Ronald Pantin

Roland Pantin

Ronald Pantin Carvallo es un venezolano, nacido en 1949, con un vasto historial en la industria petrolera y de gas, tanto en su país natal como en Colombia. Sus estudios en Ciencias en Ingeniería de Petróleos y Ciencia de Gestión, además del máster en ingeniería industrial que obtuvo en Stanford, le abrieron en 1977 una larga carrera en PDVSA, petrolera estatal venezolana que recién había sido fundada un año atrás.

Comenzó su carrera en la petrolera en Maraven, una filial de PDVSA, en cargos como gerente de Exploración y Producción, gerente de Ingeniería de Petróleos e incluso tesorero. Poco a poco ascendió hasta que en 1998 llegó a ser presidente de servicios de PDVSA. Por esos años, el precio del petróleo bajó notablemente. El gobierno de Rafael Caldera puso en marcha un programa de apertura petrolera, que consistía en abrir las puertas a compañías extranjeras para que invirtieran en Venezuela. Pantin fue uno de sus impulsores.

No se sabe con claridad el momento en el que dejó la petrolera venezolana: los medios reseñaron que había salido de PDVSA en 2003, después del paro general de ese país al que se sumó una gran parte de los trabajadores de la petrolera estatal. Tampoco está claro si Pantin dejó la compañía antes de la huelga o como consecuencia de ella. Un artículo del portal colombiano KienyKe.com afirma que estuvo entre las 22.000 personas que salieron despedidas o que renunciaron tras el paro, y que luego trabajó unos meses como presidente de Enron Venezuela, sucursal de la empresa estadounidense Enron Corp.

Dos artículos, uno publicado en la Revista Semana y otro en el portal económico Bloomberg, coinciden en que la salida de Pantin ocurrió en el año 2000, y que luego trabajó en Enron Venezuela hasta 2001, año en que quebró la empresa estadounidense. En otros registros periodísticos figura como presidente en VENGAS S.A., una empresa de distribución de gas doméstico en el año 2000.

En 2003 llegó a Colombia, aprovechando la flexibilización en los requisitos ambientales y las rebajas en impuestos para las empresas petroleras.

Ronald Pantin fue el puente entre Petro Rubiales y Pacific Stratus, que fusionadas dieron nacimiento a Pacific Rubiales en 2008. Cuatro meses antes de la fusión, asumió como representante legal de la sucursal en Colombia de Petro Rubiales, a la vez que hacía parte de la junta directiva de Pacific Stratus.

El rol de Pantin en Pacific Rubiales fue casi siempre el de aparecer como presidente y poner la cara. Fue director ejecutivo de la compañía desde su creación y asumió como presidente en 2015, luego de la salida de José Francisco Arata. Según la investigación de las ONG Indepaz y SOMO titualro “Petróleo: Acumulación de agua y tierras en la Altillanura”, entre 2006 y 2014, se constituyeron cerca de 30 empresas asociadas con las actividades de Pacific, en las que Pantin aparece como el director o presidente.

La fórmula dio resultados. Mientras ocupaba el cargo de director ejecutivo en Pacific, Pantin llegó a estar en 2012 entre los 20 ejecutivos mejores pagados de Canadá --país en el que estaban registradas la compañía y varias de sus filiales--, con un salario base de 580.200 dólares al año, sin contar con los ingresos que obtenía por derechos de emisión de acciones y bonos. En total ganaba 11.1 millones de dólares al año. Así lo confirmó el análisis del caso de Pacific Rubiales, liderado por Uniciencia, corporación universitaria de ciencia y desarrollo de Bucaramanga.

Luego vendría el declive de la empresa. En 2015, cuando Pacific empezó a buscar alternativas financieras que la sacaran de la crisis, se especuló que Pantin continuaría en la presidencia de la petrolera. Ya en 2016, cuando se hizo público el acuerdo de venta de la empresa al fondo Catalyst, fue evidente que no sería así. Si Pantin sigue involucrado con las actividades de Pacific es incierto. Su nombre ya no aparece en la junta directiva, pero la compañía no ha entregado información sobre si aún permanece en otro cargo o si continúa como accionista.

Lo que sí es un hecho comprobado es que la Fiscalía colombiana abrió una investigación a Pantin, en mayo de 2017, por estafa agravada, junto con su socio Serafino Iácono y un exministro de minas colombiano y exdirectivo de Pacific, Hernán Martínez. Quien los demandó, José Manuel Arriandiaga, el representante legal de la empresa Trabajos Industriales y Mecánicos (Trimeca), argumenta que los demandados lo incitaron a participar con dinero en un proyecto que, asegura, ellos sabían destinado al fracaso pero necesitaban el capital: la Sociedad Portuaria terminal de Las Flores, un puerto privado de servicio público que manejaría carbón y carga ordinaria.

Según la cadena radial colombiana Blu Radio, en un artículo del 12 de mayo de 2017, la fiscalía colombiana estaría próxima a citar a Pantin y a los dos demandados.