Trading Corporation, cuando en el istmo se avecinaba la tormenta de los Panamá Papers, la investigación periodística basada en la filtración de millones de documentos del bufete Mossack Fonseca.

chevron_leftDesliza la imagen para ver máschevron_right

zoom_inHaz click sobre cada imagen para ampliar

“Hoy Barbados es más limpia que Panamá. En Estados Unidos fastidian más a una empresa panameña que a una de Barbados, si quiere abrir cuentas en bancos estadounidenses”, insiste la fuente.

Un empresario, que también quiso reservar su identidad, recuerda que hace años Yakima Trading Corporation sonó en el caso de una importación desde China de leche contaminada, que salpicó de Samark López. Si no está en los papeles de Postar Intertrade Limited podría evitar un episodio de esa naturaleza.

El negocio viene en cajas

El intercambio de Postar Intertrade Limited con Corpovex no queda en los arbolitos de navidad. Casualmente cuando la acusación del Gobierno de Estados Unidos contra Tareck El Aissami y Samark López partió desde Washington, en el puerto de Puerto Cabello se había descargado un buque con toneladas de alimentos. El hilo conductor de ambas historias, ocurridas el 13 de febrero, es Postar Intertrade Limited. Mientras el Departamento del Tesoro norteamericano anunciaba el naufragio de decenas de activos y empresas de Samark López, en aguas venezolanas el empresario comenzaba otro negocio con el Gobierno venezolano.

Si de la por estos días invernal capital estadounidense salió el estruendo, del buque San Antonio, proveniente del puerto mexicano de Veracruz –atracado desde el 10 de febrero en el cálido Puerto Cabello–, bajaron cientos de las ansiadas cajas de alimentos que el Gobierno comercializa mediante los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un plan de emergencia que comenzó a tomar forma desde finales de 2015 para enfrentar el desabastecimiento generalizado de productos básicos.

“Un total de 633 contenedores con kits de alimentos destinados a los CLAP fueron descargados de la embarcación San Antonio, en el muelle 24, en Puerto Cabello”, reseñó el 11 de febrero la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos). Las 11.600 toneladas de cajas fueron despachadas por Postar Intertrade Limited, recibidas por la también estatal Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) –adscrita al despacho del Ministro de Alimentación, el General Rodolfo Marco Torres– y pagadas por Corpovex. Algunas fuentes indican que ese cargamento es “marginal”, si se compara con los volúmenes de alimentos a granel que Samark López y sus empresas también le venden a CASA.

chevron_leftDesliza la imagen para ver máschevron_right

zoom_inHaz click sobre cada imagen para ampliar

Entre el formato de las bolsas de comida y la presentación de las cajas transcurrieron unos meses. En julio de 2016 el entonces Vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad, viajó a Panamá, acompañado por el presidente de Corpovex, Giuseppe Yoffreda, para negociar la compra de productos a empresarios panameños. Fue en esa visita que se definió pasar de las precarias bolsas a la presentación en cajas, a modo de kits o combos que en forma seriada incluyen los mismos productos.

“Postar Intertrade Limited le compra a una empresa mexicana que arma las cajas y Postar Intertrade Limited tiene el contrato con Corpovex para la venta"

Luego de aquel viaje de los funcionarios venezolanos, el Gobierno importó cajas de alimentos para los CLAP desde Panamá, pero las que Postar Intertrade Limited despachó hace pocos días para Coporvex fueron preparadas en México y salieron desde el puerto de Veracruz. “Postar Intertrade Limited le compra a una empresa mexicana que arma las cajas y Postar Intertrade Limited tiene el contrato con Corpovex para la venta”, sostiene una fuente conocedora del negocio.

Para Samark López y Postar Intertrade Limited, el negocio en cajas no es nuevo. En 2015 le vendieron al Gobierno venezolano cientos de kits con piezas para la construcción de casas prefabricadas en el marco de la denominada Misión Vivienda, uno de los planes bandera del gobierno chavista. Registros portuarios de Puerto Cabello muestran que en junio de 2015 Postar Intertrade Limited despachó desde el puerto de Everglades, Miami, alrededor de 200 toneladas de material de “construcción pre-fabricada” para el Servicio Fondo Nacional del Poder Popular (Safonapp), adscrito al Ministerio de las Comunas y Movimientos Sociales. Es posible, admiten las fuentes, que esa carga también haya sido cancelada por Corpovex, al ser la empresa que centraliza las compras públicas con dólares preferenciales.

El de las casas prefabricadas parece el origen de la Postar Interetrade Limited. La página web que Samark López ha usado para promocionarse como filántropo y defenderse de la acusación de la OFAC refiere que “Postar desarrolló un sistema logístico diseñado para brindar acceso a vivienda digna para las personas que viven en la pobreza. Postar adquiere materiales de construcción y los envía a Venezuela en kits de vivienda con alrededor de 160 artículos”. Un plan del Gobierno venezolano a la medida de Samark López y Postar Intertrade Limited.

Un video promocional que circuló por Internet muestra el proceso de ensamblaje de las cajas. Postar Intertrade Limited compró a Home Depot y Graybar la mercancía que luego despachó a Venezuela en cajas para Construpatria, una red estatal para la venta de materiales de construcción dependiente del Ministerio de la Vivienda. “Como el material va a todas partes de Venezuela, nosotros cuidamos distribuir el peso en dos cajas, en la caja A y en la caja B, porque cuando llega a Venezuela, llega a lugares donde no existen montacargas (…) Esto no aplicaría nada más para Venezuela, sino que aplicaría para cualquier país de Latinoamérica”, explica en el video María Eugenia Rodríguez, gerente de proyecto de Postar Intertrade Limited.

Nadie lo defiende

Luego de las acusaciones del Departamento del Tesoro el Gobierno cerró filas con el Vicepresidente Tareck El Aissami. Pero ni El Aissami, ni otro funcionario, ni el Ministerio Público se han pronunciado sobre Samark López y la extensa red de empresas y propiedades que levantó vertiginosamente en medio de un severo control de cambios vigente desde 2003. En todos estos años decenas de compañías nacionales y trasnacionales han cerrado sus puertas arrastradas por la crisis económica que golpea al país desde hace tres años.

Sólo Samark López ha admitido su relación con Tareck El Aissami, quien no debe ser su único conocido en el alto Gobierno. Gracias a Postar Intertrade Limited ha escapado al brazo del Departamento del Tesoro y negociado con Corpovex, CASA o Construpatria, entre otras empresas estatales, pero con sus compañías radicadas en Venezuela y ahora sentenciadas por la OFAC, selló contratos con Pdvsa, Sidor, el Ministerio de Energía Eléctrica durante la crisis eléctrica vivida entre 2008 y 2011, y hasta con el despacho de Comunicación e Información, entre otras altas instancias gubernamentales.

Fueron acuerdos que en pocos años le permitieron levantar un emporio, pero que en cuestión de horas empezó a derrumbarse cuando las autoridades de Estados Unidos comunicaron al mundo su radiografía empresarial. Desde ese instante, a Samark López y su fortuna, parece que sólo le va quedando un rincón del Caribe llamado Barbados.