Envíanos
un dato

El general Vivas contra el olvido

Ángel Vivas Perdomo vivió sitiado en su casa poco más de tres años. Cobró una fama enorme porque resistió armado una orden de captura girada por el propio presidente Nicolás Maduro en febrero de 2014. Con el paso de los meses su caso fue sepultado por la avalancha de noticias que se generan en Venezuela. Dolido, escribió una diatriba contra todos antes de ser capturado por los cuerpos de seguridad del Estado el pasado 7 de abril. Esta es la historia de un hombre que se siente incomprendido.

28 May 2017

El 7 de abril de 2017 el general de brigada Ángel Omar Vivas Perdomo se levantó antes del amanecer. Habían transcurrido 1.138 días desde el 23 de febrero de 2014 cuando pudo salir por última vez de su casa de la urbanización Prados del Este, en Caracas. Tres años, un mes y trece días con la tortura de saber que apenas pusiera un pie en la calle sería apresado por disposición del presidente Nicolás Maduro. Tres años, un mes y trece días haciendo lo mismo de siempre después de mal dormir unas pocas horas en la madrugada, con la certeza de saber que, algún día, sus verdugos le pondrían las esposas.

Vivas salió de su cuarto, caminó hasta la habitación de huéspedes de su enorme vivienda y tomó la Biblia apenas traspasó el quicio de la puerta. Desde la ventana del cuarto se observa un patio intrincado y boscoso, donde el general pasó la mayor parte de su obligado encierro atendiendo un pequeño huerto con frutas y verduras, y un pedazo de cielo. A esa hora aún no clareaba. El general corrió la cortina y repitió la rutina que bien conoce su esposa Estrella Vitora: abrir la Biblia, leer sus páginas y encontrar en sus pasajes explicaciones a la condena que supone vivir sitiado sin creer que se ha cometido un delito. “Aquella mañana mi esposo me dijo que le había pedido a Dios que cesara la injusticia de vivir acosados. Él ya estaba cansado de esta situación”, recuerda Vitora muchos días después de que a su esposo se lo llevaran detenido.

Estas líneas son parte de una historia que puedes leer completa con un plan de suscripción

Registrarse