Envíanos
un dato

La puerta giratoria de los militares es de cemento

En la Revolución Bolivariana de Venezuela, con un fuerte componente castrense, los oficiales militares pueden figurar, aún contraviniendo la ley, en simultáneo o progresivamente, como líderes de tropas, gerentes gubernamentales y hasta contratistas del Estado. Uno de cada tres de los 785 militares activos en su momento que, como privados, contrataron con la administración pública durante los últimos diez años, lo hicieron desde empresas que tienen por objeto social el área de la construcción. Un caso destaca: el general de división Frank Herbert Lynch Dávila. La compañía familiar de la que forma parte ha recibido por años contratos para la realización de obras mientras el oficial escalaba posiciones hasta quedar a cargo del suministro del cemento en todo el país.

09 July 2017

Si algo ha caracterizado a la autodenominada Revolución Bolivariana, iniciada por el presidente Hugo Chávez y mantenida por su sucesor, Nicolás Maduro, es la participación activa de militares tanto en responsabilidades políticas como en áreas tecno-productivas. No es un secreto que oficiales de las cuatro fuerzas representan un tercio del tren ejecutivo y que, en los últimos años, han tenido carta libre para contratos de compra y venta de alimentos, importaciones a dólar preferencial y hasta el manejo de la seguridad social. A donde se mire, en el gobierno actual, hay alguien que lleva un uniforme de faena verde oliva.

Con todo, sorprende comprobar que en los últimos diez años, al menos 785 oficiales han sido contratistas del Estado. Es la cifra que surge al cruce de la lista de empresas incluidas en el Registro Nacional de Contratistas –una base de datos que ha sido descargada y procesada para esta serie de reportajes que inicia hoy– con el listado de ascensos militares dentro de la administración pública proporcionado por Vendata, derivado de 2.763 ediciones de la Gaceta Oficial publicadas durante ese período.

Estas líneas son parte de una historia que puedes leer completa con un plan de suscripción

Registrarse