Germán Efromovich

German Efromovich

Empresario nacido en La Paz, Bolivia, el 28 de marzo de 1950, tiene además las nacionalidades brasileña y colombiana. Es graduado de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Brasil, FEI, de São Paulo.

Comenzó su carrera profesional y empresarial en Brasil en 1976, como empleado del Grupo SGS, una empresa dedicada a la asesoría en inversiones económicas.

Es presidente del Synergy Group, empresa que fundó junto con su hermano José Efromovich en 1975, y que a partir del 2000 se convirtió en el holding principal que controla sus otras empresas. Es además propietario de Avianca y miembro de la junta directiva de la aerolínea desde que la adquirió en 2004.

Efromovich es la pieza clave que posibilitó el ingreso de capital extranjero a Colombia para la exploración y explotación de los campos petroleros Rubiales, Piriri y Quifa.

En la década de los noventa ingresó al negocio de los hidrocarburos con el apoyo financiero del grupo norteamericano Elliot Managemement. En 2003, asociado a este grupo inversor, y junto con el conglomerado corporativo Synergy Group Corp, Efromovich compró los derechos de explotación del campo Rubiales. Su adquisición coincidió con llegada de Álvaro Uribe Vélez a la presidencia de Colombia, y las políticas económicas y de seguridad que su gobierno facilitaban a la inversión extranjera y al negocio de los hidrocarburos.

Efromovich hizo esa compra a través de la creación de Meta Petroleum Limited y su fusión con Coplex Colombia Limited, Turnsector Ltd. y Tethys Petroleum Company Ltd, empresas que ya en ese momento explotaban los pozos de Rubiales.

Además de los hidrocarburos y la aviación, Germán Efromovich también ha hecho negocios en cadenas hoteleras. Es uno de los empresarios más mediáticos del país. El expresidente Álvaro Uribe le concedió la nacionalidad colombiana.

Tanto Uribe como Juan Manuel Santos, el actual mandatario de Colombia, han alabado el rol de Efromovich en la economía nacional. “Usted es un ejemplo de confianza en Colombia, de promoción, de inversión en Colombia (…) los colombianos lo admiramos, lo apreciamos, lo valoramos, lo ponemos como un ejemplo permanente de aquellos hermanos que debemos ganar en la comunidad internacional. Muchas gracias, doctor Efromovich”, afirmó Uribe Vélez en un evento de la Presidencia de la República. “Qué bueno venir uno aquí a felicitar a una persona que está haciendo patria, que está haciendo país, que vino y creyó en Colombia. Creyó en Colombia, como él bien lo dice, hace trece años. Se metió en Avianca y la transformó. Aquí está su presidente y a quien saludamos muy cordialmente. Y siguió creyendo en Colombia, se metió en Pacific Rubiales, se metió en la construcción de los hoteles”, dijo Santos, durante un discurso de inauguración del Hotel Movich Buró 26, propiedad de Efromovich.

A finales de 2007, Germán Efromovich vendió Meta Petroleum a Petro Rubiales. Al momento de la operación, el empresario quedó con participación dentro la junta directiva de la empresa compradora.

Los negocios de Efromovich no han estados exentos de polémicas. El empresario ha adquirido decenas de miles de hectáreas en varias zonas de Colombia para cultivar palma aceitera, específicamente en regiones muy afectadas por el conflicto armado. En el departamento del Cesar, en el Caribe colombiano, adquirió la hacienda Bellacruz, cuyas tierras son reclamadas por campesinos desplazados del paramilitarismo. Según el portal VerdadAbierta.com, tribunales y varios entes administrativos de control de Colombia han abierto investigaciones para determinar si la tierra del empresario pertenecía a los campesinos o si eran baldíos del Estado indebidamente comercializados. Finalmente en 2016, la Corte Constitucional le pidió al ejecutivo colombiano diligencias para restituir al menos 1.200 de esas hectáreas a los campesinos reclamantes. Hasta el momento no se ha cumplido ese dictamen.

Otro negocio controvertido de Efromovich se hizo público a principios de 2017. El fiscal argentino Jorde Di Lello pidió investigar al empresario y a la familia de Mauricio Macri, actual presidente de ese país, por una supuesta simulación de la venta de la aerolínea Mac Air a Avianca. Esto debido a la sospecha de que Mac Air sigue en manos de los Macri, y que la simulación se hizo por estrategias comerciales y de rutas aéreas entre las dos empresas. Según el portal especializado en periodismo económico Portafolio, la acción penal que lidera Di Lello es por asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias.