Envíanos
un dato

Las letras pequeñas de las elecciones constituyentes

Este domingo 30 de julio se realizarán en Venezuela las elecciones para escoger a 537 diputados -solo faltarían ocho representantes aborígenes- que participarán en la Asamblea Nacional Constituyente que el Gobierno de Nicolás Maduro se empeña en llevar a cabo. El propio presidente las califica como “las más democráticas del mundo”. Sin embargo, la siguiente mirada a una muestra de los sectores votantes permite detectar entre líneas las anomalías de un proceso para nada regular, abierto o competitivo. Por el contrario, su diseño y ejecución han sido concebidos para pasar por alto la impopularidad del Gobierno y arrimar cada votante a la cuenta del oficialismo.

27 July 2017

“Con la bendición del Dios todopoderoso e inspirado en la maravillosa herencia histórica de nuestros antepasados aborígenes, héroes y heroínas independentistas, en cuya cúspide está el padre de la patria, El Libertador Simón Bolívar, y con la finalidad primordial de garantizar la paz del país...”; así comenzaba el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el 23 de mayo de 2017, la lectura al decreto con que fijaba las llamadas bases comiciales para la elección de 545 constituyentes el próximo 30 de julio.

Desde el palacio de Miraflores -sede de la presidencia de la República, en el centro de Caracas-, ante una concentración oficialista de simpatizantes “por la paz”, acompañado por figuras visibles de su Gobierno y jerarcas del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Maduro enumeró las condiciones con las que se escogerían los diputados a la Asamblea Nacional, de la que la oposición teme sea un estratagema sectario para postergar la crisis de gobernabilidad que enfrenta el régimen, aniquilar las instituciones que hoy le son adversas -como la Asamblea Nacional y la Fiscalía- y, en definitiva, crear un marco normativo más favorable para la instauración de un Estado totalitario.

Estas líneas son parte de una historia que puedes leer completa con un plan de suscripción

Registrarse